La presidencia de las Cortes autonómicas, primer obstáculo para un acuerdo de Gobierno PP-Vox en la Junta

El presidente del PP, Alfonso Fernández Mañueco, y el candidato de Vox, Juan García-Gallardo. / Rubén Cacho / ICAL

Antonio Vega / elDiariocyl

La presidencia de las Cortes de Castilla y León, que se elige este jueves 10 de marzo, se ha convertido en el primer obstáculo entre PP y Vox para alcanzar un acuerdo de Gobierno en Castilla y León, según informa elDiariocyl.

Este lunes han seguido los contactos entre ambos partidos, pero sin cerrar un nombre sobre quién ocupará el principal cargo de las Cortes autonómicas y distanciando a ambas formaciones. El PP ha ofrecido en los últimos días a Vox la posibilidad de nombrar a uno de los dos senadores autonómicos que corresponden a los populares a cambio de que estos renuncien a la presidencia del legislativo, pero Vox, de momento, no ha aceptado la propuesta. Actualmente el PP tiene uno, que ocupa el empadronado en Sotosalbos (Segovia) y portavoz del PP en el Senado Javier Maroto, y al haber vencido en las elecciones le corresponde un segundo nombre, que están dispuestos a ceder.

El partido de Alfonso Fernández Mañueco insiste en recuperar la presidencia de las Cortes como partido más votado el pasado 13 de febrero, pero los de Santiago Abascal piden lo que el PP concedió a Ciudadanos en 2019, que incluía esa presidencia que supone el segundo cargo institucional en representación en la comunidad.

El desacuerdo sobre la constitución de la Mesa de las Cortes es parte de la distancia entre ambas formaciones, ya que, mientras que el PP ofrece ahora un pacto para el jueves que solo incluya esos cargos, Vox prefiere cerrar ya todo un acuerdo de Gobierno. Las negociaciones están abiertas y en el Partido Popular no descartan llegar al jueves sin un pacto y tener que mirar otras opciones parlamentarias. El portavoz nacional de Vox, Jorge Buxadé, confiaba este lunes en llegar “en buenos términos” a un acuerdo con el PP, incluyendo la Mesa de las Cortes.

Oferta de pacto a Soria Ya

Según ha podido conocer elDiario.es, el Partido Popular ha puesto encima de la mesa de Vox que en caso de desacuerdo pueden optar a la presidencia sumando los votos de Soria Ya y favorecidos por la abstención anunciada de los leonesistas de UPL en estas votaciones. La agrupación de electores soriana se ha mostrado abierta a llegar a pactos con el PP, pidiendo incluso al PSOE que se abstenga para permitir un Gobierno que excluya a Vox.

PP y Soria Ya han mantenido un encuentro este lunes por la tarde en el que los populares han ofrecido un puesto en la Mesa a la formación vinculada a la España Vaciada. Soria Ya, a través de su cabeza de lista, Ángel Ceña, defendió tras su reunión con el PSOE la semana pasada que “no queremos coche oficial ni despachos, y nuestro único interés es conseguir logros para la provincia”. Los populares les ofrecen ahora uno con un alto salario y coche oficial garantizados.

Por su parte los leonesistas de Unión del Pueblo Leonés (tres procuradores) mantienen que su voto es la abstención, como ha sido históricamente desde que tienen representación y declinando moverlo hacia alguno de los bloques. El partido explica que tampoco ha recibido ninguna oferta de los dos grandes partidos para repensar sus apoyos en la votación de la Mesa.

La suma de PP y Soria Ya contaría con 34 votos en las Cortes y, contando con la abstención de UPL, conllevaría que la candidatura de los populares se impusiera en segunda vuelta, incluso aunque el PSOE lograra un acuerdo con Unidas Podemos, Por Ávila y Ciudadanos y Vox votara en contra o a su propia candidatura.

El PSOE ha anunciado este lunes que su candidata a presidir las Cortes es su portavoz, Ana Sánchez, mientras que en el PP el nombre favorito es el de la consejera de Familia e Igualdad, Isabel Blanco. En Vox el nombre propuesto para el cargo es el de la exalcaldesa de Zaratán por el PP Susana Suárez.

Etiquetas
stats