A la vuelta de vacaciones es necesario comprobar nuestras cuentas y tarjetas de crédito

Foto: http://www.flickr.com/photos/mecklenburg/

Prensa Ausbanc

Durante las vacaciones, no sólo nos relajamos del trabajo diario y nuestra rutina diaria sino que además nuestros hábitos como los de comprobar los movimientos de nuestras cuentas bancarias o de las tarjetas de crédito, que normalmente llevamos a cabo, también los damos de lado. Por eso, cuando volvemos de nuestras merecidas vacaciones, no sólo debemos comprobar que nuestra vivienda esté en orden, que no ha habido cortes de luz inoportunos que nos hayan descongelado el frigorífico ni que el vecino de arriba se haya dejado el grifo abierto y tengamos inundado el comedor.

Cuando volvemos a nuestro día a día, debemos también de comprobar el estado de nuestras cuentas bancarias y tarjetas de crédito y no solo para comprobar si nos hemos gastado todo el dinero, sino para comprobar si ha ocurrido algo raro, algo no autorizado por nosotros.

En vacaciones, normalmente hacemos un mayor uso de las tarjetas de crédito y débito y ello nos puede ocasionar algún dolor de cabeza, por lo que, además de las medidas de seguridad y precauciones que hemos tenido que aplicar durante nuestras vacaciones cuando usamos estos medios de pago, a la vuelta debemos de comprobar que todo está en orden.

Tarjetas de débito

Los movimientos que hayamos hecho con nuestra tarjeta de débito se deberán reflejar automáticamente en nuestra cuenta corriente o de ahorro vinculada. Por ello, deberemos acudir a esta cuenta para comprobar que los movimientos de nuestra tarjeta son los correctos y no hay nada “raro”.

Tarjetas de crédito

Independientemente de la modalidad de pago que tengamos establecida en nuestra tarjeta de crédito, mensualmente se genera un listado de todos y cada uno de los movimientos que llevemos a cabo con nuestra tarjeta, como compras en comercio, disposiciones de efectivo, compras por internet o cualquier otro. Debemos comprobar dicho listado, periódicamente, para verificar que los movimientos que ahí aparecen son los realizados por el titular de la tarjeta.

Cuentas corrientes/ahorro

Al igual que en las tarjetas de débito, debemos comprobar que todos los movimientos que se reflejan en nuestro extracto son correctos. Hay que tener especial atención a las domiciliaciones que llegan a nuestra cuenta ya que son en estas fechas cuando llegan adeudos no autorizados o incluso dados de baja con anterioridad y que ponen, de nuevo, en circulación para intentar colárnoslo.

Ante cualquier duda, ante un movimiento o adeudo desconocido, debemos acudir inmediatamente a nuestra entidad para aclarar el origen y la justificación del mismo.

Recomendaciones generales:

Guardar los justificantes de todas las operaciones que llevemos a cabo con nuestras tarjetas de crédito o débito ya que nos permitirá comprobar de una forma más rápida y exacta los movimientos correctos.

  • Si aparece algún movimiento desconocido, dudoso o extraño, debemos consultarlo inmediatamente con nuestra entidad.
  • Si el movimiento sospechoso corresponde a una tarjeta de crédito o debito debemos solicitar por escrito justificante de dicho movimiento como pueden ser las boletas firmadas por el titular. Si no hay justificación suficiente, debemos solicitar la anulación o devolución del importe incorrecto por escrito.
  • Si el movimiento sospechoso corresponde a un adeudo en cuenta corriente o ahorro y no nos han dado una explicación satisfactoria, debemos solicitar la devolución inmediata del recibo y su abono en la cuenta. Si dicho abono no se hace de forma inmediata, es importante y necesario dejar constancia, por escrito, de nuestro deseo de devolver dicho importe.
  • No debemos olvidar que la seguridad de un medio de pago como una tarjeta, o de una cuenta corriente, depende en todo caso de la entidad de bancaria, y por tanto, los perjuicios que se generen por movimientos injustificados y no autorizados por el titular deben ser asumidos por la propia entidad.
  • En el caso de que no se atiendan alguna de nuestras peticiones, debemos solicitar el asesoramiento de profesionales como los que forman parte del equipo jurídico de Ausbanc.
Etiquetas
stats