Cultura Cultura
Cultura

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Vicente García: "La palabra y la imagen a veces van de la mano y se complementan"

Autor de '50 Rutas Leonesas', este profesor y fotógrafo astorgano se ha convertido por méritos propios en uno de los mayores divulgadores de la belleza de las montañas leonesas.

Vicente García.
Vicente García. Foto de Miguel Martínez.
Manuel Cuenya | 14/11/2018 - 17:55h.

Profesor, fotógrafo y ahora narrador, o mejor dicho contador de rutas de montaña por la provincia de León, a Vicente García siempre lo recuerdo con su cámara al hombro por los diversos eventos que se cocinan en la capital leonesa, ya sea en la presentación de un libro o bien en el archiconocido entierro de Genarín, santo y patrono de gentes de alegre vivir en tierra de León. Tanto es así que a Isidoro Rodríguez Cubillos –siempre hay gente ingeniosa– se le ha ocurrido, emulando el inicio del soneto satírico de Quevedo, decir de Vicente García que "érase un hombre a una cámara de fotos pegado".

El asunto es que este astorgano, atraído por las cumbres de la sierra del Teleno, acaba de ofrecernos un estupendo libro para quien desee recorrer y conocer a fondo las montañas de León. Un libro-guía editado por Eolas y el periódico La Nueva Crónica, que dirige el buen periodista y escritor David Rubio, a quien ya le hemos dedicado una fragua en esta sección de ILEÓN.

Se trata de un volumen, ilustrado con bellas y sugerentes fotos, que el propio autor ha hecho. Y que incluye '50 rutas leonesas' (este es en verdad el título), entre las que figuran también algunas del Bierzo, tanto del Alto como del Bajo, entre ellas la ruta de los canteros, que nos descubre "un entorno agreste y escondido", Las Barrancas de Santalla, "un cómodo camino entre chopos, robles y castaños", la ruta del Peruchín, "por la vega del Burbia entre bosques, viñedos y valles misteriosos", el Pico Valdeiglesias, la ruta de las fuentes curativas o medicinales de Noceda (se alegra uno de que se haya acordado del útero de Gistredo y del manantial de la Doncella) o bien la ruta del Hayedo de Busmayor, "un lugar mágico donde belleza y poesía se dan la mano entre la paz y la serenidad del entorno", donde cada año, por el mes de agosto (en concreto primer fin de semana) se celebra, gracias a su creadora, la poeta y narradora Carmen Busmayor, un magnífico Encuentro literario, que este pasado agosto se le dedicara a la figura y obra del gran escritor cacabelense Fermín López Costero, con la participación del colosal poeta Mestre, el poeta y gestor cultural Rafa Saravia y la propia Carmen Busmayor.

Se siente agradecido Vicente García tanto a la Nueva Crónica como a la editorial Eolas porque le han dado, según él, la oportunidad de divulgar las rutas que ha elaborado, "en las que pongo mi interés y las imágenes que mejor representan el recorrido, sobre todo a David Rubio, Héctor y Marta Escobar, Isabel Herrera quien realizó el magnífico diseño del libro, Joaquín, Cristina, Teresa y quienes colaboraron de una u otra manera en que el libro llegara a todos", recuerda este apasionado no sólo de las montañas leonesas, sino de la montaña en general.

"Es una pena que algunas instituciones den tan poco apoyo a esta difusión clave para el desarrollo del montañismo y en general de la provincia y la Comunidad, pero se encuentran centradas en otras actuaciones que les pueden dar más intereses a corto plazo"

Cuenta que en la vida se superan etapas. Y, tras la infancia, se dedicó a recorrer muchos lugares en un principio cercanos para irse alejando cada vez más. Pero después de haber podido conocer otras montañas y otros países, se ha vuelto a centrar en la provincia leonesa, "que podría parecer reducir mi campo de actuaciones, sin embargo me interesa difundir la belleza de las montañas de nuestra tierra, y que cuantas más personas participen en esta difusión será mejor para todos nosotros. Es una pena que algunas instituciones den tan poco apoyo a esta difusión clave para el desarrollo del montañismo y en general de la provincia y la Comunidad, pero se encuentran centradas en otras actuaciones que les pueden dar más intereses a corto plazo", se lamenta Vicente García, quien recientemente ha sido premiado, a través de la Federación de Montaña de Castilla y León, por su actividad de promoción.

