Nadie quiere despertar del sueño antes de tiempo

Banderas de León en el Ademar - Valladolid

David Gorgojo

Dos pasitos, 120 minutos, para que el Reale Ademar haga historia en la máxima competición europea de balonmano. Enfrente estará el Füchse Berlin que ha llegado a León sin lesionados y con la misma confianza e ilusión que los maristas.

El equipo germano es tercero en su competición doméstica detrás del THW Kiel y del SF Flensburgh, dos gigantes. En Europa consiguieron pasar la fase de grupos por detrás del Atlético de Madrid, y los ya eliminados Kielce y Veszprem; pero que eliminó a un primero como el Hamburgo dando el sorpresón de los octavos, al que vencieron en los dos partidos.

Las armas del Füchse Berlin están mas próximas a un equipo español que a uno alemán. Los cánones germanos marcan que un equipo de balonmano debe ser muy físico, fuertes en defensa y con un gran lanzamiento de su primera línea. Sin embargo el equipo berlinés empieza a ser diferente desde su banquillo, desde donde el ténico islandés Dagur Sigurdsson aplica una variedad táctica mas propia del balonmano español. La defensa del Füchse Berlin tiene diferentes variantes, adaptándose a las necesidades del partido.

Además, su primera línea es más creativa de lo habitual, en donde destaca el central Jaszka, organizador de todo el entramado germano. Sin embargo, la estrella del equipo vive en el extremo, el croata Ivan Nincevic, máximo goleador del equipo con 159 goles. Desde la portería el cancerbero de la selección alemana, Silvio Heinevetter, desequilibrará el encuentro si está enchufado; puede convertirse en un auténtico muro. Aunque no hay que olvidar a Torsten Laen, Christophersen, Peterson, Markus Richwien o Iker Romero, que aunque actúa desde el banquillo todavía tiene la capacidad de modificar un encuentro.

Para el partido del sábado a las 17.30 horas Isidoro Martínez, entrenador del Reale Ademar, no podrá contar con Jaime González, que no ha superado su lesión y no será de la partida. Tampoco Montoro, cuya lesión va para largo, ni José Mario Carrillo, que aunque todavía no está recuperado la intención del técnico leonés era que compartiera el primer y segundo equipo. Las buenas noticias son la participación de Adrien Dipanda y Felipe Borges. El francés ya reapareció frente al Antequera, partido en el que disputó bastantes minutos, pero para quien el choque llega con poco ritmo de competición. Por su parte el brasileño sigue con problemas en el hombro, pero las posibilidades que aporta desde el avanzado en el 5:1, han obligado a Isidoro Martínez a 'exigirle' su participación a pesar de las molestias.

Un encuentro de cuartos de final entre dos equipos que están completando una magnífica temporada y que no están construidos para llegar a la Final Four de Colonia; pero que uno conseguirá. Las opciones de León pasan por ganar el partido y sacar una mínima renta que permita soñar en el partido de vuelta ocho días después en Berlin.

Etiquetas
stats