Los sindicatos califican la reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan del Carbón de “fracaso y decepción total”

V. Silván/Ical.

“Un fracaso y una decepción total, este es el resumen rápido y breve”. Así de tajante se mostró el secretario regional de Industrias Extractivas de CCOO en Castilla y León, Jesús Magadán, al término de la reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan del Carbón que mantuvieron hoy en Madrid los sindicatos y patronal minera con representantes del Ministerio de Industria.

En este sentido, Magadan destacó que desde el Gobierno central se está haciendo caso omiso a las advertencias de los sindicatos y de todas las empresas carboneras, desde las de Castilla y León a las de Aragón, que denuncian que el nuevo Plan del Carbón, aprobado en octubre, “no se está cumpliendo”. “Hay voluntad política de no cumplirlo”, recalcó el responsable sindical, que acusa a l secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, de “sólo ir a hacerse la foto” y “no volver a mover un dedo más” por sacar adelante al sector minero.

En este sentido, Magadán apuntó que “lo único positivo” del encuentro es que Industria les adelantó que entre este viernes y la semana que viene se procederá al pago de las ayudas del 2013 “que afectan a una parte mínima, son pocas empresas las que van a poder cobrar porque las concursadas o liquidadas, Uminsa, CMC y Alto Bierzo, no han podido optar a ellas”.

También explicó que les han dado traslado de los borradores para la resolución de las prejubilaciones y el aspecto social del plan y también de la resolución de ayudas al cierre de unidades de producción. Y es que, valoró el responsable de CCOO, es importante que se de cobertura a trabajadores como los de la empresa palentina Isidro y María, que tras su cierre se encuentran en el “limbo” sin poder acceder a las coberturas que prevé el plan.

El problema de los cupos

Otra de las preocupaciones que tanto la patronal Carbunión como los sindicatos trasladaron en el encuentro es el incumplimiento “sistemático” en lo cupos que las mineras deben suministrar a las centrales térmicas. “De los 6,3 millones de toneladas que teníamos que meter en térmica, sólo se ha cumplido con el 30 por ciento”, apostilló Magadán, que denunció que las eléctricas no están comprando minera y que eso está llevando “a la ruina” a las empresas en concurso y a las que no lo están, dejando en “una situación muy delicada a toda la minería”.

En este sentido, Magadán señaló que ante la petición realizada por sindicatos y patronal para que la resolución por restricciones por garantía de suministro sea modificada para que las toneladas que Hijos de Baldomero García tiene asignadas a la térmica de Anllares pasen a Compostilla II, el gerente del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras, Juan Miguel Benítez, se negó. “Literalmente dijo que no iba a modificar la resolución por restricciones por una sola sola empresa”, recalcó.

Y es que esta modificación, que supondría un “simple trasvase” de cupos de Anllares a Compostilla, beneficiaría no sólo a Hijos de Baldomero García a la hora de cumplir con los suministros sino también a la empresa Alto Bierzo, que necesita de un carbón de mayor calidad para poder hacer la mezcla con su mineral de cielo abierto y suministrar en la central de Cubillos.

Así, el futuro de la minera del grupo Viloria vuelve a pender de un hilo. Su administrador concursal, presente también en la reunión, advirtió que entonces la única solución que le queda es paralizar la actividad en el cielo abierto, volver a echar el cierre al pozo Casares –en el que ya están trabajando una veintena de trabajadores- e instar a la liquidación definitiva de Alto Bierzo.

Etiquetas
stats