De Molinaferrera a los Andes

"Tengo un recuerdo especial de una primavera en la que hice una ruta desde Molinaferrera, cruzando el Teleno por su cumbre y bajando a la Cabrera, pasando por Saceda, Noceda, Castrillo, Odollo y bajando después al Puente de Domingo Flórez. También tengo un recuerdo especial para mi primera expedición a los Picos de Europa subiendo al Llambrión y bajando a Caín, de otra expedición a los Alpes, subiendo al Mont Blanc y a los Andes participando en una de las primeras expediciones en la que se ascendió a una cumbre de más de 6000 metros. Sin embargo tras esa etapa me he dedicado a la docencia, manteniendo además mi afición por la imagen. Después de  esa etapa he vuelto a la montaña y a viajar, pero de un modo más tranquilo y sosegado que ha producido numerosas rutas", rememora Vicente García, a quien le gusta sobre todo la literatura de viajes, entre la que están libros señeros como 'El viaje a la Alcarria', del Nobel Cela o bien 'Donde las Hurdes se llaman Cabrera', del extraordinario Ramón Carnicer. También entre la literatura leonesa, "León ha sido siempre cuna de grandes creadores y en estos momentos la creatividad rebosa por todos sus poros",  le encanta la poesía de Juan Carlos Mestre, habida cuenta de que Vicente es aficionado a la poesía de todos los tiempos.

"Más más tarde y más cercano los viajes de Julio Llamazares, sobre todo 'El río del Olvido' sobre el Curueño, así como los dos tomos del 'León sin prisa' de Epi Rodríguez", precisa este intrépido montañero, buen conocedor de la tierra leonesa y experto fotógrafo, el cual no está de acuerdo con manida frase, el aforismo –matiza él–, de que: "una imagen vale más que mil palabras". En realidad, depende de quién sea esa imagen y esas palabras.

"Tengo un recuerdo especial de una primavera en la que hice una ruta desde Molinaferrera, cruzando el Teleno por su cumbre y bajando a la Cabrera, pasando por Saceda, Noceda, Castrillo, Odollo y bajando después al Puente de Domingo Flórez"

"Se trata de códigos diferentes y con imágenes puedes representar ideas, conceptos, sentimientos, historias de un modo tal que con el lenguaje tienes que utilizar recursos totalmente distintos. A veces van de la mano y se complementan y otras, en cambio es imposible unirlos. Me gusta la primera opción, pero soy consciente que en muchas imágenes las palabras sobran, y muchos párrafos o argumentaciones no encuentran imágenes para mostrarlos. Cada  cual puede tener su encaje en la vida".

En el fondo, son dos lenguajes o modos de contar diferentes, aunque complementarios. Y ciertamente se necesitan muchas páginas de texto para describir el contenido de una sola imagen, porque esta no es el equivalente de una palabra o el de una frase, sino un conjunto de frases.

Mediante la imagen o imágenes, que son sobre todo realidad concreta -de ahí su facultad emocional directa- se generan antes impresiones o sensaciones. Podría decirse que es el lenguaje del subconsciente. En cambio, las palabras, sobre todo cuando estas se vuelven creadoras, sugieren ideas más allá de las que significan normalmente. Y entonces hasta podría surgir la poesía o la imagen poética, convertida en metáfora o símbolo, cargada de nueva significación.

En estos momentos, continúa con su labor fotográfica y sus rutas de montaña, que publica semanalmente en La Nueva Crónica.

"Las oportunidades ni buscarlas, ni desperdiciarlas", señala este maragato, que reconoce la impronta que le dejara su Astorga natal, porque "donde se vive la infancia es un referente para toda la vida... A veces voy a ver a familiares y amigos, como  mis primos, Castorina y Mandi, a recrear vivencias y recordar cómo me atraían las cumbres de la sierra del Teleno".

Entrevista breve a Vicente García

"Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar haciendo caminos sobre la mar..."

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

Los intereses van cambiando con el paso de los años. Lo que me gusta ahora puede que con el tiempo no me interese y al revés. Me gustan las narraciones y los cuentos así como la poesía, leo el Romancero, a Mestre, a Machado con su generación, a Lorca y la suya, Celaya, a Borges, a quien he leído varias veces...

Un personaje imprescindible en la literatura (o una persona en la vida).

Todos los personajes tienen su espacio en este mundo literario, nadie sobra ni falta.

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

Insoportable no sé, cuando un libro me aburre, lo dejo de leer y lo olvido.

Un rasgo que defina tu personalidad.

Me cuesta definirme.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

Que sea honrado, que no engañe.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

La sociedad es muy cambiante y la política en grado máximo, y como todo en esta vida hay políticos buenos y malos.

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

Andar por el monte y disfrutar con mis amigos, tanto en el monte como en la ciudad.

¿Por qué escribes?

Por comunicar mis experiencias y mis vivencias y, si se puede, para entretener a quien me lee.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

No.

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Desde Juan del Enzina y el Romancero hasta los poetas románticos, o las generaciones de 98 y el 27, Rulfo y los autores sudamericanos.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

Me gustan los blogs de fotografía y montaña, no como literatura, sino como un modo de  información.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar haciendo caminos sobre la mar...

 

50 Rutas Leonesas de Vicente García
Vicente García. Foto de Miguel Martínez.

 

 

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario