La plantilla de la Hullera Vasco Leonesa se queda mañana de vacaciones a la espera del nuevo ERE

E.F.G / Ical

La Hullera Vasco Leonesa iniciará en breve otro capítulo de la situación de crisis que vive, con el comienzo del nuevo Expediente de Regulación de Empleo, que se aplicará en cuanto la autoridad laboral lo permita y cuya duración prevista es de seis meses.

Mientras llega esa autorización, unos 350 trabajadores de la plantilla se quedan mañana de vacaciones forzosas o de permiso retribuido, como paso previo al nuevo expediente, que se aplicará “por cuestiones económicas y productivas”. La compañía vivió su primer ERE en el año 2011 y tras la huelga del sector en 2012 se ha visto afectada por sucesivas regulaciones.

Todo, mientras los sindicatos siguen sin conocer el plan de viabilidad de la compañía, cuyas subcontratatas Cidsa y Peña del Castro anunciaron hace días la presentación de sendos expedientes de extinción, con la pérdida de un centenar de puestos de trabajo entre ambas. También se espera el mecanismo regulador de carbón mineral que debería poner en marcha el Gobierno central pero que sigue sin tenerse noticia.

El proceso concursal en el que está inmersa la Hullera Vasco Leonesa sigue su curso y no se espera que el futuro de la compañía quede clarificado hasta el próximo año. Un futuro que muchos temen que pase por renunciar a la explotación de interior y limitarse a la de exterior, en la que tendrían cabida menos empleados y para la que avanzan los trámites con la ampliación de la Corta Pastora, con cuya actividad se pretende extraer 6,3 millones de toneladas de carbón que, con una media anual de 700.000 toneladas, implicaría nueve años de actividad extractiva.

Etiquetas
stats