La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando entrega la Medalla de honor a la Fundación Santa María la Real

Ical

Han pasado casi cuatro décadas desde aquellos finales de los sesenta en los que un grupo de amigos, encabezados por el arquitecto y dibujante José María Pérez 'Peridis', se marcaron el reto de restaurar y revitalizar lo que por entonces se conocía como el “convento caído”, el monasterio de Santa María la Real. Un trabajo silencioso y discreto que tomó forma jurídica en 1994 con la constitución de la Fundación Santa María la Real.

Lo que en un principio fue una utopía labrada “en un rincón del mundo rural, casi perdido, sólo con las manos y las piedras”, ya es una gran realidad plagada de éxitos que hoy ha recibido el reconocimiento de los suyos, de los que más saben; la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

El presidente de la Fundación Santa María la Real, José María Pérez 'Peridis', recogió de manos del director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Antonio Bonet, la Medalla de Honor 2014 de la corporación académica en reconocimiento a la trayectoria de la institución aguilarense y a su apuesta por convertir el patrimonio en herramienta generadora de desarrollo socioeconómico. “Son muchas las causas que han motivado este reconocimiento, entre ellas, la restauración del monasterio de Santa María la Real y la recuperación de un rico legado arquitectónico, haber creado la mayor base de datos digital dedicada al románico español, llevar a cabo la ingente labor editorial de la 'Enciclopedia del Románico', cuya obra completa se acercará a los setenta volúmenes y, por supuesto, concebir y poner en práctica el ambicioso programa de las Escuelas Taller (tres de ellas establecidas en la misma Academia), que ha contribuido decisivamente al acercamiento del patrimonio histórico a la sociedad”, señaló en su discurso Antonio Bonet.

Emocionado en sus palabras, Peridis sostuvo que cuando se puso en marcha la recuperación del antiguo monasterio de Santa María la Real, en Aguilar de Campoo, siempre tuvo “claro que iba a ser una carrera de fondo y que el objetivo era el desarrollo del territorio, de la cultura y de las personas”. “Una meta que no hubiéramos alcanzado sin el apoyo de diferentes instituciones, empresas, administraciones y entidades que a lo largo de los años nos han prestado su apoyo y colaboración”, comentó.

Es por esta razón, continuó Peridis, que al recibir la Fundación siente que “la trayectoria marcada hace tanto tiempo sigue siendo la acertada”.

Pero el presidente de la Fundación Santa María la Real no solo quiso destacar los logros en materia de rehabilitación de la institución que él preside, también puso en valor la ingente labor de investigación, promoción y difusión del Patrimonio y, en especial, del arte románico.

Proyectos como la Enciclopedia del Románico en la Península Ibérica; portales como Románico Digital y Canal Patrimonio; los talleres de Ornamentos Arquitectónicos; el Centro Expositivo Rom o los diversos cursos y publicaciones sobre cultura medieval encuentran un gran apoyo en esta medalla “que respalda y consolida nuestra labor diaria. Es parte de la energía necesaria para seguir soñando siempre, pero sin dejar de pisar el suelo”, concluyó Peridis, quien en un acto muy solemne estuvo acompañado de numerosos amigos, entre los que se encontraban el director general de Patrimonio Cultural de la Junta, Enrique Saiz, el presidente de la Diputación de Palencia, José María Hernández, Amparo Varcarce y Venancio Blanco, como miembro de la Academia de San Fernando.

Etiquetas
stats