La Junta 'aplaude' que los Presupuestos del PP y C's suban el año que viene 4,8 céntimos por litro el combustible

Foto Creative Commons: https://www.flickr.com/photos/otubo/

La gasolina en la provincia de León y en el resto de la Comunidad autónoma se encarecerá en cuanto se apruebe el actual proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado por el Partido Popular de Mariano Rajoy -y entren en vigor- que en principio apoya Ciudadanos y PNV, entre otras formaciones, y cuyo trámite parlamentario avanza con mayoría suficiente.

En concreto, en León el incremento medio alcanzará el 4% en el caso del combustible diésel y del 3,7% en el de la gasolina de 95 octanos, lo que en la práctica supone pagar 4,8 céntimos por litro de subida lineal desde el 1 de enero del próximo año en las gasolineras leonesas.

El Gobierno central impone en el Presupuesto 2018 que todas las comunidades autónomas apliquen el mismo tipo impositivo en los surtidores y, para igualarlo, ha optado por hacerlo al alza. Algo que perjudica a Castilla y León, donde el tramo impositivo autonómico suponía un ahorro a los bolsillos.

Pero la Junta de Castilla y León, que también gobierna el PP, no ve con malos ojos este incremento. Porque como valoró su portavoz, Milagros Marcos, la pasada semana, el PP de Castilla y León defendía “la equiparación y homogeneidad fiscal” de precios de combustible en todo el territorio nacional “desde hace tiempo”. Pero el Gobierno no lo sitúa en el nivel de donde se pagaba menos, como ocurría en Castilla y León, sino de donde se paga más caro. A pesar de ser preguntada, no entró a valorar el impacto negativo que tendrá sobre la industria o el transporte en las regiones de León y Castilla.

Un impacto que como denuncia hoy la Alianza Upa-Coag, sólo entre los agricultores de Castilla y León se asumirá el coste a mayores de 14,75 millones de euros más al año por repostar gasóleo en su maquinaria. Porque Castilla y León pasará a ser una de las regiones con mayores subidas de impuestos, aseguran.

El combustible dejará de ser más barato en cuanto estos Presupuestos entren en vigor, algo que previsiblemente ocurrirá esta primavera, en 22 provincias, frente a las otras 30 en las que, como en León, los surtidores marcan ahora las referencias más elevadas. Las diferencias entre unos puntos de suministro y otros dependerán de las políticas comerciales de cada estación de servicio, pero no de los impuestos por territorios, según lo previsto en los Presupuestos Generales del Estado.

La razón de este cambio se encuentra escondida en el proyecto de Ley de Presupuestos del Estado, donde Hacienda ha incorporado lo que denomina técnicamente como “integración del tipo impositivo autonómico del Impuesto sobre hidrocarburos en el tipo estatal especial”.

Etiquetas
stats