La fragua literaria leonesa La fragua literaria leonesa
La fragua literaria leonesa

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Camino Pastrana: “Escribir y leer son dos actividades muy relacionadas con la inteligencia”

La periodista y narradora Camino Pastrana, autora de 'Espuma de cerveza y mar', está en estos momentos con la promoción de su libro (le gustaría presentarlo en León). Y cuando tenga material suficiente volverá a intentar publicarlo.

Camino Pastrana
Manuel Cuenya | 30/10/2019 - 08:27h.

Licenciada en Periodismo, Camino Pastrana ejerce este oficio en diferentes medios. Y recientemente ha publicado su ópera prima 'Espuma de cerveza y mar', que es, en su opinión, un libro muy humilde, muy sencillito. Lo que no quiere decir, ni mucho menos, simple, porque se nota a la legua que Camino está entrenada en el manejo de las letras, de las palabras, a resultas de su profesión, sin duda. Y además se percibe sensibilidad y vena poética en su escritura (léase asimismo su blog).

Se trata de un volumen de relatos, una obra muy intimista, asegura su creadora, aunque a ella le gusta, como a todo escritor/a, que sean los lectores/as quienes juzguen, quienes digan lo que les ha parecido, porque, en definitiva, la escritura tampoco tendría mucho sentido (o sí) sin lectores. Me atrevo a decir que sí podría tener sentido la escritura, aun sin lectores, porque ésta puede cumplir nomás una función balsámica, catártica, salvífica, curativa y/o terapéutica para quien escribe.

En todo caso, Camino reconoce que en esas diez historias y cien páginas plasmadas en su 'Espuma de cerveza y mar' está ella al cien por cien, acaso porque uno es lo que escribe. Dime como escribes y te diré como eres. Este podría ser tal vez un proverbio.

"Hay muchos sentimientos que dan vida a las historias de mis personajes que son muy míos. Comparto, al final, con el lector lo que más me gusta: la cerveza y el mar. Ambas cosas me inspiran muchísimo no solo para escribir, sino para vivir y disfrutar", nos aclara Camino Pastrana, sabedora de que el periodismo escrito está íntimamente interrelacionado con la creación literaria.

"Creo que el periodismo, independientemente de su estilo, trata de contar historias. Nunca tuve claro que quería ser periodista, pero sí que quería compartir, con todo el sentimiento que pudiera, cada pequeña historia de la que pudiera ser testigo", afirma esta periodista y narradora, que rescata al gran escritor y periodista polaco Kapuscinski (por cierto, grandísimo viajero y literato de viajes), quien decía –nos cuenta Camino– "que para ser buen periodista hay que ser buena persona".

Cree esta joven autora que "el ejercicio del periodismo es de muchísima responsabilidad y lealtad a la verdad, a la honestidad...". En cambio, "el literario, es distinto", señala ella, a sabiendas de que ejercer buen periodismo (honesto, verdadero, responsable) no resulta nada fácil, sobre todo en estos tiempos donde todo vale, y da igual ocho que ochenta. Con el hándicap poderoso de que los medios (vamos a decir en su inmensa mayoría) están en manos de gente que lo menos que le importa es hacer un sano periodismo, sino que arrimar el ascua a su sardina. Y por supuesto lo utilizan para otros fines, no siempre ni del todo saludables. Por decirlo de un modo suavecito.

"Intento transmitir todo el sentimiento que pueda pero al ser historias, la mayoría creadas o inventadas por mi imaginación o de mí misma, no tengo esa losa de profesionalidad innegable e ineludible que sí porto en el trabajo como periodista", nos alerta esta autora nacida en Burgos acerca de su tarea como creadora literaria.

Nacida en Burgos porque sus padres vivían allí por una cuestión laboral. Y vivió en esta ciudad burgalesa hasta los dieciocho años, hasta que se mudó  a Madrid para empezar la carrera, capital en la que se ha ido quedando, "enlazando los estudios con mis primeros trabajos, los siguientes, los de ahora y quién sabe si los de más adelante...", añade.

No obstante, ella se siente leonesa. Y ejerce de leonesa, porque su padre es leonés. De padre leonés y de madre gallega, los cuales se conocieron en Inglaterra estudiando.

"... Hay escritores de renombre con origen leonés. La historia tiene un paso por León que ha marcado cada piedra sobre la que esta ciudad preciosa ha ido creciendo. La literatura tiene también un recorrido importante en la provincia de León que perdura hasta hoy y es fuente de inspiración de escritores como Leopoldo Panero, Julio Llamazares, Antonio Colinas..."

Raíces leonesas

"Sí, Camino, Camino Pastrana, de León", me dijo la primera vez que contacté con ella. Cuando vivían sus abuelos recuerda que viajaba a León muchos fines de semana. Y por supuesto veraneaba en nuestra tierra durante todo el mes de julio, "parte del de junio y agosto, la mitad de las navidades y la Semana Santa". Con lo cual León son sus raíces, sus abuelos, "la comida más rica... del mundo, el encuentro con las tradiciones, los sentimientos de familia encarnados en ellos dos, y también muchos amigos".

Y en ahora, aunque sus abuelos ya han fallecido, confiesa que sigue yendo a León a encontrarse con ellos, porque le dejaron una huella imborrable. "Y no quiero, por muy diferentes y difíciles que se pongan las cosas, renunciar a la herencia que llevo marcada a fuego en el corazón: León. Es mi tierra, mi apellido, mi león... También tengo en León a grandes amigos de casi toda la vida, y aunque nos veamos poco, nos ponemos rápido al día a golpe de cortín y tapa del Húmedo. La ciudad de mi corazón, sin duda", se muestra entusiasta Camino, que es sobrina de la también escritora Cristina Peñalosa (a quien hemos entrevistado en esta misma sección: https://www.ileon.com/cultura/041326/cristina-penalosa-la-obra-literaria-es-una-continuacion-de-los-juegos-infantiles).

"Mi tía Cristina Peñalosa recibió el Premio de Novela Diputación de Córdoba 2009 con su 'Conquista del Olvido'. En su CV cuenta con muchísimos y merecidos galardones y reconocimientos literarios", señala Camino, para quien lo más importante es "esa universalidad de la que forman parte los sentimientos que hacen de la literatura leonesa una común... Hay escritores de renombre con origen leonés. La historia tiene un paso por León que ha marcado cada piedra sobre la que esta ciudad preciosa ha ido creciendo. La literatura tiene también un recorrido importante en la provincia de León que perdura hasta hoy y es fuente de inspiración de escritores como Leopoldo Panero, Julio Llamazares, Antonio Colinas...", explica ella, que desde siempre sintió la llamada de la escritura. "Incluso cuando hacía exámenes, intentaba ponerle la vena más artística (a ver si así sumaba puntos por lo que no me sabía...)", se sonríe. "He sido muy de escribir cartas a mis amigos, dejar notas a mis padres, a mis abuelos, mandar postales cuando viajaba... Hay quienes dicen que la escritura es terapéutica. Para mí es una necesidad. No siempre tengo inspiración, pero si me llega, intento que me pille con un boli y un papel cerca", se expresa esta gran lectora, para quien leer es una necesidad como escribir.

"No siempre tengo un libro en la mesita de noche, pero sí vuelo con uno en el bolso, me tumbo en la playa con un Kindle, y sí tengo libros de temporadas que recomiendo. No sé a los demás, pero pienso que escribir y leer son dos actividades muy relacionadas con la inteligencia y la sensibilidad y jamás deberíamos renunciar a ellas", glosa Camino, cuya lectura de 'Ante el dolor de los demás', de Susan Sontag, le dejo una huella implacable. Otro de sus libros favoritos es 'Nieve', del turco Orhan Pamuk (inolvidable, me atrevo a decir, 'Estambul. Ciudad y recuerdos').

Cuenta Camino que le costó mucho leer 'Nieve', de Pamuk, que invirtió mucho tiempo y tuvo, en ocasiones, que releer algunas partes. Una obra en la que se muestran las tensiones entre el fundamentalismo islámico y la defensa del laicismo.

"Las descripciones que hace este premio Nobel en sus libros de sus encuentros con las mujeres, que protagonizan sus novelas, hacen que se me ponga la piel de gallina. Crea una bruma y un ambiente que me traslada incluso hasta Estambul, y puedo percibir olores que jamás he notado... ¿Cómo puede ser eso?", se plantea esta periodista y escritora, apasionada de 'Cien años de soledad', "un clásico innegable. Tiene mucha magia, un elemento que jamás podríamos abandonar ni en nuestra vida ni para rodear la literatura".

También reconoce haber llorado muchísimo, emocionándose "de forma casi enfermiza" con 'Mil soles espléndidos', del estadounidense de origen afgano Hosseini. Y se leyó 'Como Agua para Chocolate' en un viaje, "que fue lo mejor de esos tres días en que estuve en un país de África del Norte".

Otros libros que la han tenido enganchada, como es 'La Verdad sobre el caso Harry Quebert', de Dicker, no paró de leerlo hasta que lo acabó, matiza ella.

