Satse pide 400 plazas de enfermería para garantizar el servicio en los hospitales públicos

Ical

El Sindicato de Enfermería Satse de Castilla y León exige a la Consejería de Sanidad que aumente la plantilla de enfermeras en Atención Especializada en los hospitales de la Comunidad en una cifra que supere las 400 plazas. De esta forma, se garantizarían unas condiciones laborales adecuadas del colectivo y una asistencia sanitaria de calidad. Así lo hizo hoy en la Mesa Sectorial de Sanidad, donde planteó la negociación de las plazas a cubrir al entender que lo planteado en este ámbito por la Consejería de Sanidad “es claramente insuficiente”.

Según la organización sindical, si el sistema sanitario regional funciona es “gracias al esfuerzo personal de todos los profesionales que trabajan en él y este esfuerzo mantenido en el tiempo”, lo que en su opinión pasa factura “en forma de un mayor estrés y desmotivación generalizada a la hora de afrontar su trabajo”.

Así, concretó que se pone de manifiesto una necesidad general de incrementar la dotación de enfermeras en todos los hospitales de la Comunidad para poder cubrir las necesidades asistenciales básicas. “No hace falta decir que el envejecimiento de la población, el incremento de la demanda asistencial y la mayor complejidad de las técnicas ha incrementado exponencialmente la presión asistencial, lo que no se ha visto reflejado en un incremento de la dotación de enfermera”, expuso.

Además, criticó que en los últimos años, la Administración regional sanitaria no ha dejado de recurrir a contratos temporales para cubrir la asistencia. “Estos contratos no acaban de transformarse en plazas fijas de la plantilla de enfermería, sometiéndola a una gran precariedad laboral, a lo que se añade que son muy corta duración y que se suceden de forma encadenada para una misma persona”, puntualizó

La propuesta de Satse a la Consejería de Sanidad incluye que se lleve a cabo un estudio real de las necesidades de plantilla existentes en base a diversas variables como el índice de envejecimiento poblacional; el índice de sobreenvejecimiento; el incremento de la población en los 10 últimos años; la evolución del número de casos por grandes grupos de edad en los hospitales de Sacyl; y la evolución de la estancia media por grupo de edad.

En este sentido concretó que ya en 2015 planteó esta cuestión pero sin respuesta por parte de la Consejería. “Si se quiere garantizar una asistencia de calidad debe empezar por dotar a los hospitales de la Comunidad de una plantilla de enfermería suficiente para ello. De lo contrario, la presión asistencial que deben soportar las enfermeras es tan elevada que puede tener consecuencias negativas en su trabajo y en su vida profesional y personal”, concluyó.

Etiquetas
stats