Cultura Cultura
Cultura

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Manuel Durruti: "Buenaventura Durruti era un hombre encantador, lleno de energía, ilusión y amor al prójimo"

El investigador y narrador Manuel Durruti Cubría, autor de 'Hierbas silvestres comestibles', entre otros,  está ahora con un libro sobre las plantas de los muros del Baixo Miño.

imagen
Manuel Cuenya | 21/11/2017 - 11:50h.

Sobrino carnal del anarcosindicalista y republicano y Bunaventura Durruti, Manuel Durruti Cubría es Doctorado en Bioquímica y un apasionado de las plantas, los animales, las ciencias. No en vano estudió Ciencias Naturales en Oviedo y en Madrid antes de irse, en los años sesenta, a vivir a Alemania.

Su experiencia en el país teutón fue extraordinaria porque allí pudo terminar su formación en la prestigiosa Universidad de Heidelberg, donde logró trabajar durante años. Se trata de una de las mejores universidades del mundo y la más antigua de Alemania.

Heidelberg es una animada ciudad en medio de una zona boscosa, enclavada en el valle del río Neckar, con su castillo y el llamado paseo de los filósofos, un jardín epicúreo que invita al estudio, el retiro espiritual y la contemplación de la belleza como una suerte de estimulación vital.

Aunque se muestra crítico con la historia nazi de Alemania, está convencido de que nuestra historia de Guerra Incivil es aún peor que la alemana.

"Recuerdo la historia de Federico el Grande y la tragedia de Alemania con los amigos de Franco. Aquellos que hicieron de Alemania un  país de asesinos uniformados. De aquella tragedia aprendieron y siguieron  trabajando. Es mucha la culpa, pero no tienen fosas comunes por todo el país. Ni un Valle de los Vencidos. Volaron el monumento de Núremberg", señala Manuel Durruti,  a quien su madre aconsejaba, siendo él un niño, que ocultara su primer apellido y sólo dijera su segundo apellido con el fin de que no lo asociaran a su tío Buenaventura.

Cabe mencionar que la ciudad de Núremberg fue elegida por Hitler como sede para los congresos del Partido Nazi. Sobre el congreso de 1934 en esta ciudad alemana existe un sofisticado y espectacular documental, 'El triunfo de la voluntad', de Leni Riefenstahl, que contribuyó, de un modo asombroso, a difundir la ideología nazi.

La vida del controvertido Buenaventura, ya desde su infancia, resulta de gran interés. Mecánico, tornero, afiliado de la CNT (Confederación Nacional del Trabajo), exiliado en Francia. Y posteriormente en Argentina y Chile. Al que se le atribuyen hechos, que no fueron tales según su sobrino Manuel.

Cuenta el escritor y periodista leonés Ernesto Escapa que Buenaventura Durruti fue un libertario puro, el héroe popular más importante de los comienzos de la guerra civil. "Tres cuartos de siglo después, su póster figura en los álbumes de la mitología revolucionaria y su aventura alimenta una bibliografía copiosísima, mientras en León permanece el tópico de su perfil facineroso".

"Me gusta la poesía de Gamoneda, no sé si es porque es del Crucero, o porque conocía a los asesinos de mi tío Pedro (el falangista). Aquellos que eran los mismos que  daban aceite de ricino a los rojos en Boñar"

"Mi madre me contaba que era un hombre encantador, lleno de energía, ilusión y amor al prójimo. Luchó y murió por lo que creía... en una lucha encarnizada en la Ciudad Universitaria de Madrid... La bala que mató a mi tío provino de un disparo que se hizo a menos de treinta centímetros. Y el hombre que estaba a su lado era el sargento José Manzana. Hay un libro muy interesante a este respecto: 'El hombre que mató a Durruti', de Pedro de Paz... Se le ha calumniado mucho, atribuyéndole  hechos que no son ciertos... Mi tío tiene una tumba vacía; no al tercer día. Era mucho el odio de los ganapanes y patriotas", especifica Manuel Durruti, quien muestra su querencia por la poesía del Premio Cervantes Gamoneda, acaso "porque es del Crucero, o porque conocía a los asesinos de mi tío Pedro (el falangista). Aquellos que eran los mismos que  daban aceite de ricino a los rojos en Boñar. Los descendientes descubrieron el ser 'sociolistos'", apostilla con sarcasmo Manuel Durruti.

Sobre Pedro Durruti ("anarco-falangista") llegó a escribir Victoriano Crémer en el sobrecogedor 'El libro de San Marcos', pues ambos coincidieron en la cárcel leonesa de San Marcos (hoy Parador Nacional). Pedro Durruti acabaría fusilado en el Ferral del Bernesga.

