UGT y CCOO denuncian una pérdida de más de 700 euros anuales de poder adquisitivo de los trabajadores leoneses entre 2010 y 2013

Carlos S. Campillo / ICAL Los secretarios generales de UGT y CCOO, Manuel Mayo (D) e Ignacio Fernández, respectivamente, informan sobre las dos próximas movilizaciones convocadas por ambas organizaciones sindicales.

S.Gallo/ Ical

Los secretarios generales de UGT y CCOO en León, Manuel Mayo e Ignacio Fernández respectivamente, denunciaron hoy la situación salarial en la que se encuentran los trabajadores de la provincia de León, la única provincia española que registró el año pasado un balance negativo del 3,3 por ciento en el incremento de los sueldos, algo que atribuyeron a la falta de negociación de los convenios colectivos, entre otros aspectos. Fernández insistió en que la provincia de León fue “la única que perdió poder adquisitivo en 2014, mientras que se calcula que entre 2010 y 2013 cualquier asalariado ha perdido 776 euros anuales.

Son precisamente estos dos aspectos, la reducción salarial y la falta de negociación de los convenios colectivos, lo que han llevado a los sindicatos a convocar nuevas movilizaciones, al entender que son motivos “serios y suficientes” para salir a la calle nuevamente. Fernández lamentó que sea el momento de volver “a la caverna” para “defender lo obvio”, que son los convenios y los salarios, algo que está previsto que se reclame en una manifestación anunciada para el 1 de marzo.

En lo que a los convenios se refiere, los representantes sindicales hicieron un balance “muy negativo” en la provincia, por el “abandono de las organizaciones empresariales” que ha dado lugar a una situación “lamentable”, con medio centenar de convenios “en el limbo de los justos”, tan sólo un convenio firmado en el último año y medio y dos convenios en proceso de negociación, el de metal y limpieza de interiores.

En cuanto a salarios, se están registrando situaciones “abusivas e irregulares”, lo que lleva a pensar que “alguna peculiaridad hay” en el caso de la provincia de León y “algo tendrá que decir” la patronal. Y es que las empresas trasnacionales empiezan a atisbar una recuperación porque “para eso se ha hecho la legislación” pero “los que juegan en Segunda B, que son la mayoría de empresas leonesas, les va fatal y consecuentemente a los trabajadores”, lamentó Fernández.

Los responsables sindicales denunciaron también la pérdida de las libertades públicas y el derecho de huelga que están sufriendo los ciudadanos, y consideraron que es momento de “empezar a recuperar los derechos perdidos”. Por ello, el próximo miércoles a las 12 horas frente a la Subdelegación del Gobierno se ha convocado una concentración porque “los derechos se ven recortados y nos ponen en jaque a todos los trabajadores”, aludió Mayo.

El secretario general de UGT en León estimó que se está sufriendo un “endurecimiento” de la Reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana y la Reforma del Código Penal con el establecimiento de sanciones “exacerbadas” con el fin de “acallar” a los trabajadores para que estos no puedan manifestarse. De hecho, recordó que hay 300 sindicalistas criminalizados por defender a los trabajadores y puso los ejemplos de las empresas Arcelor, para la que se piden hasta 21 años de prisión, y para los responsables sindicales de Airbur, para quienes expiden condenas que suman hasta 64 años de prisión, que entienden que son “desproporcionadas”. Ante esto, Mayo concluyó que “es la hora de los trabajadores y de las movilizaciones” porque “no vamos a renunciar a nuestros derechos”, finalizó.

Etiquetas
stats