Pablo Fernández, convencido de que UP será “determinante” para un Gobierno de cambio en Castilla y León

El leonés Pablo Fernández y la portavoz de Podemos, Isa Serra, hoy en Valladolid.. / Leticia Pérez / ICAL

ICAL

El candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla y León de Unidas Podemos, Pablo Fernández, se mostró hoy convencido de que su candidatura se convertirá en un “actor determinante” para conformar en la Comunidad un Gobierno de “cambio y progreso”, ya que para existan políticas “de izquierdas, sociales y de fortalecimiento de lo público” es necesario que Unidas Podemos esté en la Junta.

En este sentido, Fernández argumentó que ya se ha demostrado en el Gobierno de España que es Unidas Podemos es “el actor político que está asegurando las políticas progresistas, por lo que este modelo se debería replicar en el gobierno autonómico”.

Fernández, que realizó estas declaraciones durante un acto celebrado esta mañana en Valladolid, en Fuente Dorada, en el que también participó la número dos de la candidatura de Unidas Podemos, María Sánchez, y la coportavoz de Podemos, Isa Serra, recalcó que todas las encuestas coinciden en señalar que Unidas Podemos está subiendo de forma progresiva, “algo que demuestra que el anhelo de cambio en Castilla y León”.

El candidato a la presidencia a la Junta también criticó que la convocatoria de elecciones solo responde a la “irresponsabilidad” y al “politiqueo barato” de Alfonso Fernández Mañueco, que ha antepuesto los intereses del Partido Popular a los de la Comunidad con el único objetivo de ocultar los casos de corrupción que “cercan” a su partido.

A su vez, el secretario general de Podemos Castilla y León recalcó que su candidatura es la única que está diciendo la verdad, “pese a quien pese y caiga quien caiga”, y hablando de los problemas que preocupan a los castellanos y leoneses.

En su intervención ante los medios, Fernández recalcó que para revertir la despoblación, el principal problema que padece la Comunidad, es necesario reforzar los servicios públicos, un cambio en el modelo productivo que desde la investigación y la I+D+i genere empleo de calidad, una política que facilite el acceso a la vivienda y un transporte público que apueste por ferrocarril convencional y que vertebre la Comunidad.

Además, en materia educativa propuso rebajar las tasas universitarias un 50 por ciento, doblar el número de becas e instaurar la educación gratuita para niños de cero a tres años, mientras que también planteó la necesidad de convertir en pública todas las plazas residenciales de personas mayores.

De forma similar se manifestó María Sánchez, que destacó que Unidas Podemos ya ha demostrado que es “garantía de diálogo”, como se ha puesto de manifiesto en el Ayuntamiento de Valladolid. Además, se refirió a las encuestas y recalcó que los sondeos les dan más fuerza para seguir trabajando el resto de la campaña electoral.

A su vez, Sánchez, que se mostró convencida de Unidas Podemos será “decisiva” en el próximo “gobierno progresista, lamentó que muchos partidos nacionales vean a Castilla y León como un escenario de la ”posguerra“. Así, denunció que ”pretendan utilizar la Comunidad como un parque temático de la despoblación. No nos podemos dejar usar como decorado, tenemos que ser protagonistas de nuestra propia tierra“, sentenció.

Etiquetas
stats