La Junta resuelve ayudas por 12,5 millones a medidas de agroambiente, clima y agricultura ecológica

Agricultura ecológica

ICAL

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha resuelto las solicitudes de incorporación de nuevos contratos plurianuales de las medidas de agroambiente y clima y de agricultura ecológica, convocadas en el último trimestre de 2019, por un importe cercano a los 12,5 millones de euros. Todas las solicitudes que cumplían los requisitos normativamente establecidos han sido resueltas en sentido favorable para los profesionales agrarios, y no ha sido necesario aplicar criterios de prioridad en ninguna de las submedidas.

Con los agricultores y ganaderos incorporados en esta convocatoria, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural fomenta y apoya estas ayudas ambientales que promueven el desarrollo rural, y alcanza la cifra de casi 14.200 titulares de explotación, de los que 853 son titulares de explotaciones ecológicas.

En los próximos días, los agricultores y ganaderos que solicitaron la incorporación podrán conocer a través de diferentes medios telemáticos el resultado de su petición. Además podrán solicitar el pago de la primera anualidad a través de la aplicación web, desarrollada por la Junta de Castilla y León, que permite la tramitación telemática de las ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) y de determinadas ayudas incluidas de Desarrollo Rural cuya gestión y control se integran en el modelo de solicitud única 2020.

Esta convocatoria es la cuarta que se efectúa para las medidas de agroambiente y clima y la quinta en el caso de la agricultura ecológica, con cargo al Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020. Debido a la situación de alerta sanitaria del Covid-19, la firma del contrato plurianual de cinco años se pospone para más adelante, reconociéndose en cualquier caso y a efectos prácticos su vigencia.

Las medidas agroambientales consisten en la realización de determinadas prácticas agrarias y ganaderas sostenibles que tienen como objetivo la conservación del medio ambiente. Son ayudas cofinanciadas por fondos agrícolas de desarrollo rural de la Unión Europea, por fondos de la Junta de Castilla y León y también del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Los agricultores asumen la realización de compromisos más exigentes respecto de las buenas prácticas de cultivo normales y perciben por ello un importe que varía en función de cada línea de ayuda.

El programa contempla una dotación de 226 millones de euros para las medidas de agroambiente y clima y de 31,5 millones de euros para la agricultura ecológica, lo que supone un total de 257,5 millones de euros y representa el 14,2 por ciento del total del programa.

Dentro del conjunto de acciones de agroambiente y clima, destacan las orientadas a prácticas ganaderas extensivas, así como otras que pretenden conservar las razas ganaderas autóctonas que se encuentra en peligro de extinción y también aquellas que favorecen la práctica polinizadora de la apicultura.

En el ámbito de prácticas agrícolas se encuentran medidas que se aplican en superficies agrarias de cultivos agroindustriales sostenibles como es el caso de la remolacha azucarera, la producción integrada, el mantenimiento de cultivos permanentes en paisajes singulares y la agricultura sostenible en los humedales de La Nava o Villafáfila.

En un bloque diferente se incluye a los agricultores ecológicos, con unas ayudas que reconocen los beneficios ambientales de sus prácticas y la aportación al sector de materias primas e incluso productos elaborados, que llegarán finalmente al consumidor. Eso permite además la consecución de los objetivos que contiene el Plan Estratégico de Producción Ecológica de Castilla y León 2016-2020.

Etiquetas
stats