San Andrés del Rabanedo entra en la senda de la “viabilidad” al lograr superávit presupuestario

Santiago Blanco, concejal de Hacienda del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo

San Andrés del Rabanedo es “viable” si no se sale de la senda marcada por el Plan de Ajuste aprobado en el año 2012 para enderezar la millonaria deuda municipal que arrastra el tercer municipio de la provincia de León. Así lo ha asegurado hoy el concejal de Hacienda, Santiago Blanco, en una rueda de prensa para comentar la actualidad económica del consistorio, en la que ha pedido también la colaboración de todos los grupos municipales para sacar al municipio del pozo donde se encuentra.

El concejal responsable de las cuentas ha explicado que el proyecto de presupuestos de 2018 contará con unos ingresos de 21 millones de euros y unos gastos de 18,9 millones, lo que generará un superávit necesario para poder afrontar sus pagos y dejar de endeudarse. Ha explicado que el ejercicio 2017 el municipio ha logrado ingresar más de lo que ha gastado, con un superávit de cerca de 200.000 euros, lo que le sitúa en una posición de abandonar el bloqueo económico.

Las nuevas cuentas municipales serán entregadas en esta jornada a los partidos de la oposición para su valoración ya que el equipo municipal de PSOE-PAL necesita apoyo o abstención de otros grupos para sacarlas adelante. Con estos nuevos presupuestos, enviados al Ministerio de Hacienda para que den el preceptivo visto bueno, los responsables municipales confían en sacar al consistorio de los considerados como 'no viables' por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

Uno de los puntos que ha destacado el concejal es el aumento de la inversión hasta rondar el millón de euros en las nuevas cuentas, frente a las pequeñas cantidades consignadas en las cuentas de 2016 y 2017.

El equipo de gobierno negocia también con los grupos de la oposición actualizar las tarifas de los dos servicios más deficitarios con que cuenta, el centro de día y la escuela infantil, que tienen un coste anual de 600.000 y 500.000 euros. Señalan que en el primer caso está muy avanzada una revisión de las tarifas para que se adecuen a los ingresos de los usuarios y sean progresivas y rebajen sustancialmente el déficit que tienen. En el segundo caso estudian varias opciones a la vez que reclaman que asuma el coste quien tiene las competencias, que es la Junta de Castilla y León.

Deuda

San Andrés del Rabanedo empezará a pagar en el año 2021 el capital de los créditos ICO para pagar deuda comercial que asumió con el Estado vía la banca comercial en el Plan de Ajuste aprobado en el año 2012. A finales del 2017 la deuda municipal rondaba los 60 millones de euros, pero el responsable de Hacienda asegura que todas las 'facturas en los cajones' quedarán abonadas en el año 2019 y que las facturas del 2017 han sido todas abonadas en el primer mes de este año. Con ello esperan que la cifra del Periodo Medio de Pago a proveedores, uno de los criterios de sostenibilidad marcados por Hacienda, mejore notablemente sus cifras.

Santiago Blanco ha pedido al resto de grupos que tengan responsabilidad para dotar de estabilidad las cuentas municipales y que se pueda afrontar con garantías los pagos desde el 2021 al 2032. En el último trimestre del 2021 el pago estimado será de 2,1 millones de euros y a partir del 2022 la cifra se elevará hasta los 4 millones de euros anuales.

“No” a una fusión con León

Preguntado el concejal si una solución a la situación del consistorio sería una fusión con el Ayuntamiento de León su respuesta ha sido un taxativo “no”. Blanco ha defendido que el consistorio “es viable si cumplimos” del consistorio si sigue la senda fiscal emprendida esta legislatura y considera que es un municipio con “autonomía propia” por lo que “no vemos posible la fusión”.

Etiquetas
stats