UGT exige transparencia en los datos de las residencias privadas afectadas por Covid-19

Foto de archivo persona mayor. / Foto: Pxhere.

Alba Camazón / eldiariocyl.es

La Federación de empleados de servicios públicos de UGT de Castilla y León ha solicitado por carta a la consejera de Familia, Isabel Blanco, los datos de los trabajadores de residencias privadas de mayores y de usuarios que se están dando de baja por presentar síntomas compatibles o dar positivo en Covid-19. El sindicato reclama así más transparencia a la Junta de Castilla y León, tal y como recoge eldiariocyl.es.

“Es conveniente desglosar los datos de los todos los centros residenciales. Sería un error grave que centros privados que se gestionan con la autorización y acreditación de la Junta de Castilla y León no tuvieran el mismo tratamiento de transparencia que se quiere dar con los centros propios de la Junta de Castilla y León”, lamenta en la carta el sindicato UGT de la mano de su secretaria de Igualdad y del Sector Sociosanitario, Fonsi Bonafonte, quien afea: “Hay muchas preguntas y no siempre respuestas por parte de la administración”.

Los datos generales que proporciona la Junta de Castilla y León establecen que, hasta ahora, han fallecido 2.131 usuarios con la COVID-19 confirmada o con síntomas compatibles. De todas estas personas, 1.514 fallecieron en la propia residencia y 617 en sus hospitales de referencia.

El verdadero peso de la atención a los mayores en residencias recae sobre el sector privado. de los 44.003 personas que actualmente están en los centros residencias, solo hay 2.858 usuarios en centros propios de la Junta de Castilla y León. De estos usuarios de centros públicos de la Junta, se han detectado 183 fallecimientos por COVID-19 o con síntomas compatibles. El gobierno autonómico sí proporciona los datos concretos de usuarios hospitalizados, fallecidos, confirmados y en aislamiento, pero solo de estos centros propios de la Junta.

La Fesp-UGT considera que debe estudiarse cada residencia en profundidad: “Se deberían hacer auditorias de todas las residencias al objeto de actuar con contundencia si queremos proteger a los más vulnerables”. También denuncia que no haya recomendaciones desde la Gerencia de Servicios Sociales para abordar la “incertidumbre” actual porque la Junta de Castilla y León se ha “olvidado” de“ proteger” a las personas “más vulnerables” y a las que cuidan de ellas, a quienes agradece todo su trabajo a pesar de la falta de protección y de protocolos “suficientes”.

Por este motivo, UGT insiste en la necesidad de que continúen los test rápidos a las trabajadoras en activo y usuarios de residencias y ayuda a domicilio “para dar a conocer los diagnósticos y frenar y prevenir los contagios”.

“Exigimos que se haga un seguimiento a las empresas para que cubran las bajas de los profesionales o contraten personal adicional con el objetivo de garantizar una atención digna a nuestros mayores”, reivindica UGT en la misiva, a la que ha tenido acceso eldiario.es. Esta organización sindical suma a sus peticiones que se aumente la ratio de personal en los centros residenciales ante las “carencias” que presenta el vigente. UGT defiende que las residencias de ancianos son “un servicio esencial”, por lo que hay que centrar el foco “en la búsqueda de soluciones” y no esgrimir motivos económicos “que solo han propiciado la precariedad del empleo en el sector y la discriminación entre lo público y en lo privado”.

“Nunca había tenido tanto sentido el trabajo de cuidados como misión del servicio público hasta ahora”, sostiene UGT, que defiende que este es el momento de tomar las medidas necesarias para fortalecer un sistema “que no ha cumplido con las necesidades de los usuarios, que no ha protegido a sus trabajadoras y que debe afrontar profundos cambios tras la actual crisis”.

Bonafonte afea el “abandono” de las residencias de ancianos en los últimos años con la reducción de ratios y la falta de profesionales en los centros “para dar un servicio con garantías capaz de cubrir las necesidades de nuestros mayores”. “Desde que comenzó la pandemia se han mostrado las carencias del sistema como resultado de la falta de recursos humanos y asistenciales”, reprocha el sindicato, que pide estudiar “los fallos” de la política autonómica y de las “escasas” inspecciones con capacidad de sanción de la gerencia, “que debería haber velado por los más vulnerables, las personas mayores, y quienes los cuidan”.

Además, UGT critica “el empeño de la Junta por generalizar las unidades de convivencia tanto en los centros públicos como en las empresas privadas” con proyectos como 'En mi casa' a pesar de “la falta de personal” que ya tenían las residencias antes de que comenzara la epidemia del coronavirus.

Etiquetas
stats