Cree Manuel Durruti que su tío carnal Buenaventura y el berciano Ángel Pestaña, el fundador del Partido Sindicalista, llegaron a conocerse. Dos leoneses relevantes en la España de la época.

Por su parte, el escritor y director del Teatro Bergidum de Ponferrada, Miguel Ángel Varela, me confirma que se conocieron, en efecto, aunque su relación no era buena, porque Buenaventura pertenecía al sector faísta (FAI, Federación Anarquista Ibérica), mientras que Pestaña era antifaísta.

La figura de Pestaña, natural de Santo Tomás de las Ollas, al lado de la capital del Bierzo, también se me antoja de gran interés. Sobre este histórico sindicalista, uno de los grandes líderes políticos de la España de principios de siglo XX, existen varias obras, entre ellas, 'Ángel Pestaña: retrato de un anarquista', de Ángel María de Lera (editorial Argos), tal y como me indica Manuel Durruti, además de la biografía que le dedica Miguel Ángel Varela.

La morriña de la tierra natal

"En León aprendí lo que significaba el apellidarse Durruti. Que te señalen con el dedo, y tener que marchar para poder salir adelante", rememora Manuel, que como buen leonés siempre tiene añoranza de su tierra, porque ahora vive en La Guardia, pueblo próximo a la frontera portuguesa, en "la Galicia Irredenta, donde siguen mandando los de siempre... Adiós con el corazón, que con el alma no puedo...".

En todo caso, en León  reconoce que tiene a grandes amigos y un recuerdo muy bueno de los Maristas, donde estudiara cuando era un niño.

"En León tenemos una variedad botánica y paisajística única en Europa", afirma contundente Manuel, quien se iniciara, en el mundo editorial, con su propia editorial Durruti, donde publicó algunos libros sobre el saúco, la ortiga... Y, aparte de su proyecto Botanicum Europa o bien su libro 'Guía de hierbas aromáticas y especias' (editorial Pirámide), ha publicado varios volúmenes en la editorial Everest (desaparecida en la actualidad).

Cree que su labor en este ámbito de las hierbas medicinales y especias es interesante, acaso porque estaba prohibido su conocimiento. "Eras sospechoso de converso", aclara él con sentido del humor.

"¡Por fin, somos civilizados! Ahora se soluciona con  jueces y denuncias. Antes era a tiros... Veo a Conejolandia sin orientación, con dirigentes que les interesa más Suiza, que el futuro de sus hijos e hijas"

Cuenta que llegó a comenzar una novela sobre la vida político-sexual o sexual-política de León cuyo título es 'La vida sexual de los ganapanes de León', pero, al parecer, aún no la ha terminado. En cualquier caso, Manuel Durruti prosigue con su labor de investigación, recogiendo información sobre plantas ornamentales, orquídeas, ensayos de cultivos. Y ahora está con un libro sobre las plantas de los muros del Baixo Miño.

Lector y admirador de escritores como Pérez Galdós,  Tolstoi o Zweig –ahora está leyendo 'El despilfarro de las naciones', de Albino Prada Blanco-, Manuel Durruti se muestra un tanto escéptico ante nuestra España actual. Aunque, como él mismo nos recuerda: "¡Por fin, somos civilizados! Ahora se soluciona con  jueces y denuncias. Antes era a tiros... Veo a Conejolandia sin orientación, con dirigentes que les interesa más Suiza, que el futuro de sus hijos e hijas. ¡Por cierto! Eran relojeros suizos los que pasaban una ayuda económica al príncipe Bakunin".

Bakunin como uno de los grandes filósofos anarquistas.

Incluso con respecto a la situación en Cataluña aclara que echa de menos que no se hable del pueblo catalán dividido: El Rosellón, Alghero (Cerdeña)...

Entrevista breve a Manuel Durruti

"Los cerdos y los señores tienen que venir de raza"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

'El azar y la necesidad', de Monod.

Un personaje imprescindible en la literatura (o en la vida).

Sancho Panza.

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

Mejor no comentar, pues puedes confundirte.

Un rasgo que defina tu personalidad.

Un resentido, por haber perdido sin luchar.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

Honradez.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

Vergonzosa. Por todo lo que vas conociendo de las fechorías de los de la diestra y la siniestra.

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

Ir al monte con los amigos: plantas, setas y orquídeas leonesas.

¿Por qué escribes?

Para  dejar la mente libre para algo nuevo, pero siempre vuelvo: naturaleza y bioquímica.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

Soy un poco anticuado. Me gusta algo menos anónimo.

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Libros de  la naturaleza y sus fuentes populares.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

De momento, no.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

Una frase muy leonesa: Los cerdos y los señores tienen que venir de raza. Pero no soy racista. Estoy a  favor del concejo abierto.

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario