Correo electrónico: todo sobre spam y ventas por email

Listas de correo electrónico

Las listas de correo electrónico han dado paso a una nueva manera de hacer marketing digital, a través del envío masivo de mensajes a los clientes. Es lo que se conoce como emailing. Sin embargo, hay que estar atentos a dos factores básicos: los spam y el saber lograr mensajes que realmente llamen la atención del público para que no se desechen como basura.

¿Qué son los sistemas antispam?

Para quienes se han preguntado como funciona un antispam, la respuesta es que estos son controles para evitar que lleguen a la bandeja de entrada determinados correos electrónicos.

Existen varios de ellos y son efectivos porque no permiten muchos mensajes maliciosos o enviados para bloquear o robar bases de datos.

Sin embargo, cuando se trata de servicios de newsletter resultan fatales porque bloquean el envío de boletines de interés para los clientes y usuarios de determinados productos y servicios. He aquí algunos de estos sistemas para bloquear o evitar los servicios de newsletter o de venta por correo:

Encolamiento

Es una modalidad de bloqueo temporal o bloqueo por reputación. Se pone fin a este filtro cuando se van generando envíos de correos posteriores.

Se da, básicamente, cuando un proveedor de hosting o un ISP, da permiso de entrada a determinado número de mensajes en una hora, que provengan de un mismo remitente o dirección IP.

Listas Robinson

Su nombre deriva de Robinson Crusoe, personaje homónimo de la novela del inglés Daniel Defoe.

Se llama así porque es un sistema que aísla los mensajes publicitarios como se hallaba el famoso náufrago que pasó casi tres décadas en una isla desierta.

No se le considera una modalidad de bloqueo de spam, sino más bien una manera pasiva de evitar que lleguen masivamente correos electrónicos de determinadas cuentas.

Para ello, los proveedores de correo electrónico o ESP permiten afiliarse como cuentas que no enviarán publicidad vía email.

Bloqueo SPF

Es el más común de los sistemas antispam. No permite el paso de los newsletter u otros envíos de correos masivos.

Sin embargo, no guarda relación con listas negras y tampoco con los IPs de dominios en las listas negras.

Solamente bloquea o penaliza los correos que han llegado desde una IP que no está autorizada en la base de datos de SPF (falsificación de correos electrónicos).

Listas negras

Las listas negras o blacklist son bases de datos de direcciones IP o dominios que han sido bloqueados por envíos masivos de mensajes spam o de virus. Este registro se utiliza para resguardar a los usuarios de los emails maliciosos o sospechosos.

Listas grises

Esta modalidad surgió de los falsos positivos en las listas negras. Colocan en espera o cuarentena determinada cantidad de correos enviados desde una misma IP.

Difieren de las listas negras de que son temporales y permanentes. Tras la verificación correspondiente se entrega el mensaje. Este proceso puede durar algunas horas.

Spamtraps

Esta es una forma de antispam bastante particular. Su basamento se encuentra en pequeñas trampas en determinadas secciones de contacto o directorios de empresas.

De esta manera, si alguien envía un correo a dichas cuentas se sabe que se han obtenido sin cumplir las normas vigentes de antispam. Al detectarse esto, las cuentas van a parar a las listas negras.

¿Cómo crear campañas publicitarias llamativas para correos electrónicos?

A través de estos 5 sencillos pasos se podrán crear campañas de correo electrónico llamativas y de interés para los clientes:

1.- Definir el público meta u objetivo

Esto es esencial para crear cualquier campaña de marketing. Saber a quién se dirige el mensaje permitirá diseñarlo de la mejor manera posible. Por ejemplo, no es lo mismo crear una publicidad para jóvenes que desean vacacionar este invierno en el Caribe que para vender los servicios de abogados de divorcio.

Al definir el público meta u objetivo se puede construir un mensaje acorde a quien lo recibe y con la información idónea de esos usuarios.

2.- Elaborar una plantilla, formato o diseño propio

La estrategia forma parte de la imagen de una marca. Usar siempre el mismo formato permitirá que el cliente lea con más facilidad cada correo enviado.

Todo esto hace posible acceder a la información de manera sencilla, sin aburrir a los usuarios, quienes podrán conseguir lo que necesitan de manera expedita y sencilla.

Además, un formato preestablecido permite no perderse en detalles innecesarios o poco relevantes para el objetivo de la campaña de marketing.

3.- Delimitar el contenido

Los usuarios de correo electrónico tienen, muchas veces, tiempo limitado para sus propias labores. Por eso las campañas de emailing deben ser concisas y claras. Para ello, se hace imprescindible delimitar el contenido de los correos electrónicos.

Para saber qué deben llevar los emails de campañas publicitarias o de marketing se tienen que trazar metas de qué es exactamente lo que se desea lograr con ese mensaje en particular y, a partir de allí, saber cómo conseguir ese objetivo.

De esta manera, se pueden redactar mensajes precisos o diseñar banners e imágenes impactantes que llamen la atención del público.

4.- Planificar los envíos

Para que una campaña de publicidad sea efectiva hay que planificarla bien. La misma puede estar compuesta de varios correos (de intriga, desarrollando una idea, con promociones, etc.).

Los lapsos entre cada correo va depender del negocio, el tipo de usuario y el mensaje en sí.

El objetivo de que la campaña sea exitosa dependerá, en gran medida, de que los correos lleguen a tiempo de acuerdo con la organización de la estrategia de marketing.

Por eso es tan importante planificar estos envíos, para lo cual existen muchas herramientas que hacen posible programar con fechas y horas exactas cuándo serán entregados los correos electrónicos.

Esto es especialmente importante cuando las listas poseen diversos usos horarios en distintos países o continentes y se desea que el email llegue a determinada hora en cada nación.

5.- Seguimiento a las métricas

Las métricas no son más que indicadores estadísticos sobre el resultado de una campaña de marketing. Se dividen en positivas y negativas.

Las métricas positivas están determinadas por el número de correos abiertos y bien recibidos. Mientras que las negativas se evidencian con las que el servidor del cliente marca como spam, las que van a parar a la papelera y, peor aún, las suscripciones newsletter canceladas.

Para medir estos indicadores hay diversas herramientas o empresas de servicios que hacen el trabajo para sus clientes y ofrecen informes detallados de cada campaña de marketing.

Etiquetas
stats