Podemos e IU piden en colegios e institutos públicos filtros HEPA y medidores de CO2

Alumnos con mascarillas y medidas de control de temperatura para acceder a un colegio. / ICAL

ICAL

Los líderes de Podemos y de Izquierda Unida (IU) en Castilla y León, Pablo Fernández y Juan Gascón, respectivamente, reclamaron hoy a la Junta que habilite una partida presupuestaria para la adquisición de filtros HEPA y de medidores de CO2 para su instalación en los centros públicos de la Comunidad como medida principal para la filtración y purificación del aire en las aulas sin necesidad de recurrir a la ventilación durante los meses invernales.

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, consideró que se trata de una solicitud “de sentido común” que llega como consecuencia de la “desidia e inacción” de la Consejería de Educación que “no ha hecho nada para adecuar los centros educativos públicos” en los que “la única solución” está siendo la ventilación de las aulas en unos meses de invierno que son “particularmente crudos” en Castilla y León.

“Hay que poner soluciones y la implementación de sistemas de filtración y purificación del aire es la solución adecuada para evitar contagios e impedir que los alumnos y profesores contraigan otras enfermedades”, declaró.

“En invierno hace muchísimo frío en Castilla y León” insistió Pablo Fernández, quien consideró que el hecho de presentar esta iniciativa “denota la desidia, apatía, atonía y falta de interés por la educación pública” en una Comunidad en la que “tenía que haber habido una planificación” y haber hecho un cálculo del número de filtros necesarios y que habrá que hacer ahora. “Todavía se está a tiempo si se da la celeridad necesaria” para la instalación de estos sistemas, recalcó Fernández.

El coordinador general de IU en Castilla y León, Juan Gascón, se pronunció en la misma línea y recordó que algunos centros escolares e incluso algunos ayuntamientos ya han hecho la inversión por su cuenta para dotar a las aulas de estos sistemas. Mientras algunos centros públicos lo han solicitado y las direcciones provinciales de Educación no han dado de paso, otros concertados están haciendo las inversiones ante el silencio de la Dirección General. “Puede haber una problemática en que haya centros que los tengan y otro son, y eso es competencia de la Junta”, recordó.

Gascón lamentó que la Junta “no soluciona los problemas ni deja que los centros los solucionen” lo que ha llevado a ayuntamientos y centros a acometer estos gastos pese a que se trata de una competencia autonómica. De hecho, recordó que la Comunidad Valenciana ha hecho una inversión para la adquisición de 8.000 sistemas en el territorio valenciano, además de que el propio Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha emitido un informe para explicar la importancia de que se haga esta inversión para que las aulas estén “más adecuadas a la vivencia de la pandemia e incluso posteriormente”.

Aun consciente de las solicitudes que se están produciendo por parte de muchos centros, Gascón dijo no disponer de la previsión de sistemas que serían necesarios en Castilla y León porque se trata de algo que tendría que tener la Junta en función de las peticiones y las ejecuciones ya realizadas. De cualquier forma, Gascón estimó que la inversión supone “cantidades minúsculas” para la cuantía que administra la Consejería de Educación y tildó de “delicado” que el Gobierno autonómico “no asuma sus labores y tengan que ser otras asociaciones y colectivos quienes lo realicen”, sentenció.

Etiquetas
stats