'Agárrate Catalina' abre hoy el Festival de Títeres de Cerezales del Condado

agarrate catalina artitere cerezales del condado

L. Castellanos

La compañía argentina Agárrate Catalina abre hoy, con su espectáculo 'La luna como testigo', una nueva edición de ArtTítere, el festival de títeres que organiza en Cerezales del Condado la Fundación Cerezales Antonino y Cinia y que este año comprenderá un total de cuatro representaciones que tendrán lugar los cuatro viernes de agosto, a las 21 horas.

Aunque afincado actualmente en Buenos Aires, el grupo nació en 1997 en Avellaneda como consecuencia de la alianza que sellaron Adriana Sobrero y Alejandra Unamuno, compañeras en la Escuela Municipal de Actores Titiriteros de esta localidad argentina.

Desde entonces, la actividad de la compañía, basada en la fusión de elementos plásticos y musicales con el teatro de títeres, ha sido permanente y ahí están espectáculos como 'La luna como testigo', premiada y representada en numerosos certámenes y escenarios de todo el mundo, 'Instrucciones para llorar' y 'La Pachamama', entre otros, para atestiguarlo.

“Agárrate Catalina es un grupo independiente que investiga y produce teatro de objetos para contar historias en todas partes del mundo, principalmente en aquellos pueblitos más alejados u olvidados, para despertar en ellos, el valor y las ganas de contar sus propias historias”, se comenta desde Agárrate Catalina a cuenta de sus propósitos creativos.

Sergio Ponce es el director del montaje, estrenado en 2004 y convertido en uno de los referentes del repertorio y la trayectoria de Agárrate Catalina, que hoy la compañía argentina representará en la Plaza Principal de Cerezales del Condado y para el que Adriana Sobero, haciendo usa de técnicas tales como guante, puppo de mesa y objetos, ejercerá como actriz-manipuladora.

Dirigido principalmente a públicos infantil y familiar, 'La luna como testigo' convierte a la luna en protagonista principal de una trama que se desarrolla durante una noche de luna en cuatro creciente. Romualdo está tan enamorado de su novia Rosaura que decide regalarle la luna como muestra de sus sentimientos. Por su parte, un artista decide pintar la luna. “El encuentro de ambos servirá para aprender cuan importante son los ciclos naturales en la vida de las personas, y que la más valiosa forma de demostrar amor es la de ser uno mismo”, se insiste desde la compañía a propósito de un montaje que también guarda otros personajes, como un duende al que le resulta complicado dormir.

Lugar: Plaza Principal de Cerezales del Condado. A las 21 horas

Día: 5 de agosto de 2016

Entrada: Libre y gratuita

Etiquetas
stats