Los empresarios leoneses ven la situación económica “muy mala” aunque confían en un repunte

Ical

El Circulo Empresarial Leonés presentó este miércoles su informe anual relativo al estado de Confianza Empresarial de 2014, que revela que para el 67 por ciento de los empresarios encuestados la situación general de la economía es mala y un 26 por ciento muy mala, aunque se muestran más optimistas al valorar su situación a nivel europeo con que la consideran aceptable el 33 por ciento, un 58 por ciento mal y sólo un 6 por ciento muy mala.

En cuanto a las previsiones de crecimiento, la gran mayoría no prevé crecimientos superiores al uno por ciento (72 por ciento de los encuestados) y destacan el empuje de sectores como comercio y servicios. Así, respecto a las ventas del pasado año, para la mayoría se mantuvieron estables (40 por ciento) frente al 31 por ciento para los que disminuyeron y el 26 por ciento para los que aumentaron. Aquí los empresarios leoneses son optimistas y la mitad creen que aumentaran las ventas en 2014 y sólo un 13 por ciento piensa que se recortaran.

En cuanto a los trabajadores, el informe del CEL apunta a que 2013 “no ha sido un año de empleo, tampoco de despidos” y apunta a que el 60 por ciento del empresariado mantuvo sus plantillas. Una tendencia que mejora con las previsiones del 2014, año en el que esperan mantener el empleo en sus empresas el 67 por ciento de los encuestados -sólo un 5 por ciento prevé reducir plantilla-. Así, el 48 por ciento prevé realizar inversiones -especialmente en maquinaria y nuevas tecnologías- en su empresa a lo largo de este año, que es superior en el caso del sector Industria (58 por ciento).

La mayoría de los empresarios leoneses creen que tienen un nivel reducido de endeudamiento (38 por ciento) y considera que es “difícil o muy difícil” acceder a financiación ajena, especialmente en construcción e industria. Así, hay un repunte en el atractivo inversor de la provincia que no es suficiente para que la mayoría (62 por ciento) piense que León no es un lugar atractivo para realizar inversiones y que Castilla y León perjudica el desarrollo empresarial leonés, según un 60 por ciento de los encuestados.

En cuanto a las exportaciones, aumentaron el número de empresas que venden en el extranjero en diez puntos, pasando del 24 al 34 por ciento, principalmente en industria y construcción, al tiempo que la mitad de los encuestados considera que expandirá su negocio en 2014 y un 34 por ciento exportará. Son unos datos, según apunta el CEL, que nos remontan al los años previos a la crisis. “Vuelve el optimismo de expandir su negocio y por tanto ven posibilidades de beneficio en el futuro inmediato”, recoge su informe.

Respecto a las preocupaciones del empresariado leones, el factor que destaca son los impuestos -que sube 20 puntos respecto al año pasado y se sitúa en el 65 por ciento-, seguido por la morosidad, financiación y burocratización. Así, desciende su atención a la situación laboral o formación, alta velocidad o la crisis internacional.

Valoración de instituciones y políticos

Los empresarios leonesas valoran sobre todo a la Universidad de León, la Agencia de Desarrollo Económico (ADE) y la Agencia Tributaria, mientras que la Cámara de Comercio pierde puntos. Así, la mayoría (52 por ciento) coinciden en considerar mala o muy mala la acción del Gobierno de España, frente al 31 por ciento que cree que es aceptable y sólo el 8 por ciento que la valora como buena.

El Gobierno de Castilla y León mejora sus resultados, aún así, el 56 por ciento la sigue realizando una valoración de que es mala o muy mala. La gestión de las administraciones locales tampoco es valorada positivamente por el empresariado leonés que en su gran mayoría creen que es mala o muy mala. Concretamente en el caso del Ayuntamiento de León, el 51 por ciento considera que es mala o muy mala y sólo el 10 por ciento que es buena o muy buena.

En cuanto a la valoración de los políticos, sólo uno de los 13 analizados obtiene la confianza del empresario y con un aprobado “raspado”, el alcalde de León, Emilio Gutiérrez. Le sigue el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, y el presidente autonómico, Juan Vicente Herrera. Los principales líderes nacionales salen perjudicados y se valora más al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (2,21) que al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (1,45). La presidenta de la Diputación, Isabel Carrasco, sube ligeramente al pasar del 2,12 a 2,24.

Etiquetas
stats