Los preferentistas de Banco Ceiss creen que la oferta de Unicaja es un “robo”

Manifestación de afectados por las preferentes del Banco Ceiss el pasado mes de julio.

ileon.com

El limbo jurídico en que se encuentra el Banco Ceiss (banco de Caja España-Duero, si es que ésta sigue existiendo como tal) afecta de forma grave a los afectados por las participaciones preferentes y deuda subordinada en la entidad. Un caos en una entidad nacionalizada -al menos en el plano práctico y reconocida como tal en el informe anual del Frob- pero a la que el Estado no trata como tal pensando en colocarla a Unicaja y evitar que sea el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) el que se haga cargo de la misma y las pérdida al sector público sean mayores a las ya reconocidas de 525 millones de euros irrecuperables.

En esta situación los poseedores de participaciones preferentes y deuda subordinada (con importes de 412,06 millones de euros y 598,65 millones respectivamente según la Plataforma de Afectados de las Preferentes del Banco Ceiss) no tienen las ventajas de las otras nacionalizadas como Bankia o Novagalicia Banco que pueden recurrir al arbitraje o hacer líquidos sus títulos en bolsa u otros mercados secundarios.

Así las cosas Unicaja lanzó una oferta para hacerse con el Banco Ceiss condicionada a un acuerdo con los poseedores de preferentes y deuda subordinada, “un robo” para los afectados por la comercialzación de este polémico y complejo producto financiero.

Desde las plataformas de afectados de preferentes del Banco Ceiss de Asturias y Castilla y León no dudan en rechazar la oferta de Unicaja al considerar que supone una nueva minusvaloración de su inversión, al estimar una pérdida adicional de un 75%. Si actualmente los afectados han visto reconvertidos sus títulos en CoCos (Bonos convertibles en acciones) por un importe de 803,47 millones de euros apuntan a que la oferta de Unicaja supondría que pasarían a tener un máximo de 281 millones de euros, una pérdida inasumible para la plataforma. La oferta de la entidad malagueña es que los bonistas del Banco Ceiss y accionistas tengan un máximo del 26% del capital del banco fusionado.

Así las cosas las plataformas de afectados están preparando más de 2.500 demandas al Banco Ceiss -que se presentarán a partir del 2 de septiembre- por la venta de estos títulos, la única vía con la que cuentan en este momento. Algunas sentencias ya dictadas, y que dan la razón a los demandantes, son la esperanza de los afectados para recuperar su dinero, enfangado en el complejo e inacabable proceso de fusión del Banco Ceiss con Unicaja.

Etiquetas
stats