Castilla y León Castilla y León
Castilla y León

LABORAL

La firma del acuerdo de competitividad en Siro inicia una nueva etapa para el grupo galletero

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y la Ministra de Comercio, Reyes Maroto, firman con la empresa un nuevo plan para mantener el empleo en sus factorías de Castilla y León. El acuerdo ha generado polémica al intentar el Ejecutivo autonómico llevarse los méritos frente al Gobierno Central, con críticas del PSOE de Zamora.

Firma del acuerdo del plan para salvar la galletera Siro
Alfonso Fernández Mañueco y Reyes Maroto en la firma de Siro. // Juan Lázaro / ICAL
Agencia ICAL | 13/06/2022 - 20:00h.

Responsables de Siro, el nuevo inversor y los representantes de los cuatro centros de Cerealto Siro rubricaron esta tarde en el Ministerio de Industria el nuevo plan para la firma galletera, con la presencia de la ministra de Industria, Comercio y Turismo Reyes Maroto y el presidente de la Junta de Castilla y León Alfonso Fernández Mañueco.

Las cuatro fotos de familia, una por cada una de las plantas de Cerealto Siro, ponen el punto final a unas largas negociaciones y al inicio de una etapa dentro del grupo galletero. La presencia de Maroto y Mañueco fue la mejor prueba de que ambas administraciones, la central y la autonómica, decidieron por fin ir de la mano en la solución de esta crisis industrial, dejando atrás las asperezas y los cruces de declaraciones que se sucedieron desde el inicio de los contactos entre las partes.

"Hoy ya estamos más tranquilos que el sábado, había muchos nervios", reconoció Maroto a los representantes sindicales antes de que comenzara el acto oficial.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, afirmó esta mañana en Zamora que "lo mejor" del proceso por el que pasan las fábricas de Cerealto Siro Foods es "el acuerdo entre empresa y trabajadores", después de que se cerrara el proyecto para garantizar la viabilidad de la empresa. "El futuro es nuestro. Igual que hemos estado en el pasado y en el presente, estaremos en el futuro de Siro, por el empleo y la apuesta de la actividad industrial y los trabajadores", aseguró.

"Si es sólo por la Junta, Siro cierra"

El Partido Socialista de Zamora reprochó sin embargo hoy a la Junta de Castilla y León que "haya estado totalmente ausente" del proceso para asegurar la viabilidad de las plantas de Cerealto Siro Foods en la Comunidad autónoma. "Si la responsabilidad de que Siro se quedase en Castilla y León llega a ser de la Junta, la empresa estaría hoy cerrada y los 1.700 trabajadores, en la calle", afirmó el secretario general del PSOE de Zamora, Antidio Fagúndez según recoge Juanma de Saá en un teletipo de la Agencia ICAL.

"Lamentablemente, la administración que debería haber estado volcada para que esto no hubiera llegado, ha estado ausente. Todas las empresas que se han ido de Zamora y de Castilla y León habrían tenido un futuro muy diferente si hubiéramos tenido otro gobierno", añadió.

Fagúndez Campo expresó su satisfacción por el acuerdo alcanzado para que las plantas de Ceralto Siro Foods sean "viables" en Castilla y León. "Hemos tenido que llegar a un entendimiento con todos los factores que han participado, es decir, entidades financieras, trabajadores, empresas de caución y fondos de inversión. Sin la acción del Gobierno de España, la empresa de Siro estaría cerrada y esas 1.700 familias estarían en la calle", aseguró.

El secretario general del PSOE de Zamora explicó que, el pasado mes de marzo, el Ministerio de Industria, Consumo y Turismo "se puso manos a la obra", al conocer la situación de la empresa, con una deuda que hacía inviable su supervivencia. "Se trataba de reducir la deuda financiera, buscar un grupo inversión, apoyar a través de financiación externa y llevar una negociación laboral", enumeró. "Se empezó a hablar con el pool de bancos para hacer una quita económica. Paralelamente, durante Semana Santa mantuvimos conversaciones con Caja Rural de Zamora", indicó.

En este sentido, Antidio Fagúndez agradeció el "esfuerzo e implicación" de la cooperativa de crédito. "A pesar de que ello iba en contra de sus intereses, siempre tuvieron claro que la apuesta era clara por mantener el empleo. Fueron los primeros en llegar a un acuerdo aceptando una quita muy importante", subrayó.

Financiación del ICO

Por su parte, el Instituto de Crédito Oficial "consolidó" la financiación para que el grupo inversor tuviera liquidez para sumir el proyecto. "Las empresas de crédito y caución garantizan el pago entre proveedores para que se fabrique el producto. Sabiendo de las tensiones de tesorería, estaban dejando de suministrar. También ha garantizado eso el Ministerio", apuntó.

En este contexto, hizo hincapié en que los trabajadores "han sido desconocedores de la situación tan grave de la empresa" y apostilló: "De ahí, que el acuerdo tardase tanto en llegar. Por eso, la ministra insistió en venir a explicar la situación real. El 80 por ciento del producto se produce para Mercadona y, si se dejaba de suministrar, iba a buscar otra empresa que lo hiciera", expuso.

"Si este acuerdo se retrasa unos días más, la empresa no habría sido viable, al no tener al principal cliente. Por eso, quiero agradecer a todas las partes, inversores, entidades financieras y, especialmente, a la flexibilidad de los trabajadores que han dado un ejemplo", reconoció.

La secretaria de Organización del Partido Socialista de Castilla y León, Ana Sánchez, afirmó también hoy que, "de haber habido más Reyes Maroto y menos Mañuecos, el destino de Zamora habría sido otro", en referencia al cierre de empresas de las últimas décadas, y acusó a la Junta de Castilla y León de "permitir, impertérrita, impasible, el proceso de desindustrialización" de la Comunidad autónoma.

"Hemos tenido que oír al consejero palentino que Siro es una fábrica más. No, es un emblema de Castilla y León, detrás del que hay más de 1.700 familias. ¿Castilla y León tiene presidente? ¿Sabe el gobierno ultraderechista de Castilla y León lo que es que una familia de clase trabajadora no cobre la nómina este mes?", preguntó.

"El consejero de Empleo e Industria se ha pasado todo el fin de semana a la bartola, un fin de semana determinante para miles de familias. Les llamé gobierno de vagos y se ofendían, A las pruebas me remito", añadió.

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario