La crisis acaba con más de 2.000 mineros en la provincia León desde 2008

Crisis del sector minero en la provincia de León.

Antonio Vega

La crisis económica general y la particular del sector minero en la provincia de León tienen su reflejo oficial en los datos de afiliaciones a la Seguridad Social, que contemplan una drástica caída del número afiliados de este régimen especial de cotización, creado por la dureza de las condiciones laborales de quienes extraen de las entrañas el negro carbón.

Si en julio de 2008, año de inicio de la crisis económica, la media de cotizantes al día en el sector minero era en la provincia de León era de 2.605 los últimos datos disponibles, referidos al pasado mes de julio de este año, dejan los cotizantes en menos de una quinta parte de media hasta los 553. Esto supone que son actualmente el 21,22% de los que eran en 2008. De hecho el número de cotizantes a 29 de julio era drásticamente menor, al ser apenas 466, producto de los últimos ajustes de empleo en las empresas del sector minero. En el último año el descenso de cotizantes ha sido del 40%.

La drástica caída de peso del sector minero en la economía leonesa tiene un reflejo dramático en las afiliaciones, que se sitúan en menos de la mitad que las que tiene el sector agrario, ya de por sí con un peso de cotizacíón general bastante bajo en la provincia de León.

En 2008 la provincia de León tenía al 32% de los cotizantes como mineros del país, ahora apenas un 18%

Los recortes al sector minero se iniciaron con la llegada del Gobierno de Mariano Rajoy en 2012, lo que provocó la última 'Marcha Negra' para intentar salvar las cuentas de un sector en recesión desde la década de los 90. La puntilla del recorte de fondos del Gobierno del Partido Popular se observa de forma clara en las cotizaciones. En pleno julio de 2012, cuando la Marcha Negra llegó a Madrid, el número de cotizantes de media en julio en León eran de 1.718, ya un número sensiblemente inferior a los citados 2.605 de julio de 2008.

Lo llamativo del caso del sector minero es que mientras que en 2008 la provincia leonesa tenía el 32% del total de cotizantes del sector en este 2016 ese porcentaje desciende hasta el 17,8%. La Comunidad Autónoma de Asturias, que también ha sufrido los recortes del Gobierno al carbón pero cuenta con la empresa pública Hunosa como puntal, ha reducido a la mitad sus cotizantes mineros pero es significativo que desde el 2012 al 2016 haya logrado incrementarlos hasta los 2.222 cotizantes de media en julio desde los 1.827 del año de la Marcha Negra.

Asturias tiene más mineros cotizando en julio de 2016 que en julio de 2012, año de la última Marcha Negra

Datos oficiales pero que no contemplan el posible fraude

Lo cierto es que los datos oficiales de la Seguridad Social, disponibles en su sección de estadística, no contemplan prácticas habituales en el sector como que directivos hayan cotizado como mineros sin serlo, como denunció una investigación del El País sobre la familia Lamelas Viloria. Un fraude habitual que incluso un informe de la Junta, convenientemente metido en un cajón, ya denunció en el año 2009 pero que no tuvo ninguna consecuencia.

Otra de las prácticas habituales de las empresas mineras en los últimos años, debido en parte a la abundancia de subcontratas, ha sido tener plantilla cotizando en otros sectores como el de la construcción, alegando que muchos de los mecanizados trabajos en lugares como las explotaciones a cielo abierto no son labores de minería en sentido estricto.

Pero al margen de estas prácticas fraudulentas lo cierto es que las estadísticas oficiales de la Seguridad Social reflejan que la crisis económica y del carbón se han 'llevado por delante' al 61,5% de los cotizantes del sector minero a nivel nacional. En la provincia de León ha sido del 78,77%.

Etiquetas
stats