UGT mantiene su exigencia de responsabilidades por las oposiciones suspendidas pese al anuncio de plazas para 2016

Ical

La secretaria general de la Federación de Servicios Públicos de UGT Castilla y León, Carmen Amez, expresó hoy una “sensación agriculce” tras el acuerdo en la Mesa Sectorial de Sanidad al no atenderse su propuesta de que la aprobación de la Oferta Pública de Empleo fuera en la primera quincena de 2016, pero se deja para febrero, cuando entiende que es una “prioridad” después de la suspensión de las 554 plazas de enfermeria.

“Lo suyo era una convocatoria cuanto antes”, afirmó Amez en declaraciones a Ical, en las que explicó la propuesta de UGT a favor de que se mantengan las plazas anuladas por el TSJ hasta que esté adopte una decisión firme. Así, indicó que si finalmente se anulan se pierden, pero añadió que se mantiene la “expectación” y los afectados pueden reclamar las tasas.

Sobre las 680 plazas de la Oferta Pública de Empleo a convocar en el primer semestre del año, manifestó que no son suficientes porque se incluyen todas las categorías y las pendientes de 2'014 y 2015, entre ellas 80 de médicos de familia y 411 de este año.

“El consejero es adulto y tiene que saber que tiene que hacer, pero UGT pide responsabilidades políticas de alguien de la Consejería de Sanidad, y el máximo responsable es él”, arguamentó la dirigente sindical, después de que hace una semana, cuando se conoció el auto del TSJ que suspendió las oposiciones de enfermería, pidiera la dimisión de Antonio María Sáez Aguado.

Por último, criticó la falta de agilidad en la negociación para dar una respuesta a las personas afectadas por las oposiciones que no se pueden celebrar y a las que estaban previstas de médicos. “Se ha demorado en el tiempo”, censuró, después de que haya sido hoy cuando se ha celebrado la Mesa Sectorial.

Etiquetas
stats