Renuncia la empresa que iba a reformar el mercado del Conde Luna y pone en riesgo la ayuda europea

Interior del mercado del Conde Luna con numerosos puestos cerrados.

El plazo estaba ya muy justo pero ahora se complica aún mucho más la millonaria inversión que estaba prevista para remodelar e intentar llenar de contenido, incluso con gastrotiendas, el tradicional mercado del Conde Luna en el Casco Histórico de León.

Hoy se ha conocido que ante la “imposibilidad de cumplir con los plazos de suministros” y también “debido al aumento de los costes por encima de los niveles que hubieran podido ser previstos”, la empresa adjudicataria de las obras ha solicitado al Ayuntamiento de León la resolución del contrato por mutuo acuerdo.

Esto provoca un serio problema, ya que este proyecto, que en su conjunto iba a invertir 6,3 millones de euros, tiene como plazo máximo de ejecución hasta final de este mismo año, al menor en la jugosa parte que aporta la Unión Europea a través de una subvención que fue la mayor concedida por el Gobierno en la Comunidad con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Para tratar de agilizar al máximo, el equipo de Gobierno municipal del PSOE ha anunciado hoy que ese expediente de resolución con la empresa será tratado en la la Junta de Gobierno Local de este viernes para avanzar con los trámites administrativos. “Una vez adoptado el acuerdo que corresponda por los servicios técnicos municipales, el trámite siguiente será resolver el contrato aceptada la propuesta de resolución por la empresa adjudicataria. Acto seguido, se comunicará la decisión al siguiente licitador”, indica el concejal de Régimen Interior, Movilidad, Deportes y Servicio de Comercio, Vicente Canuria. Esta situación podría conllevar, calcula, un retraso de entre dos y cuatro semanas del inicio de las obras conforme a lo previsto.

El proyecto total de este mercado cubierto incluye las inversiones poder convertir el mercado municipal de abastos existente en un mercado más adaptado a la demanda comercial actual y futura, con la posibilidad de incorporar nuevas actividades, como gastrotiendas y degustaciones relacionadas con productores locales y kilómetro 0.

Ya estaba todo preparado para que mientras durasen duren las obras, los puestos -no muchos- que quedan se pudieran trasladar al aire libre al aparcamiento situado frente a la iglesia de Santa Nonia, zona que ya había sido acotada para este fin pero que de momento permanecerá vacía.

Etiquetas
stats