El secretario general para el Reto Demográfico urge “un cambio” en la Junta para revertir la despoblación

El secretario general para el Reto Demográfico, Francesc Boya (segundo por la izquierda), visitó este miércoles Cistierna y Riaño. // Campillo / ICAL

Miriam Badiola / ICAL

El secretario general para el Reto Demográfico, Francesc Boya, depositó este miércoles su esperanza en que “un cambio en el Gobierno de la Junta de Castilla y León” se sume “de manera decidida a las políticas públicas” que impulsa el Gobierno central y permita “abordar cuestiones relacionadas con los servicios públicos”, al ser el Gobierno autonómico quien tiene las competencias en este ámbito.

Así lo apuntó Boya durante su visita la localidad leonesa de Cistierna, donde mantuvo un encuentro con alcaldes, presidentes de las juntas vecinales responsables de distintas asociaciones para “tener un panorama de la realidad del territorio”, a la que se refirió como “muy dura” por “los problemas acumulados debido al tema demográfico”.

Una realidad frente a la que “por primera vez la demografía y la cohesión territorial están en el corazón de las políticas públicas del Gobierno de España” que, según recordó el secretario general, está construyendo política pública hacer frente a los problemas de despoblación.

Se trata, dijo, de una política “a largo alcance” que “llegará como una mancha de aceite a todos los territorios” y que se concreta con un plan de 130 medidas que aprovecha el Pan de Recuperación y que tendrá un impacto de más de 10.000 millones euros, 3.000 ya ejecutados, y 4.200 para este año que afectarán a cuestiones “clave” como conectividad, generación de oportunidades ámbito del turismo, mejora del entorno y servicios sociales.

Entre ellas, se pondrán en marcha “cuestiones palmarias y evidentes” de las que “ya se puede hablar con rotundidad” como es el Plan Único de Conexión en Zonas Rurales, que “será realidad antes de lo planificado”, de manera que “el 95 por ciento de las familias van a tener acceso a la banda ancha en el año 2023”.

Gracias a este plan de 130 medidas, también se pondrán en marcha “por primera vez”, convocatorias específicas para municipios de menos 5.000 habitantes en el ámbito de la energía y la mejora de la eficiencia“, así como ”planes para la sostenibilidad turística que destinarán a los municipios rurales la mitad de los 620 millones destinados a esta área“.

“El contexto general y efecto del cambio demográfico no sucede de un día para otro tras más de 40 años perdiendo población, pero poner herramientas a disposición del territorio permitirá 'inflexionar' una realidad que ya ha cambiado este año, haciendo que ayuntamientos pequeños ya estén ganando población”, concluyó Boya, al tiempo que resaltó que “el Gobierno de España construye una política pública para hacer frente a las desigualdades y desequilibrios territoriales, que son muchos”.

Por su parte, el secretario general del PSL-PSOE, Javier Alfonso Cendón, detalló que Castilla y León ha perdido más de 200.000 habitantes desde 1987, 60.000 de ellos en la provincia de León“, ante lo que denunció que ”no es de recibo que el Gobierno autonómico no haya puesto en marcha una estrategia para hacer frente al reto demográfico, mientras que alcaldes como Nicanor Sen o el presidente de la Diputación, Eduardo Morán, sí que lo tienen“. Por esta razón, Cendón aseguró que se necesita ”un cambio de Gobierno“ para que este ”esté preocupado por las personas y por los servicios“.

Finalmente, el presidente de la institución provincial, Eduardo Morán, hizo un llamamiento a “no tener en cuenta los programas electorales del PP”, al ser “los mismo que presentó Aznar, Lucas o Herrera” en una convocatoria de elecciones que “demuestra la mala práctica del partido en Castilla y León”, donde “tristemente” sigue creciendo el paro, decrecen las personas con trabajo y “cada vez más se acrecientan las diferencias entre los ciudadanos de las ciudades y los del medio rural”.

Etiquetas
stats