"Empecé a utilizar el blog, y creo que lo sigo haciendo, como un archivador de escritos y pensamientos. Al principio trabajé mucho en su posicionamiento en motores de búsqueda, pero hace unos meses descubrí que no lo podía compartir en redes sociales, porque me lo habían 'hackeado'. Fue justo cuando salió el libro 'Espuma de cerveza y mar'... Espero que pueda, poquito a poco, volver a colocar el blog en redes sociales para que, si hay alguien que disfruta de algún escrito, pueda compartirlo también"

"Hay también libros que son evasivos, que reciben mejores o peores críticas, pero no son premiados ni alcanzan un éxito irrefutable que pueden suponer un antes y un después para una persona... todo depende de la conexión emocional que el lector esté dispuesto a tener con el libro cuando va pasando las páginas", explica esta narradora cuyo blog: https://elvientonosellevalaspalabras.wordpress.com/ nació como una forma para poder expresarse cuando murió su abuela (la escritura como terapia y asimismo como necesidad vital).

"Ahora tienen cabida muchas experiencias y sentimientos que no quiero que se pierdan. Lo empecé a utilizar, y creo que lo sigo haciendo, como un archivador de escritos y pensamientos. Al principio trabajé mucho en su posicionamiento en motores de búsqueda, pero hace unos meses descubrí que no lo podía compartir en redes sociales, porque me lo habían 'hackeado'. Fue justo cuando salió el libro 'Espuma de cerveza y mar'. Fue difícil escribir para el blog, para el libro, seguir trabajando y continuar mi vida. Espero que pueda, poquito a poco, volver a colocar el blog en redes sociales para que, si hay alguien que disfruta de algún escrito, pueda compartirlo también".

En estos momentos, aparte de la promoción de su libro (le gustaría presentarlo en León), está intentando escribir sin un objetivo particular, y cuando tenga material suficiente –afirma– volverá a intentar publicarlo en papel y tinta.

"Espuma de Cerveza y Mar ha sido una experiencia preciosa. En Madrid, además, presenté el libro en la Casa de León y fue maravilloso pisar suelo de mi tierra en el mismísimo Barrio Malasaña. De nuevo, gracias a mi gran amigo Diego García Paz por haber sido artífice de esta experiencia y ofrecerme a mi tierra leonesa para darle vida a mi libro, tatuado con un león en su tapa. Ese día intercambiamos libros, yo le di un ejemplar de 'Espuma de Cerveza y Mar' y él a mí me regaló su 'Cuentos desde la oscuridad'. Es precioso, interesante, lleno de emociones, sentimientos y detalles maravillosos. ¡Cuánto arte hay en León y qué grande es Diego!".

Entrevista breve a Camino Pastrana

"No entiendo muy bien hacia dónde vamos y me preocupa mucho dónde llegaremos"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

Me leeré, seguro, 'Cien Años de Soledad', de García Márquez y 'El museo de la inocencia', de Pamuk.

Un personaje imprescindible en la literatura (o una persona en la vida).

¿Ein? ¿Uno solo? No sé ni por dónde empezar...

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

¡Jajaja, insoportable! Voy a decir que creo que Francisco Umbral tenía un carácter imposible (y además, vivió en León). Dejó libros buenos, sin duda, pero su frase: "He venido a hablar de mi libro", bate los récords de frases célebres y será siempre recordado por ella.

Un rasgo que defina tu personalidad.

Sensibilidad.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

Depende de la persona. Creo que todas las cualidades suman.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

La política en sí me parece un arte, pero el ejercicio de la política que se hace en nuestro país hace que últimamente esté muy poco interesada. Creo que, como en el periodismo, en la política hace falta responsabilidad y compromiso, y son aptitudes inherentes a la persona... No entiendo muy bien hacia dónde vamos y me preocupa mucho dónde llegaremos.

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

La diversión es una necesidad. Todo puede ser divertido. Me divierte hablar con mis amigos y mi gente, salir a pasear, viajar, bailar, escuchar música... en ocasiones, mi trabajo me divierte un montón. Si algo no es tan divertido como debería, igual podemos solucionarlo. Una cañita y buena conversación y la vida parece otra.

¿Por qué escribes?

Escribo porque me gusta y no siento en ello una obligación, sino un escape.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

Sí, todo sirve. Creo que nada podrá sustituir a un libro. Pero hay muchas personas que utilizan las redes para mostrar al mundo sus habilidades literarias o de escritura. ¡Y son buenos!

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Todo puede inspirar ;) todo, incluso una nota de prensa... dímelo a mí, que hago cientos.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

¡Sí, muchísimos! No los utilizo como fuente de inspiración, pero me encanta ver cuánta gente hay con muchísima valía que transmite un montón. Últimamente, más que blogs, sigo muchas cuentas en 'Instagram' que me gustan. Madrid también dibujó, en los pasos de cebra, micropoemas en blanco y negro que despertaban curiosidad e incluso emoción en los peatones. Me gusta ver cómo las palabras siguen llegando lejos...

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

Vamos por una cerveza y lo discutimos ;) Además, no entiendo al mundo, pero creo que él a mí tampoco. El propósito de vivir es aceptar, así de simple y complicado a la vez. Aquí tienes más sobre mí.

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario