El TSJ sentencia que el permiso de lactancia puede solicitarlo el padre aunque la madre no trabaje

Ical

La Sala de lo Contencioso Administración del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ), con sede en Valladolid, ha anulado el artículo de una orden de la Consejería de Educación de la Junta que exigía al padre que acreditara que la madre trabajaba, para poder acogerse al permiso laboral de lactancia.

Este tribunal, que el pasado mes de noviembre dictó un auto de suspensión cautelar ante la denuncia interpuesta por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) en junio de 2014, considera que la exigencia de la orden de la Junta es una vulneración del derecho de igualdad entre hombres y mujeres.

En el fallo, la sentencia argumenta que el permiso de lactancia se encuentra desvinculado del hecho biológico de la lactancia natural y se considera un tiempo de atención al bebé, y una medida conciliadora de la vida familiar y laboral, que cualquiera de los dos cónyuges pueden solicitar en igualdad de derechos y condiciones.

Además, el TSJ considera que el condicionado que se imponía al padre para obtener el permiso de lactancia desvirtuaba la razón del permiso y, en todo caso, debería exigirse esa circunstancia a ambos progenitores, y no sólo al padre. Como conclusión, el Tribunal califica el artículo anulado de “discriminación injustificada” y contrario al artículo 14 de la Constitución.

“Si la administración nos hiciera más caso, no tendríamos que recurrir tanto a los tribunales, para resolver cuestiones de sentido común. Aunque la madre no trabaje puede tener otras necesidades familiares o personales, como formarse profesionalmente o buscar trabajo”, aseguró la responsable de Enseñanza en CSI-F de Castilla y León, Isabel Madruga.

Asimismo, consideró que la decisión judicial avala “la opinión y el trabajo de nuestro sindicato, que desde el primer momento consideraba que se estaba vulnerando un derecho, y que se hacía un trato discriminatorio. Este es un logro significativo, pero desde CSI-F seguiremos defendiendo la igualdad de los hombres y las mujeres en todos los ámbitos laborales y, por supuesto, los derechos laborales y la mejora de las condiciones de trabajo de los empleados públicos, tan vapuleadas en estos últimos años”.

Contra esta sentencia, la Consejería de Educación podrá presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo en plazo de diez días.

Etiquetas
stats