La asociación de la antigua noria de Torneros gana el pulso judicial con un vecino que cegó el pozo

pozo toldanos denuncia vecinos noria riego

ileon.com

Definitivamente, la Sociedad de la Noria del Cubillo, que gestionaba un histórico pozo construido por el pueblo y los regantes de Torneros del Bernesga en 1944, ha ganado el pulso judicial que mantenía con un vecino que durante décadas ha ido poniendo trabas a su uso público, aduciendo que el polémico pozo era suyo, motivo por el que acabó cegándolo.

Una sentencia del Juzgado de Instrucción número 2 de León, notificada el pasado 30 de octubre, otorga parcialmente la razón a la Sociedad demandante, declarando la “existencia de una servidumbre de extracción de agua del pozo de la finca del demandado” y de paso “condenando al demandado a restituir el pozo sacando la grava y tierra vertida, y respetando este derecho”. Con esta decisión, los representantes de los derechos comunes de la sociedad se da por satisfecha, después de años de litigios y tensiones.

La resolución judicial, que sin embargo aún admite recurso de apelación y podría eternizar aún más el conflicto generado en Torneros, no establece ninguna condena expresa para hacer frente al pago de las costas judiciales.

El pozo de la discordia fue construido en 1944 por los vecinos de la localidad para dar riego a las fincas de todos los regantes, aunque la sociedad data de 1910 y fue contituida por vecinos del pueblo de Torneros del Bernesga. El sistema de extracción de agua se realizó originariamente con una noria, algo propio de la época, y en 1956 comenzó a utilizarse bombas de riego acopladas a motores de explosión, por lo que la maquinaria de la noria quedó en desuso pero permanece en el mismo lugar.

Los problemas vinieron cuando en 1974 el padre del vecino demandado ahora compró una finca colindante y levantó una vivienda, poniendo desde entonces todo tipo de impedimentos a los regantes. Poco después se le autorizó a poner una tapa en el pozo, “alegando que su hijo podría caerse”, pero estaba obligado a dejar una trampilla para poder seguir regando, recuerdan fuentes de la Sociedad. Sin embargo, en 2012 el vecino cegó el pozo, como ahora admite la sentencia. Y para elevar más el problema, en la actualidad se ha cerrado completamente el recinto donde se ubicaba el pozo.

Etiquetas
stats