El Procurador del Común pide a los ayuntamientos un protocolo para abordar de forma coordinada los casos Diógenes

Ical

El Procurador del Común en Castilla y León ha propuesto a los ayuntamientos de toda Castilla y León la elaboración y aprobación de un protocolo de actuación ante situaciones de riesgo para la salud pública o insalubridad en viviendas y locales originadas por casos, entre otros posibles, de Síndrome de Diógenes, en el que se establezcan las instrucciones de intervención para los profesionales, y que permitan una actuación coordinada que resuelva eficazmente estas problemáticas. Así lo recoge una resolución fruto de una actuación de oficio iniciada hace unos meses tras recibir quejas de vecinos que compartían inmueble con personas que sufrían esta enfermedad.

A raíz de las reclamaciones, se inició la tramitación donde se pidió información a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes de Castilla y León para conocer los protocolos de actuación ante este problema. Esta patología se presenta habitualmente en personas mayores solitarias que, voluntariamente, optan por el aislamiento social y familiar, la reclusión en el propio hogar y el abandono de la higiene personal, viviendo en condiciones de pobreza extrema y llegando a almacenar ingentes cantidades de basura y desperdicios, con el rechazo de cualquier ayuda o apoyo exterior.

Aunque no constan estudios epidemiológicos en el caso de Castilla y León se ha trabajado con los datos facilitados por los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes sobre los casos detectados de Síndrome de Diógenes en los últimos cuatro años en esos ámbitos municipales, que registran en León, con 17 casos, y en Valladolid, con 12, el número más elevado. Estas situaciones originan importantes problemas de salubridad y seguridad pública en la sociedad, pues junto al claro riesgo que se origina para las personas afectadas , ello incide igualmente en la vecindad, al generarse malos olores e, incluso, plagas, riesgo de incendio, que contribuyen a generar alarma social.

Tras recibir la información se detecto que salvo el Ayuntamiento de Salamanca que tenía elaborado un protocolo de actuación, y León, que lo aprobó recientemente, el resto de ayuntamientos no cuentan con la unificación de las medidas necesarias, tanto en la identificación de la problemática como en la intervención de los profesionales y sistemas públicos. Objetivo que podría alcanzarse a través de una actuación protocolizada o protocolo de intervención interadministrativa e interprofesional que, con la participación de todos los sectores implicados, facilitase y unificase las estrategias de actuación en estos casos.

Etiquetas
stats