La fragua literaria leonesa La fragua literaria leonesa
La fragua literaria leonesa

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Agustín Molleda: “La literatura que se está escribiendo en León, sea del género que sea, despierta todos los sentidos”

El narrador Agustín Molleda, autor de '¡Ave María Purísima!', entre otros libros, está en estos momentos con un proyecto bastante ambicioso, que se resume en otras cuatro novelas pendientes de publicar.

Agustín Molleda. Fragua literaria leonesa
Agustín Molleda.
Manuel Cuenya | 20/11/2019 - 10:28h.

Gracias a la editorial del Lobo Sapiens y de El Forastero, cuyo responsable es el escritor y editor José Antonio Martínez Reñones, he podido llegar Agustín Molleda, leonés de Bercianos del Real Camino, que vive en la actualidad en Asturias, después de haber residido durante largas temporadas en León y en Valladolid.

Por consiguiente, estamos ante otro escritor leonés en la diáspora. Como tantos y tantas personas. De modo que nuestro potencial, nuestros Recursos Humanos se nos van a otros lugares. Esa es la realidad.

No obstante, tenemos la fortuna de que Agustín Molleda haya publicado, precisamente a través de la editorial y/o editoriales que comanda Reñones, libros sobre León, como por ejemplo su reciente volumen titulado '¡Ave María Purísima! Las chicas de San Cayetano', que recoge los testimonios de chicas hospicianas, con nombre y apellido, que sufrieron los abusos por parte de monjas y sacerdotes en el hospicio de la ciudad de León. Una auténtica bomba de relojería, que destapa el lado más perverso e irracional del ser humano a manos de los religiosos. Algo que, después de leer su libro, nos sobrecoge, nos espeluzna. Y nos invita a hacer una reflexión profunda acerca de la condición humana.

Arriesgado se me antoja su autor ofreciéndonos estos hechos narrados de viva voz por las internas, a saber, La Bucanera, La Poeta, La periodista hija de la Bella, La adoptada o la casta Eva (que ejerce como contrapunto de las anteriores).

Con su última novela hasta el momento, '¡Ave María Purísima!', completa la trilogía de 'San Cayetano', el viejo hospicio de León, en la que busca, en su opinión, dar cancha y voz a las mujeres huérfanas que padecieron la tiranía del nacional-catolicismo durante su internado.

Agustín Molleda, que es asimismo autor de obras como 'Hispania ambulata' (sobre las angustias y sinsabores que sufren muchos peregrinos en su recorrido por los diversos Caminos de Santiago de España y Portugal), nos recuerda que la editorial del Lobo Sapiens es un verso suelto declamando en el desierto de la lectura.

"Admiro su esfuerzo por dar cabida a todo lo relacionado con León. Pena que la gente no ayude lo bastante. Reñones se merece un monumento por su 'leonismo' sin fisuras", expone Molleda a la vez que añade: "La escasez de lectores le hace exprimirse las sienes para buscar una mínima rentabilidad económica a su empresa. Una empresa pequeña con grandeza de miras, pero escasamente considerada por las fuerzas vivas de la ciudad de León, acostumbraba más a las grandes editoriales de ámbito nacional que las de su circunscripción provincial".

Entusiasta de la literatura que se está escribiendo en León, "sea del género que sea, despierta todos los sentidos", porque tenemos grandes narradores y grandes poetas, según él.

"Soy más partidario de la narrativa costumbrista, pero acepto cualquier vertiente novelesca o poética que se deslice por mis ojos. A mí me parece que en León se hace mucho y bueno por la literatura, y que una institución como la Diputación de León, con su red de bibliotecas por toda la provincia, contribuya de manera notable al bienestar cultural de los pueblos, merece nuestro reconocimiento y aplauso. Como aplaudo el esfuerzo de los editores leoneses, verdaderos sufridores y rehenes, a peor,  de las efervescentes redes de Internet", afirma Molleda, para quien –él que vive ahora en Gijón– no hay color literario entre Asturias y León.

"Reñones se merece un monumento por su 'leonismo' sin fisuras... La escasez de lectores le hace exprimirse las sienes para buscar una mínima rentabilidad económica a su empresa. Una empresa pequeña con grandeza de miras, pero escasamente considerada por las fuerzas vivas de la ciudad de León"

"Me dijo en cierta ocasión un librero de Gijón que Asturias tenía la cultura del chigre y León la del libro. No hay que echar nada más que una vista al número de escritores que tiene la provincia de León para hacer la comparación con Asturias, tierra que amo y quiero, con también muy buenos y prolijos escritores, pero la realidad es la que es", apostilla este devoto de escritores como García Márquez, Vargas Llosa, Cernuda, Borges o Delibes, "a quien le tengo verdadera devoción".

