Castilla y León acumula 800 incendios forestales en los seis primeros meses del año

Campillo / ICAL. Fábrica 'León Brezo Ecológico' en Brañuelas

Miriam Badiola / ICAL

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, cifró este miércoles en unos 800 el número de incendios registrados en la Comunidad Autónoma en lo que va de año 2020, al tiempo que aseguró que en estos momentos hay una situación de “tranquilidad”.

Suárez-Quiñones recordó que recientemente se registró uno en Villar de Ciervo en Salamanca en el que se trabaja en estos momentos pero se mantiene “en una situación de no gran riesgo”, al tiempo que ayer se produjo uno “bastante peligroso” en un pinar de Soria que “finalmente fue controlado en muy poco tiempo”, de manera que “ahora mismo están todos los incendios controlados o extinguidos”, por lo que “no hay ninguna situación de especial riesgo”.

Tal y como destacó el consejero de Fomento y Medio Ambiente, en estos momentos “las condiciones meteorológicas son más tranquilas que las del fin de semana del 14 al 16 de agosto”, cuando se produjo “un gran número de importantes incendios forestales”.

No obstante, el operativo de incendios de la Junta de Castilla y León se encuentra “preparado” porque “puede pasar cualquier tipo de riesgo de incendio en cualquier lugar y cualquier momento”.

Seguridad para los montes

El consejero encargado de Medio Ambiente, hizo estas declaraciones durante su visita hoy a la fábrica 'León Brezo Ecológico', situada en la localidad leonesa de Brañuelas, en el término municipal de Villagatón, donde destacó la capacidad de la empresa como “elemento fundamental de economía circular y de seguridad para los montes”, con la ventaja añadida de “generar empleo local y el trabajo en el monte”.

Suárez-Quiñones recordó que el brezo es un producto forestal antiguo que siempre fue utilizado con usos agoalimentarios y que “prácticamente quedó en desuso” con el riesgo que supone al ser “un material fácilmente inflamable en el monte”, a lo que se suma que “cuando hay un incendio se regenera de forma muy rápida y supone un combustible para favorecer un incendio y su extensión en los bosques”.

Unos bosques que en Castilla y León cuenta con unas 400.000 hectáreas de brezales, de los cuales 8.000 están en los montes de Villagatón, por lo que “es muy importante que este tipo de actividades se promuevan”, ya que en el caso concreto de 'León Brezo Ecológico', genera 20 empleos directos, a los que se suman los indirectos, lo que supone “desarrollo rural y lucha a favor de los pueblos, la limpieza de los bosques y una nueva actividad económica muy ligada al territorio y que no es deslocalizable”, al tiempo que supone “un ejemplo de economía circular”.

Juan Carlos Suárez-Quiñones señaló que la fábrica supone “un ejemplo de una iniciativa de éxito” después de que “un empresario de Cataluña tomara la decisión de trasladarse a Villagatón” en el año 2019, para lo que “contactó con la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento”, quienes “se pusieron a trabajar con apoyos financieros y en la gestión y control del aprovechamiento del producto forestal”.

Por su parte, la alcaldesa del municipio de Villagatón, Carolina López, se refirió al proyecto de 'León Brezo Ecológico' como algo “principal”, ya que “ha permitido utilizar nuevamente el brezo”, lo que permite “un aprovechamiento sostenible en el tiempo y que genera puestos de trabajo y riqueza” situado en una antigua instalación minera que pone de ejemplo “la transición del carbón, de lo que se vivía antes, a un aprovechamiento sostenible”.

Tras la visita a la fábrica de brezo, el consejero de Fomento y Medio Ambiente acudió, junto al presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, la alcaldesa del municipio, Carolina López, y los presidentes de las diferentes juntas vecinales a visitar las actuaciones de rehabilitación de tres viviendas para alquiler social en el marco del programa 'Rehabitare' cofinanciad por la Junta.

Asimismo, visitaron el Edificio de Viajeros, ubicado en la antigua estación del ferrocarril, donde el ayuntamiento y sus vecinos apostaron por iniciativas de desarrollo rural, así como las acondicionadas Casa del Sobrestante y el Edificio de Maquetas, destinados a proyectos de desarrollo turístico en el medio rural.

En definitiva, iniciativas que tienen como denominador común el desarrollo rural, aquello por lo que “todas las administraciones trabajan” en aras de “tratar de dinamizar económicamente a los pueblos y dotarlos de infraestructuras y servicios” y “favorecer la repoblación del medio rural”.

Rehabitare

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente adjudicó el pasado mes de julio la rehabilitación de parte del Edificio de Viajeros de Brañuelas con el fin de a acondicionar tres viviendas a través del Programa Rehabitare, destinadas al parque público de alquiler social de la Junta de Castilla y León, con una inversión total prevista de 130.474 euros, financiado por la Junta, con la colaboración de la Diputación de León y el Ayuntamiento de Villagatón.

De las tres viviendas, las obras para construir dos de ellas fueron adjudicadas el pasado 15 de julio, con una inversión de 76.752 euros, financiado por la Junta y el Ayuntamiento. En esta actuación se acometerá la reforma de una de las viviendas existentes en la planta primera y de la vivienda situada en la plata baja.

La intervención proyectada consistirá en una rehabilitación interior completa, con algún reajuste de la distribución de espacios, incidiendo en la mejora de los aislamientos, tanto en los muros de fachada como en la medianera entre viviendas. Se prevé renovar completamente los acabados, así como la totalidad de las instalaciones que en el caso de la calefacción se ha optado por sendas estufas de biomasa y radiadores de aluminio. Por último se reharán los cuartos de baño y las cocinas que se entregarán amuebladas y con una dotación básica de electrodomésticos.

El programa resultante será una vivienda en primera planta con distribuidor, estar-comedor-cocina, baño y tres dormitorios, con una superficie útil de 76,25 metros cuadrados y una vivienda en planta baja con estar-comedor-cocina, despensa, baño y dos dormitorios, con una superficie útil de 57,41 metros cuadrados.

Para construir una tercera vivienda en el Edificio de Viajeros, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente adjudicó las obras el pasado 30 de julio, con una inversión de 51.721 euros, financiado al 50% por la Junta y la Diputación, en el marco del convenio suscrito por ambas instituciones a través del Programa Rehabitare para este ejercicio.

La intervención proyectada en esta vivienda consistirá en una rehabilitación interior completa, con mínimos reajustes en la distribución de espacios e incidiendo en la instalación de aislamientos, tanto en los muros de fachada como en la medianera entre las otras dos viviendas. Se renovarán completamente los acabados, así como de la totalidad de las instalaciones que en el caso de la calefacción se ha planteado una estufa de biomasa y radiadores de aluminio. Por último se reharán completamente el cuarto de baño y la cocina que se entregará amueblada y con una dotación básica de electrodomésticos. El resultado será una vivienda en primera planta con distribuidor, estar-comedor-cocina, baño y tres dormitorios, con una superficie útil de 79,95 metros cuadrados.

Etiquetas
stats