El PSOE de Laciana denuncia la concesión de la Junta del cribado de antígenos a “una empresa amiga”

Entrada al Centro de Salud de Villablino. // Luis Álvarez

Luis Álvarez

El PSOE de Laciana se muestra muy activo y agresivo en los últimos tiempos, especialmente con el tema sanitario en la comarca, y en su precipitación por criticar a los responsables del Área de Salud del Bierzo, de la que depende Villablino, no se ajustan por completo a la realidad tras haberse hecho eco de las quejas públicas de los médicos destinados a Laciana.

Comienzan su comunicado calificando de “lamentable” el comunicado de la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo (Gasbi) explicando la situación del personal médico, la atención a los ciudadanos y las medidas previstas para mejorar la situación actual, con nuevas incorporaciones. Y acusan a la gerencia de “demonizar a Laciana, diciendo que los médicos no quieren venir”.

En primer lugar, no fue un comunicado de Gasbi el que se recogió en un artículo publicado ileon.com el pasado día uno del presente mes, sino la respuesta a varias preguntas planteadas por este medio a los responsables sanitarios del área. En las que primero hacían una valoración real de la situación del personal disponible y de cómo tienen previsto dotar las tres plazas vacantes.

En ningún momento aseguraron que los médicos no quieren venir a Laciana, solo explican que dos de las vacantes son de dos doctores que una vez cubierto su tiempo legal de permanencia para poder solicitar la excedencia e irse, así lo hicieron porque les ampara la ley, la otra es de una baja de larga duración.

El último párrafo del mencionado artículo del 1 de enero es una afirmación y explicación del firmante del texto, referida al escaso atractivo de las plazas públicas del medio rural para funcionarios estatales y autonómicos. Es de todos conocido, que no solo en la medicina, lo mismo ocurre con la educación, la justicia o cualquier otro tipo servicio público. Hay funcionarios que se adaptan a vivir en el mundo rural y los hay que buscan mejores condiciones laborales, económicas, sociales o familiares. Y por eso no son criticables, pues no hacen más que ejercer sus derechos, tanto el constitucional como el legal.

Unos hechos conocidos por todos los grupos políticos y que no se atreven a afrontarlas con medidas concretas, como se sugería en el texto con mejoras económicas, fiscales, sociales o de modificación de las condiciones de las adjudicaciones públicas (con la obligatoriedad de más años de permanencia en la plaza, por ejemplo).

Las críticas de los socialistas

La ejecutiva local de Laciana crítica la “falta de voluntad política de la Junta, para mejorar la sanidad en Laciana”. Mencionando como argumentos para su crítica el cierre de los consultorios de Villager, Palacios del Sil y los dos Caboalles; así como la adjudicación a una empresa privada de los test de antígenos, “a una empresa amiga, que hasta el día 10 no llegará”.

También inciden en la situación de las urgencias, que según sus afirmaciones recogiendo denuncias sindicales “están atendidas por un médico y una enfermera para consultas y domicilios”, lo que a su entender “es imposible de atender a ambos sitios, poniendo en peligro a personas con posibles urgencias”.

Recalcan que no es la Junta la que paga las horas extras de los médicos “somo los ciudadanos los que pagamos con nuestros impuestos”. Y exigen la inmediata dotación de profesionales médicos a la zona de Villablino “porque tenemos el mismo derecho constitucional que todos los españoles a la sanidad pública”.

Etiquetas
stats