UGT pone como tope septiembre para llegar a un acuerdo con la Junta sobre el operativo antiincendios

Bombero forestal en las labores de extinción de un incendio en Salamanca. // Jose Vicente / ICAL

Agencia ICAL

El secretario autonómico de UGT, Faustino Temprano, marcó el mes de septiembre como límite para llegar a un acuerdo con la Junta en materia forestal, en el marco del Diálogo Social, y que éste se incluya en el proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2023, que el Ejecutivo deberá presentar en octubre. “Alcanzar un acuerdo en esta mesa sin un presupuesto adecuado no sirve absolutamente para nada”, sostuvo Temprano, durante una visita a Zamora acompañado por el secretario general del sindicato, Pepe Álvarez.

Por ello, estimó en 90 millones de euros la cifra necesaria para “afrontar el giro de 180 grados” que, afirmó, ahora el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, “sí desea acometer”. “Es una pena que se haya dado cuenta cuando ha muerto un trabajador en los incendios de Zamora”, sentenció.

Con esta cifra que sugiere UGT, con fondos propios de la Junta, se podría acometer las tres patas principales del nuevo acuerdo: reconocimiento de la categoría de bombero forestal, estabilidad en el empleo para los doce meses y conjugar la actividad de los trabajadores que dependen de la Administración y los de las empresas privadas.

Temprano explicó que las políticas medioambientales y forestales son “competencia plena” de la Junta: “No le puede echar la culpa al Gobierno, han fracasado un año más”. Sin embargo, aplaudió que el consejero “esté dispuesto a dar un giro de 180 grados” al abrir la mesa de Diálogo Social referente a las nuevas políticas forestales “como consecuencia de los incendios”. Hasta el momento se han celebrado varias reuniones de la mesa y “se sigue trabajando”, pero a fecha de hoy, aclaró, “no existe ningún tipo de acuerdo”. El próximo encuentro será el 26 de agosto. El planteamiento de UGT es “claro” y así se lo han trasladado a Suárez-Quiñones: “La prevención es fundamental durante doce meses, para para eso se necesita dinero”.

Igualmente, rompió una lanza en favor del consejero del ramo, ya que aseguró que UGT negociará “exclusivamente” con él, ya que es el que “tiene adjudicadas las competencias en medio ambiente”. “En la Junta hay un Gobierno único y no se puede permitir que por un lado haya propuestas por parte del consejero del PP y por otro, propuestas populistas de los consejeros de Vox”, criticó.

Temprano realizó estas declaraciones en Zamora, provincia que ha sufrido la quema de al menos 67.000 hectáreas este verano. Junto a él intervinieron, entre otros, el secretario general de la FeSP-UGTCyL, Tomás Pérez Ureña, quien lamentó que España “sea un país que ”en lugar de prevenir se intentan solucionar las desgracias cuando ya han ocurrido“, en referencia a los incendios o al accidente moral laboral registrado en la construcción este lunes en Arroyo de la Encomienda (Valladolid), el cual también mencionó.

En este sentido, señaló que a la Junta “ahora le entran las prisas” para iniciar una negociación en materia forestal “y quiere pasar del siglo XIX al XXI directamente”. “UGT está en la negociación y queremos una política forestal del siglo XXI y que la Junta se dé cuenta de que tenemos un factor importante como es el cambio climático, que provoca incendios de sexta y séptima generación, más difíciles de apagar y que requieren una formación continua”, opinó. Pero lamentó que “Vox no deja a la parte del PP decirlo y se ha inventado el concepto 'anomalía climática', que parece lo mismo pero no dice lo mismo”.

Que no torpedeen

Igualmente, acusó al Ejecutivo autonómico de “torpedear” al Gobierno central, que “se ha comprometido a aprobar una ley en octubre para unificar categorías y la política forestal nacional”. “Se está encontrando bastantes impedimentos de algunas autonomías, en especial de la Junta de Castilla y León. Pido que no ponga palos en las ruedas y que colabore con el Gobierno para una política forestal unitaria, para que estos incendios se apaguen por bomberos forestales y los montes se cuiden por agentes con formación continua y con los medios suficientes”, expuso Pérez Ureña.

A su juicio, “no se puede seguir en el siglo XIX, a pesar de que ahora la Junta la dirigen personalidades más típicas de aquella época, que se pasan el día entre romerías y corridas de toros, como si fuera la España goyesca”.

Por último, cargó directamente contra el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, que “va a ver incendios con mocasines de piel”, y al que le afeó la medida de contratar a 400 parados para limpiar montes. “Son ocurrencias. Piensan que la prevención es simplemente quitar astillas de los caminos. La gente que está en el monte tiene que estar formada, no solo es limpiar con una escoba: hay que hacer cortafuegos, servicios selvícolas, saber dónde y cómo reforestar, que no es coger 400 parados y darles una escoba y mandarles a un monte. Que no es eso. Que esta gente entre ya en el siglo XXI”, les invitó.

Etiquetas
stats