Los sindicatos de Enfermería reclaman más material de protección para los sanitarios

Parada del autobús del Hospital de León, entrada principal, sin marquesina.

La falta de medidas de protección con la que los Técnicos en Cuidados de Enfermería (TCE) y el resto de profesionales sanitarios de las Residencias de Mayores, públicas y privadas, y Hospitales se están enfrentando a la atención de los pacientes pone en peligro su salud y la de sus familias, según reclaman .

“A esta escasez de recursos materiales se añade una importante falta de personal tanto en los hospitales como en las Gerencias, agravando así el problema, pues ante esta crisis sanitaria es fundamental contar con todos los recursos humanos posibles, ya que la saturación de residencias y hospitales comienza a ser alarmante”, reclaman desde el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE).

“Por ello, una de nuestras exigencias es la realización de la prueba a los profesionales, ya que muchos están en sus casas en aislamiento y podrían estar en activo sin ningún riesgo si se les hiciera la prueba y dieran negativo. Además, los trabajadores sanitarios están expuestos al contagio exterior y pueden sentirse asintomáticos durante días y estar contagiando a los usuarios al no estar protegidos adecuadamente, por ello es urgente que se dote a todo el personal sanitario y de servicios sociales de mascarillas quirúrgicas y guantes. No puede entenderse esta desprotección irresponsable cuando en el momento actual lo primordial es garantizar la salud de quienes velan por la de los ciudadanos”, explica Berta González, secretaria provincial de SAE en Burgos.

Grave problema de material de protección

Por su parte, el Sindicato de Enfermería, Satse, ha vuelto a reclamar al Ministerio de Sanidad que dé una solución urgente al grave problema de falta de material de protección que sufren las enfermeras y enfermeros a la hora de atender y cuidar a las personas y otros profesionales sanitarios afectados por el coronavirus.

Satse realiza un seguimiento diario de la situación que se vive en los centros sanitarios de todo el Estado, tanto de Atención Especializada como de Atención Primaria, y otros centros sociosanitarios, como residencias de mayores, y sigue constatando importantes problemas de desabastecimiento de los distintos elementos que configuran los equipos de protección individual (EPIs), como mascarillas, guantes o batas.

El Sindicato subraya que, conforme han aumentado el número de casos, la falta de equipos de protección individual se ha convertido en un grave problema en muchos de los centros de las distintas autonomías, lo que refleja una falta de previsión por parte de las autoridades sanitarias.

Ante esta lamentable realidad, Satse ha vuelto a hacer un llamamiento al Ministerio de Sanidad, administración competente tras la declaración del Estado de Alarma de propiciar el abastecimiento de estos equipos a los centros sanitarios de todo el Estado, para que resuelva la situación de indefensión que sufren las enfermeras y enfermeros, así como otros profesionales sanitarios, y que pone en grave riesgo su salud y la de los pacientes a los que atienden.

Amenazas por usar los EPIs

Asimismo, el sindicato denuncia que se están dando muchas situaciones en las que el acceso y uso a estos equipos está siendo restringido y se suministra en algunos casos por debajo de las necesidades, llegando incluso a amenazarse a los profesionales con aperturas de expedientes disciplinarios por la utilización de los equipos de protección individual para prevenir contagios y/o enfermar.

De igual manera, Satse ha recibido quejas de enfermeras y enfermeros porque en algunos centros se han reducido las situaciones en las que se administra la mascarilla a los profesionales a los momentos en los que se tenga que atender a un paciente en aislamiento protector o aéreo.

La organización sindical es consciente de la situación extraordinaria por la que se está atravesando y de que hay que hacer un uso racional y eficiente de los recursos materiales con los que se dispone, pero insiste en que no se puede permitir, en ningún caso, que se ponga en riesgo la seguridad de los pacientes y ciudadanos, así como de los profesionales sanitarios.

Urgente realizar la prueba de detección a los sanitarios

De otro lado, desde Satse se insiste en que es urgente realizar la prueba de detección del coronavirus a todas las enfermeras y enfermeros y al resto del personal sanitario que pueda ser sospechoso de haberse contagiado, con especial prioridad en los servicios y áreas que forman parte del circuito habitual de los pacientes aislados con sospecha de contagio.

Al respecto, el Sindicato de Enfermería subraya que estas pruebas hay que realizarlas, tanto en los hospitales como en los centros de salud, residencias de mayores y el resto de centros sanitarios y sociosanitarios, reiterando que la seguridad de los profesionales sanitarios es esencial y prioritaria para que éstos puedan seguir combatiendo esta pandemia.

Etiquetas
stats