Cultura Cultura
Cultura

La Fragua Literaria Leonesa

Julia Barella: "León ha seguido acompañándome en el anonimato y en el desapego, en el cariño y en la nostalgia"

La poeta y profesora, Julia Barella, autora de 'Praderas de Posidonia', sigue escribiendo y trabajando en las relaciones entre la literatura y el medioambiente, la poesía y la degradación de la naturaleza.

imagen
Julia Barella. Foto Inés Marful
Manuel Cuenya | 27/05/2014 - 11:18h.

"He soñado que era yo misma

ni alegoría ni símbolo ni metáfora de mí.

Despierto y sólo reconozco lo que no soy:

ni sufría exilio, ni maltrato,

no era esclava ni vendía mi cuerpo,

es cuanto sé de mí".

(Julia Barella, 'C.C.J. en las ciudades')

Poeta, profesora de Literatura del Departamento de Filología, Comunicación y Documentación y directora de la Escuela de Escritura de la Universidad de Alcalá de Henares, Julia Barella, originaria de León, recuerda su ciudad con mucho cariño, porque aquí comenzó como poeta de la mano del maestro Antonio Pereira. Y en su universidad aprendió a ser profesora y a sufrir los primeros desengaños, las durezas del clima y la soledad. No obstante, León ha seguido acompañándola, "aunque casi nadie lo sepa, en el anonimato y en el desapego, en el cariño y en la nostalgia", porque es el paisaje de su infancia, dividido entre el jardín de Villafranca, los cerezos de Corullón, los cálidos ocres de la Maragatería y la capital. "Allí nací y di mis primeros pasos bordeando el río por el paseo de Papalaguinda, allí, me cuentan, que besé, también, por primera vez", aclara esta poeta, crítica literaria y profesora que compatibiliza la enseñanza con la creación literaria, aunque no resulta nada fácil, según ella, porque ha tenido que luchar para que su labor como docente no influyera en su creación poética, y también ha llegado a pensar en dejar la crítica literaria para dedicarse en exclusiva a la poesía. En todo caso, cuando le ofrecieron la dirección de la Escuela de Escritura de la Universidad de Alcalá de Henares, hace seis años, creyó que esto enriquecería su escritura. "Hoy no puedo decir lo mismo; tengo que elegir", señala, conocedora de que son pocos quienes llevan bien la relación entre la enseñanza y la creación literaria. "Ambas son excluyentes". Sin embargo, siente admiración por algunos escritores que lo han conseguido como Jorge Guillén, Pedro Salinas, Julia Uceda, Guillermo Carnero, entre otros.

"En este primer libro, publicaba algunos poemas que había escrito con antelación y en ellos está presente la búsqueda de una identidad femenina, al margen de la pareja y de los estados de enamoramiento, en el trabajo, en la jerarquía social, en la historia del ser humano".

La mujer en la poesía

...Cuando eres joven

no sabes,

cuando envejeces

no puedes;

la fatiga domina la vida

de las que caminan sin rumbo.

(Julia Barella, 'Praderas de posidonia')

Aparte de los poetas mencionados, Barella, cuyos temas recurrentes en su poesía son la mujer y la soledad, el dolor, la envidia, los celos, la brutalidad o la destrucción de la naturaleza, es una entusiasta de Emilia Pardo Bazán, aunque también de Valle-Inclán. Si bien le resulta difícil decir si son o no sus maestros, le gusta citar a  Jack London, Margarite Duras, Adrienne Rich, Paul Auster, Jim Thompson o Elfriede Jelinek, cuando le preguntan por sus autores preferidos. "Son escritores a los que llevo leyendo desde hace años sin caer en el aburrimiento ¡hoy te podría decir que la lista no se acaba aquí!", matiza la autora de 'Praderas de posidonia' (Huerga & Fierro, 2013), su último poemario hasta ahora, en el que las mujeres son posidonias habitando los fondos marinos, que tratan de sobrellevar el deterioro medioambiental para seguir liberándonos del CO2, purificándonos, en definitiva. "Aquí vida y poesía, tiempo y ficción, palabra y mundo se superponen, son la misma cosa", según Juana Castro, que ha hecho una estupenda reseña del libro en 'Cuadernos del Sur'", apostilla Julia Barella, que no ha dejado de explorar la condición femenina desde que publicara su primer poemario, 'C.C.J. En las ciudades' (Huerga & Fierro, 2002). C.C.J son las siglas de nombres de mujeres que conformarían la identidad de la propia autora: Carmen de Merimée, Carlota de Goethe y Julieta. "En este primer libro, publicaba algunos poemas que había escrito con antelación y en ellos está presente la búsqueda de una identidad femenina, al margen de la pareja y de los estados de enamoramiento, en el trabajo, en la jerarquía social, en la historia del ser humano", manifiesta su creadora, que vuelve  sobre las claves femeninas en su siguiente libro, 'Esmeralda' (2005), que es, según Julia, una visión, un sueño, un lugar al que dirigir nuestros pasos, un objetivo. "Pero no pudo ser, al final, llegas y todo queda por hacer", se lamenta, aunque confía, todavía, en encontrar respuestas en los espacios del arte, en las celosías, porque "la clave está inscrita en el ancla del barco que zarpa, al final de 'Esmeralda'". Luego, en su poemario 'Aguas profundas' (2008), decide  vivir bajo el agua, sobrevivir, contemplar la belleza silenciosa del fondo del mar, mientras arriba todo se destruye. Ambos libros son viajes iniciáticos, de autoconocimiento, en los que su autora emprende una búsqueda de sí misma en este recorrido imaginativo y metafórico.

"Todavía sigo estudiando la presencia del paisaje en Cirlot y Colinas, por ejemplo. Creo que todos ellos son grandes poetas".

Julia Barella, para quien la poesía emana de la vida, y es sin duda su forma de vida, su manera de relacionarse, porque sus espacios y tiempos poéticos siguen estando enmarcados en lo que ha vivido y tal vez en lo que ha soñado, "¿por qué no?", es asimismo autora de ediciones y antologías, además de una estudiosa de la poesía del siglo XX, entre cuyos poetas se encuentran Colinas, Lepoldo María Panero, Cirlot o Gimferrer. "Todavía sigo estudiando la presencia del paisaje en Cirlot y Colinas, por ejemplo. Creo que todos ellos son grandes poetas".

En la actualidad, sigue escribiendo y trabajando en las relaciones entre la literatura y el medioambiente, la poesía y la degradación de la naturaleza, la ecocrítica.

Entrevista breve a Julia Barella

"Los políticos son un reflejo de esa parte de la sociedad que les vota"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

Volvería a leer 'Dune'

Un personaje imprescindible en la literatura (o en la vida)

Gandhi

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable)

Portada de Praderas de Posidonia
Portada de Praderas de Posidonia

 

¡Buf!

Un rasgo que defina tu personalidad

Sinceridad

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

Generosidad

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

¿La política o los políticos?

Los políticos son un reflejo de esa parte de la sociedad que les vota.

La sociedad camina como siempre dirigida, es difícil reconocer que quiénes la dirigen son los mismos de hace décadas.

¿Qué es lo que más te divierte en esta vida?

He disfrutado mucho haciendo deporte, trabajando en el jardín, paseando por la playa.

¿Por qué escribes?

Lo hago desde muy joven, me ayuda a comunicar lo que no me permite la vida cotidiana.

¿Crees que las redes sociales, facebook o twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

No

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Seguir viviendo.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

No, por el momento.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

¡Buf!

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario