Vox tacha de “invasión” la inmigración no regulada y dice que la Ley de Violencia Intrafamiliar evitará “discriminaciones”

El presidente de las Cortes, Carlos Pollán (derecha), recibe a Juan García-Gallardo, de Vox. // Eduardo Margareto / ICAL

Laura Cornejo / elDiariocyl

El portavoz de Vox en las Cortes y futuro vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, ha reforzado este viernes el discurso xenófobo y machista que mantiene el partido de Santiago Abascal. Tras reunirse con el presidente de las Cortes, Carlos Pollán, para fijar su postura de investir como presidente a Alfonso Fernández Mañueco, en una rueda de prensa ha dejado en el aire que la Ley de Violencia Intrafamiliar que ha acordado en el pacto de gobierno con el PP vaya a coexistir con la Ley de Violencia de Género autonómica, algo que sí afirmó Mañueco la pasada semana, según informa elDiariocyl.

“Me resulta curioso que tengamos 32 acciones de gobierno y que los periodistas siempre me pregunten por las mismas y por esta en particular”, ha respondido García-Gallardo a la pregunta sobre si la Ley de Violencia Intrafamiliar incluirá la violencia vicaria, algo que el PP tenía previsto incluir en su Ley de Violencia de Género. “Nosotros hemos acordado una Ley de Violencia Intrafamiliar que proteja a todas las víctimas por igual, sin discriminación”, ha afirmado. Ante las repreguntas, García-Gallardo ha intentado zanjar la cuestión. “No insistan porque no les voy a responder otra cosa. Por zanjar esta cuestión, porque estoy cansado de responder preguntas siempre en el mismo sentido: las mujeres de Castilla y León van a estar igual o mejor protegidas que han estado hasta ahora porque Vox tiene como una de sus prioridades la seguridad de todos los ciudadanos, sean hombres, mujeres, niños o abuelos y espero haber sido suficientemente claro al respecto”, ha respondido.

Sobre las consideraciones que realizó este jueves el futuro presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, que declaró que si un padre mata a sus hijos “por un problema” con su pareja, “no es violencia machista”, algo que rectificó poco después para añadir que se trataba de violencia vicaria, incluida en la ley gallega como violencia de género. “Yo repudio todo tipo de violencia, bien sea de un hombre contra una mujer, de una mujer contra un hombre, de un padre o de una madre contra sus hijos o de unos nietos contra sus abuelos. Me parece que este debate es estéril, que sólo alimentan las polémicas que proponen algunos medios de comunicación, y lo que quiero decir es que el acuerdo entre el Partido Popular y Vox va a ser firme en el compromiso de la lucha contra todo tipo de violencia, sin ningún tipo de discriminación como prevé el artículo 14 de la Constitución Española.

“Pregunten a Don Iván por sus palabras”

Respecto a las declaraciones del secretario de organización de Vox, Iván Espinosa de los Monteros contra las mujeres “podemitas” y los “chiringuitos que viven de las subvenciones”, García-Gallardo ha acotado que “quien viva de una retribución que no tenga ningún impacto positivo en la sociedad” tiene que estar “muy preocupado” porque Vox ha venido a la Junta de Castilla y León “a poner orden” y a “hacer que el gasto público esté destinado al bienestar de los ciudadanos, no al revés”. Además, ha añadido que se pregunte directamente “a don Iván” por sus palabras.

“Ayudas con carácter prioritario para los ciudadanos de Castilla y León”

También ha hablado de la “inmigración ordenada” que impone Vox en su pacto como una “polémica vacía de contenido” porque “una inmigración o es legal y ordenada o no es una inmigración, es una invasión”, por lo que van a instar al Gobierno de España a que “refuercen” el control de las fronteras “para que quien quiera venir a España lo haga llamando a la puerta” cumpliendo con los trámites administrativos. Así, ha aseverado sobre el acogimiento de menores, que Castilla y León será tierra de acogida “para todo el que venga a sumar, a aportar social y económicamente y con capacidad de integración”. “No vamos a abonar ese efecto llamada que en ocasiones son las ayudas sociales que perciben algunos colectivos y que estamos en contra de ellas”.

También ha añadido que “los castellanos y leoneses pagan religiosamente sus impuestos con mucho esfuerzo” y que las ayudas sociales “tienen que tener con carácter prioritario su destino en los ciudadanos de Castilla y León”, porque en “muchas ocasiones” ven con “inquietud” que el dinero que pagan “va destinado a personas que nunca han contribuido económica y socialmente al sostenimiento de las arcas públicas”. Comparando la inmigración de ciudadanos del Norte de África, (que según García-Gallardo son el peligro real para las mujeres), con la de refugiados ucranianos, ha considerado que “en términos estadísticos”, Ucrania “es un país que da muchos menos problemas que otros sitios y sus ciudadanos en España tienen un índice de criminalidad bajísimo y cuya adaptación cultural es muy buena en términos generales”. García-Gallardo no ha querido precisar a qué ayudas se refería porque no había venido “a jugar al trivial”.

El futuro vicepresidente ha anunciado, cuando se le ha preguntado por una actualización de los sueldos de la Mesa de las Cortes que se acordó el pasado 4 de febrero, que uno de los compromisos de Vox es “reducir los gastos políticos superfluos” por lo que se van a reducir “las atribuciones económicas que van a tener los grupos parlamentarios” del Parlamento de Castilla y León, incluyendo, además, una reducción de las dedicaciones exclusivas de los procuradores.

El Pleno de investidura, el 25 o el 28 de marzo

Tras la ronda de encuentros, el presidente de las Cortes explicó, en una breve comparecencia, que ha trasladado al popular Alfonso Fernández Mañueco la propuesta oficial de su candidatura y avanzó que para el pleno de investidura se barajan dos fechas, el viernes 25 o el lunes 28 de marzo, si bien será la Mesa y Junta de Portavoces de principios de la próxima semana la que fije la fecha.

“Se ha cumplido el trámite. Alfonso Fernández Mañueco tiene los apoyos necesarios”, resumió el presidente de las Cortes, dado que PP y Vox suman 44 escaños, con los 31 del primero y los 13 del segundo.

En estos momentos, los equipos negociadores de PP y Vox ultiman la estructura del futuro gobierno, que será presidido por Alfonso Fernández Mañueco y vicepresidido por Juan García-Gallardo, con siete consejerías para los 'populares' y tres para Vox, según informa la Agencia ICAL.

Etiquetas
stats