UGT advierte a la patronal que la negociación de cada convenio de empresa “será una trinchera”

Mariano Hoya y Miguel Ángel Gutiérrez, de UGT. // Miriam Chacón / ICAL

Agencia ICAL

El vicesecretario general de UGT Confederal, Mariano Hoya, reclamó hoy a la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) para llegar a un acuerdo para la recuperación de la capacidad adquisitiva de los trabajadores.

“Si no hay acuerdo, nos vamos a instalar en un proceso de mucha confrontación y cada convenio colectivo y de empresa será un conflicto y una trinchera”, subrayó. Es por ello que pidió a la patronal la negociación “con responsabilidad” para que los empleados no pierdan en un contexto en que las empresas ganan “muchísimo dinero”.

Antes de participar en una jornada sobre reforma laboral y su aplicación en el sector industrial de Castilla y León, Hoya recordó que 2021 fue un año de pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores del país. “Perdimos cinco puntos. El IPC se fue al 6,5% y la media de los convenios se quedó en el 1,47 por ciento”, aseveró. De ahí que reclamara que el 2022 no sea otro ejercicio igual cuando los beneficios de las empresas “es desorbitado”, como son los casos de las compañías del mercado continuo que han generado cerca de 62.000 millones de beneficio mientras que las del Ibex 35, mucho más.

El líder sindical declaró, según recogió la Agencia ICAL, que la pérdida de capacidad adquisitiva de los trabajadores no es positivo para el país. “Sabemos el escenario terrible de la invasión de Ucrania, pero no nos pueden condenar en este escenario. Con la reforma laboral de 2012, se perdieron diez puntos y cinco en 2021 y este ejercicio, no puede ser”, reiteró. También hizo un llamamiento para que el Gobierno de España tome medidas para reducir, de manera “inmediata”, los costes de energía.

Reducción de la temporalidad

Durante la jornada con la presencia de más de 300 delegados de los comités de empresa de UGT, Mariano Hoya calificó la última reforma laboral “como histórica” ya que, por primera vez, no hay recortes de derechos y fue acordada por CEOE, Cepyme, sindicatos mayoritarios y Gobierno central. Destacó los avances logrados en la recuperación del equilibrio en la negociación colectiva, la prevalencia del convenio sectorial en materias como salario y jornada, los logros en el mecanismo red como el ERTE Covid y, sobre todo,el paso fundamental dado en temporalidad. No en vano, señaló que en los últimos años, el 95% de los contratos era temporal fuera ciclo alcista o bajista mientras, que con datos de febrero, se ha situado en el 22%. Además, mostró su convencimiento que España se llegará a homologar con la media de la Unión Europea, que se sitúa entorno al 12 y 13%.

Por último, citó los avances de la reforma laboral para que todos los trabajadores empleados en las subcontratas tengan, como mínimo, el convenio de aplicación de la actividad que realizan.

El secretario general de UGT FICA Castilla y León, Miguel Ángel Gutiérrez Fierro, consideró que la reforma laboral no ha llegado al final, por lo que abogó por continuar con la negociación de otros aspectos que han quedado pendientes. Entre ellos, se refirió a las indemnizaciones por despido. En este sentido, Mariano Hoya, recordó que su sindicato abordó este asunto en las reuniones pero el Ministerio respondió que solo se iban a negociar los aspectos incluidos en el famoso Componente 23, que había sido enviada a la Unión Europea. En todo caso, apostó por este elemento no ha quedado resuelto ni la subida de los despidos, las causas y la utiilzación de la autoridad administrativa en caso de despidos colectivos.

Y es que el líder confederal destacó que los despidos, desde el año 2012 en España, están “muy, muy baratos”. “Esto confronta con lo que ocurre en otros escenarios de Europa ya que en algunos países de entorno se está subiendo el despido en situaciones de improcedencia e incluso por causas procedentes”, expuso. Es por ello que aseguró que UGT demandará recuperar los 45 días en caso de despidos improcedentes, sin ninguna causa, además de abordar las causas del despido. “Es un compromiso que tenían PSOE y Unidas Podemos en su pacto de gobierno para el acuerdo de legislatura”, añadió.

Etiquetas
stats