75 leoneses han sido transplantados en el Hospital Río Ortega en los últimos diez años

Dicyt

El Hospital Universitario Rio Hortega de Valladolid ha realizado desde noviembre de 2001, fecha en que inició el programa de trasplante de hígado como referente para toda la región, un total de 319 injertos a pacientes con una media de 54'5 años y un rango de edad entre 19 y 70 años. En este periodo se han registrado 896 donaciones, según se ha destacado hoy durante la celebración del décimo aniversario del primer trasplante de hígado en el hospital vallisoletano. La jornada ha contado con la presencia de destacados expertos nacionales y de responsables actuales y pasados del servicio, quienes han repasado la historia y la evolución de la Unidad regional de trasplante hepático del Río Hortega.

De los tres trasplantes realizados en el primer año se ha evolucionado a los 38 de 2010 o a los 40 que ya se han completado este año. Por provincias, los receptores del órgano se han situado principalmente en Valladolid (76), León (75), Burgos (69), Salamanca (33), Zamora (20), Palencia (16), Ávila (11), Segovia (8), Soria (6) y en otras comunidades autónomas (5).

Según los datos de la Coordinación Autonómica de Trasplantes, en el 23'9 por ciento de los casos los trasplantados han sido mujeres y en el 76'1 por ciento restante hombres. La causa más frecuente del trasplante ha sido la cirrosis no tumoral, con un 48'9 por ciento de las intervenciones quirúrgicas, seguida de los tumores hepáticos con un 33 por ciento de los casos. Los últimos datos disponibles indican además que sólo hay 9 personas en espera para recibir un hígado, con un tiempo medio en 2010 de 68'3 días (frente a los 147'1 de media nacional).

Respecto a los donantes, ascienden entre 2001 y 2011 a 896 personas. La edad media es de 61'3 años, con una significativa evolución de 50 en 2003 a 67 en la actualidad. El rango de edad de las personas que donaron desinteresadamente se ha situado entre 15 y 87 años, siendo un 41 por ciento mujeres y un 59 por ciento hombres.

En esta compleja intervención quirúrgica, que suele durar una media de casi 6 horas, participan activamente y de manera coordinada una media de 35 profesionales de los servicios de Cirugía general, Aparato digestivo, Anestesiología, Medicina intensiva, Hematología, Radiología y Anatomía patológica, así como personal de apoyo de otras categorías.

Hepatopatías crónicas

Las hepatopatías crónicas son una de las enfermedades digestivas más relevantes en Castilla y León por su frecuencia, mortalidad y el elevado uso de servicios sanitarios que su tratamiento implica. Las cirrosis y otras enfermedades crónicas del hígado se sitúan entre las primeras causas de muerte prematura en la región (aunque por debajo de la media nacional) pero con una tendencia ligeramente descendente, al igual que ocurre en el conjunto de España. De acuerdo con los datos de la última Encuesta de morbilidad hospitalaria, la enfermedad hepática y la cirrosis crónica fueron causantes de 1.039 ingresos en centros asistenciales de Castilla y León durante 2009; de ellos, un 74 por cien6o fueron hombres y la estancia media ascendió a 11'2 días.

Según la información de la Administración regional recogida por DiCYT, el trasplante hepático no sólo es hoy día una de las alternativas terapéuticas plenamente consolidadas, sino que además se está convirtiendo en uno de los principales tipos de trasplante que se realizan en el mundo. En este sentido, el candidato a un trasplante hepático ha de cumplir las siguientes condiciones: ttener una enfermedad hepática progresiva e irreversible de manera que la muerte o una morbilidad inaceptable son las alternativas al trasplante; la enfermedad hepática y sus complicaciones deben ser irresolubles por tratamiento médico o quirúrgico estándar y el paciente no debe tener contraindicación absoluta para el trasplante.

Etiquetas
stats