León no podrá solicitar el nuevo aplazamiento de las liquidaciones negativas de 2008 y 2009

Ayuntamiento de León Portada

Ical

Un 53,8 por ciento de los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes de la Comunidad ha decidido aplazar el pago de la liquidación negativa de los ingresos del Estado de 2008 y 2009 acogiéndose a la medida aprobada recientemente en Consejo de Ministros, que permite devolver en 20 años las cantidades pendientes. La ampliación vendría a sumar diez años más al plazo hasta ahora previsto para completar la devolución de los importes aún no reintegrados y, de esta forma, contar con una mayor liquidez y poder destinarla a inversiones.

De la medida gubernamental podrán beneficiarse las entidades locales que lo soliciten antes del 30 de noviembre y hayan cumplido los objetivos de deuda y de estabilidad de 2013, prevean hacerlo otra vez en 2014 y no tarden en pagar a sus proveedores 30 días más del plazo máximo. La mayoría de los consistorios con mayor población de la Comunidad cumple requisitos de morosidad y la Ley de Estabilidad Presupuestaria, pero algunos reintegrarán el dinero en el plazo anterior de diez años y prefieren no utilizar el nuevo hasta 20.

Entre los ayuntamientos consultados -solo Aranda de Duero y Miranda de Ebro no facilitaron datos económicos ni su decisión al respecto- los de Valladolid, Burgos, Ponferrada, Ávila, Palencia, Salamanca y Soria cumplen los requisitos exigidos y solicitarán el aplazamiento del pago. Por su parte, entre quienes también cumplen pero han decidido reintegrar al Estado las cantidades pendientes en el plazo anterior de diez años y no utilizarán el nuevo plazo están los municipios vallisoletanos de Laguna de Duero y Medina del Campo, Segovia y Zamora. Finalmente, León y la localidad situada en su alfoz, San Andrés del Rabanedo no podrán acogerse a este aplazamiento.

Cumplen y aplazan el pago

El Ayuntamiento de Valladolid solicitará a la Administración del Estado la ampliación del plazo de pago y cuando concluya 2014 faltarán por reintegrar 20.063.775 euros, siendo 4.148.567 de ellos del ejercicio de 2008, mientras que de 2009 quedan pendientes 15.915.207 euros. El Consistorio ve varios beneficios al aplazar la devolución de cantidades sin intereses, ya que le permitirá “obtener liquidez al aumentar los ingresos estatales y así poder realizar inversiones y gasto social”.

El Ayuntamiento de Burgos está en el mismo caso y desde la Concejalía de Hacienda se estima que al plazo de 84 meses actuales que quedan se sumarán 120 meses más, lo que supone “un avance para los tiempos económicos que corren”. De la liquidación de 2008, están pendientes 1.856.458 euros, mientras que de 2009 hay que abonar 7.948.456 euros, y en total son 11,3 millones, por lo que poder hacer frente a la devolución en 20 años más “es un alivio para las arcas municipales”.

Desde el Ayuntamiento de Salamanca se afirmó que cumple con los requisitos de deuda y estabilidad de 2013 y 2014, así como el de pago a proveedores para pedir el aplazamiento para la devolución de las liquidaciones negativas y, por lo tanto, lo solicitarán. En concreto, detallaron que a 31 de diciembre de 2014, del ejercicio de 2008 se adeudan 1.912.264 euros, mientras que la cuantía de 2009 asciende a 7.661.785 euros, lo que suma en conjunto 9.583.049 euros.

Igualmente, el Ayuntamiento de Ávila tiene intención de solicitar el aplazamiento para devolver al Estado 2.433.184 euros del ejercicio 2009 y otros 530.241 correspondientes a 2008. A falta de escasos días para poder acogerse a la medida falta por cumplir el plazo de 30 días de pago a proveedores. No obstante, se está pendiente de si finalmente se modifica el inicio de ese límite y en lugar de tener en cuenta la fecha de factura se considera la fecha de entrada en el registro municipal. En este último caso, sí se respetan los 30 días de máximo para pagar, aunque la media ahora está en 60 días.

Asimismo, el Ayuntamiento de Palencia solicitará al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas la ampliación para hacer efectivas las cantidades pendientes por devoluciones negativas de la participación en tributos del Estado de los años 2008 y 2009. Suman en conjunto 4,6 millones de euros y se califica la medida de “muy buena” en un consistorio donde la deuda pendiente municipal se ha reducido de ocho millones de euros a cuatro en poco más de tres años.

Por su parte, el Ayuntamiento de Ponferrada reúne como los demás casos anteriores los requisitos exigidos y solicitará el aplazamiento de las cantidades pendientes que suman casi 2,5 millones de euros -858.538 euros y 1.627.963 euros, de 2008 y 2009, respectivamente-. Finalmente, al Ayuntamiento de Soria le quedan de reintegrar 1,9 millones de euros de los dos años citados y, a priori, la intención es pedir la ampliación al ser consciente de las ventajas que existen pero, como aún queda plazo, todavía se está estudiando la decisión en los servicios económicos municipales.

Cumplen requisitos y no solicitan

Hay varios municipios que cumplen los requisitos pero han decidido reintegrar al Estado las cantidades pendientes en el plazo anterior de diez años y no utilizarán el nuevo de 20 años más. Así, el Ayuntamiento de Laguna de Duero (Valladolid) no lo solicitará al considerar que se trata “de una cantidad pequeña” de 33.600 euros (2008) y 28.188 euros (2009) “que no interesa alargar”, manteniendo por tanto el plazo inicial dado y que concluye en 2020. El Ayuntamiento de Medina de Campo (Valladolid) tampoco pedirá al Ministerio de Hacienda aplazar el reintegro, haciendo frente a su amortización en sucesivos pagos. La cantidad a devolver de 2008 -actualmente 95.803 euros- quedaría liquidada a finales del próximo año, y la de 2009 -ahora 299.070 euros- desaparecería en dos años y no se necesario acogerse a una prórroga.

En principio, el Ayuntamiento de Zamora tampoco pedirá el aplazamiento al no verlo necesario y poder incluso “hasta contraproducente” no seguir con la amortización del dinero a reintegrar al Estado a diez años, aunque puedan cumplirse antes del 30 de noviembre todas las condiciones que establece la legislación. La suma total de ambas anualidades, 2008 y 2009, ascendía a 5.553.185, inicialmente y quedarán pendientes de amortizar cuando termine este ejercicio 3.703.644 euros.

Asimismo, el Ayuntamiento de Segovia no se sumará por que “este segundo aplazamiento sólo lo pueden solicitar las entidades que ya están acogidas al primero y presentaron un plan de ajuste”, opción que se declinó en su día, aunque sí se cumple con los requisitos exigidos. En cuanto al dinero que hay que reintegrar al Estado de los ejercicios 2008 y 2009, a 31 de diciembre de 2014, fecha de inicio del segundo aplazamiento, la cantidad se situará en 1.790.740 euros.

León

Por su parte, el Ayuntamiento de León no reúne los requisitos para acceder el aplazamiento ya que el límite de endeudamiento fijado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas supera el 110 por ciento de los ingresos corrientes establecidos en la convocatoria, sin que desde el Consistorio se haya especificado la cantidad pendiente de devolver al Estado de las liquidaciones negativas de 2008 y 2009.

Por su parte, el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, ubicado en el alfoz leonés, no concurrirá tampoco a la propuesta del Ministerio de Hacienda, ya que su elevado índice de deuda también se lo impide e, igualmente, incumple el plazo límite de pago a sus proveedores. De 2008 están pendientes de liquidación un total de 284.409 euros, mientras que de 2009 la cantidad asciende a 745.267 euros.

Etiquetas
stats