La oposición arranca la legislatura autonómica enfrentada entre sí tras el pacto del PP con Vox

Luis Mariano Santos (UPL) muestra una papeleta de votación en el Pleno de constitución de las Cortes. / Miriam Chacón / ICAL

Antonio vega

Los partidos de la oposición en las Cortes de Castilla y León, en concreto PSOE, Unión del Pueblo Leonés (UPL) y Soria Ya, han comenzado la nueva legislatura muy distanciados a cuenta del pacto del PP con la extrema derecha de Vox y el resultado de las primera votaciones, la elección de la Mesa de las Cortes.

UPL y Soria Ya han tenido que salir a defender su abstención en la votación por la presidencia del parlamento autonómico este jueves, donde la extrema derecha se hizo con el cargo gracias al pacto de Vox y PP, que permite además su entrada en el Gobierno de Alfonso Fernández Mañueco. Las críticas a su voto recibidas del PSOE y en las redes sociales, que atribuyen a una campaña de los socialistas, han obligado a los dos partidos a aclarar el sistema de votación y defender su postura.

El leonés Carlos Pollán es ya la segunda autoridad de Castilla y León gracias a los 44 votos de Vox y PP, que suman mayoría absoluta. La socialista Ana Sánchez recibió 30 votos, de PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos, y hubo 7 abstenciones del resto de partidos. Los votos de abstención de UPL y Soria Ya han recibido críticas del PSOE por entender que se “pusieron de perfil” ante la entrada de la extrema derecha en el gobierno de las instituciones.

El PSOE fue el principal perjudicado del gran resultado electoral del pasado 13 de febrero en las provincias de León y de Soria. En esta última provincia Soria Ya barrió al PP, y sobre todo, al PSOE al que relegó como tercer fuerza política. Y en León el auge de los leonesistas de UPL hicieron perder dos escaños al PSOE y casi 30.000 votos.

UPL y Soria Ya han justificado su abstención y no apoyo a la candidatura socialista con que según el reglamento de las Cortes no existe la posibilidad de votar 'no' a un candidato, sino simplemente voto a favor de un nombre o abstención. Y lo han hecho difundiendo tuits prácticamente iguales con ese argumentario.

Pero el líder del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, reprochó a estos partidos que, a su juicio, se han “puesto de perfil” ante la entrada de la extrema derecha en el Gobierno, “Combatiremos a la extrema derecha hasta el último aliento, con toda dureza, aunque tengamos un nudo en el estómago”, señaló.

Soria Ya, que estuvo negociando su apoyo con el PP hasta el último momento por si no había acuerdo con Vox, se ha defendido arguyendo que “al no apoyar a ninguno (de los candidatos), hemos votado en blanco”. Y UPL justifican su postura en que tampoco ninguno de los dos partidos solicitó su apoyo para la Mesa y que numéricamente solo el voto del PSOE podía evitar el acuerdo del PP con Vox.

Históricamente los leonesistas se han abstenido en estas votaciones dentro de su postura de participar de forma limitada en la gestión de una comunidad que apuestan por escindir en dos.

Configuración del Grupo Mixto

De fondo de las posturas de los partidos está también la configuración del futuro Grupo Mixto, que podrían ser dos. Una cuestión que queda en manos de la Mesa controlada por Vox y el Partido Popular. Actualmente hay 9 representantes de 5 partidos para el Grupo Mixto, pero un informe de los letrados permitiría una escisión en dos mediante acuerdo.

La escisión en dos grupos minoritarios facilitarían más recursos a todos los partidos, ya que todos los grupos cuentan con un portavoz y viceportavoz con sueldo fijo, además de contar con las subvenciones fijas y variable (en función de los procuradores) para su funcionamiento ordinario.

Las posibilidades son un Grupo Mixto entre UPL y Soria Ya que se repartiera turnos y recursos al 50%, al contar cada uno con 3 diputados autonómicos, en unas conversaciones todavía incipientes y sin cerrar.

Los representantes de Por Ávila, Unidas Podemos y Ciudadanos quedarían entonces en el otro grupo. No se descarta tampoco que haya otra configuración que incluya a uno de los dos partidos –UPL o Soria Ya– con algunos de los pequeños. UPL ya ha convivido con los representantes de Unidas Podemos y Por Ávila en la pasada legislatura en el Grupo Mixto.

Etiquetas
stats