La Residencia Consejo de Europa se reconvierte en una escuela de formación y empleo para jóvenes en riesgo de exclusión

Residencia Consejo de Europa

Elena F. Gordón/Ical

La Junta, con la implicación de las Consejerías de Economía y Hacienda y Familia e Igualdad de Oportunidades, pone en marcha en la capital leonesa una escuela autonómica para la formación y el empleo destinada a potenciar la inserción socio-laboral de jóvenes de 16 a 30 años que estén en una situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social. La Fundación Juan Soñador asume la gestión del centro, que se ubicará en la cerrada residencia Consejo de Europa, ubicada en la calle Fernández Ladreda.

El protocolo de colaboración que establece la puesta en marcha del centro fue suscrito hoy en León por Pilar del Olmo y Alicia García con el representante de la Fundación, Jesús Álvarez, y en presencia del alcalde de León, Antonio Silván, quien agradeció la decisión de la administración autonómica de crear en la ciudad un proyecto social de vocación regional que es fruto, dijo, de un “esfuerzo callado”.

Para que esta iniciativa sea una realidad el departamento que dirige Del Olmo ha cedido a Juan Soñador las instalaciones de la antigua Residencia Juvenil Consejo de Europa, valoradas en 1,6 millones y que serán sometidas a una reforma que asumirá la Fundación CEPA, con sede en Vegaquemad con una inversión de 400.000 euros. Del Olmo señaló que además de la “rentabilidad social” que supone para su Consejería el aprovechamiento de ese inmueble en un proyecto “interesante, bonito y práctico”, se implicarán en la búsqueda de empleo para los jóvenes que pasen por el centro para recibir formación.

Por su parte, Alicia García, calificó de “ambicioso e ilusionante” el proyecto en el que su área de gobierno invertirá 2,1 millones hasta el año 2020 con el objetivo de atender a más de 150 alumnos al año. Con la colaboración de la Iniciativa de Empleo Juvenil y del Fondo Social Europeo, se atenderán a jóvenes llegados de toda la comunidad, especialmente procedentes del sistema de protección y reforma de Castilla y León, que residirán y se formarán en esta Escuela integral.

Jesús Álvarez explicó que el centro, que ya ha comenzado a impartir sus primeros cursos -sobre hostelería y comercio- aborda un proceso completo que comienza con la formación, que se adaptará a las necesidades y demandas del mercado y concluye con la inserción en el mercado laboral. En la actualidad, dijo, hay muchos jóvenes en una situación de precariedad a consecuencia de la crisis económica y ya cuentan con una alta demanda para los cursos que comenzarán a principios del próximo años.

En todo 2016 se prevé impartir unos 12; todos ellos combinando las habilidades de los alumnos con la realidad del mercado laboral. El tratamiento que se da a los jóvenes, subrayó, es personalizado y con un cáracter eminentemente práctico para favorecer el acceso a un puesto de trabajo cuando concluye el periodo de formación.

La Fundación Juan Soñador trabaja en la prevención, educación y promoción social de los menores, jóvenes y familias en situación de marginalidad y desde el año 2002 colabora con la Junta en distintos programas y centros localizados en León, Valladolid, Palencia y Burgos. El pasado año atendieron a más de 5.000 personas.

Etiquetas
stats