De los actuales, dice que le agradan muchos, pero que últimamente ha descubierto a Inma Chacón y está gratamente sorprendido. "Creo que todos los escritores, a su manera, me hacen reflexionar. En el arte pictórico, sin duda alguna Van Gogh. En escultura y otras artes, sin duda, Miguel Ángel, nadie comparable a él", reconoce este creador cuya vocación por la literatura, por la narrativa, supone que le viene de cuna, porque él no hizo nada especial.

"De chico me dedicaba a robar los periódicos que colgaban del bramante de los quioscos donde se colgaba la prensa diaria. Los devoraba. Era, salvo el catecismo y la Enciclopedia Álvarez, que podía leer, amén de libros de santos (¡qué horror!).  Luego llegarían Emilio Salgari, Christian Andersen y otros escritores de aquella época. Cómo olvidar a Marcial L. Estefanía", rememora el creador de 'Anjara', sobre el lesbianismo, o 'El viacrucis de Katharina'.

'Anjara' nació, en sus propias palabras, para romper moldes, "para certificar que el mundo ha cambiado, y de qué manera. Quería escribir algo para mentes retrógradas, para que abrazaran la sociedad de hoy en día de una maldita vez. Ser lesbiana, por la razón que sea, es un ejercer un derecho de ser lo que tú quieres ser".

Por su parte, 'El viacrucis de Katharina' asegura que fue un ejemplo de honestidad literaria en favor de los bisexuales, "tan denostados por las mentes obtusas que todavía tratan de gobernar este país, así como una verdadera lección de amor supera las distancias de la edad. El amor no entiende de fronteras ni de edades. Eso es lo que quería transmitir en este libro", manifiesta Molleda, para quien no es posible escribir sin leer, aunque tengas toda la imaginación del mundo, porque "ponerla al servicio del papel es muy difícil, a menos que seas un genio".

En su caso, tanto la lectura como la escritura le sirven para culturizarse y formarse como persona. "Bien es cierto que a cada uno le sirven para lo que él quiera, incluso  para ser un idiota o un salvador de patrias", afirma este escritor, consciente de que León quizá sea la reina de sus novelas y sus inspiraciones, al igual que el pequeño pueblo del norte de Burgos donde pasa sus vacaciones.

"De chico me dedicaba a robar los periódicos que colgaban del bramante de los quioscos donde se colgaba la prensa diaria. Los devoraba. Era, salvo el catecismo y la Enciclopedia Álvarez, que podía leer, amén de libros de santos (¡qué horror!).  Luego llegarían Emilio Salgari, Christian Andersen y otros escritores de aquella época. Cómo olvidar a Marcial L. Estefanía"

"Bercianos del Real Camino creó la impronta y, a partir de ahí, el resto de las ciudades donde he vivido han ido aportado granitos de arena suficientes como para llenar el saco de experiencias y cosas que contar", revela Molleda, que en estos momentos está con un proyecto bastante ambicioso, "que se resume en otras cuatro novelas pendientes de publicar. Pero como no puedo parar de escribir, me he embarcado en la aventura de un cura leonés que abandona la parroquia, pese a la oposición de su obispo, para emprender el Camino de Santiago por tierras francesas. Nada de lo que le ocurre en esa aventura se lo podría imaginar. La pelea entre su fe en Dios y el amor por una peregrina le traerá en jaque", finaliza.

 

Ave María Purísima, de Agustín Molleda.
Ave María Purísima, de Agustín Molleda.

 

Entrevista breve a Agustín Molleda

"La gente se ha acostumbrado a no pensar"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

'El hereje', de Miguel Delibes.

Un personaje imprescindible en la literatura (o una persona en la vida).

En literatura, El Quijote y su escudero Sancho. En la vida, mi familia.

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

Paulo Coelho y su libro 'El peregrino de Compostela'.

Un rasgo que defina tu personalidad.

Inquieto.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

Honestidad y listeza.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

La política actual está marcada descaradamente por los grupos mediáticos, especialmente la televisión. Desgraciadamente, crean tendencia. La gente se ha acostumbrado a no pensar, únicamente a reclamar y exigir... cuando ha votado aquello precisamente que sabe que le va a joder la vida. Masoquismo puro. ¿La sociedad? Avanzando, lentamente, pero avanzando, ¡qué remedio le queda!

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

Tres cosas: caminar, escribir y ver ganar a la Cultural Leonesa.

¿Por qué escribes?

Porque tengo miedo a atrofiarme física y mentalmente.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

La respuesta es no. Facebook y Twitter sirven para comunicarse y para estar de mala leche la mayoría de los días.

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Aunque suene a narcisista, bebo de mis propias fuentes, aunque a veces pongo el morro en literatos de mi gusto.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

Generalmente, no. Leo de vez en cuando para 'cotillear', pero no soy fan.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

El amor y la libertad no son negociables en ningún momento ni en ninguna edad.

 

Agustín Molleda.
Agustín Molleda.
publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario