Piden 13 años de cárcel a una mujer que robaba a punta de cuchillo en los ascensores

Alba Mañanes

La Audiencia de León acoge el próximo 28 de noviembre un juicio contra María Soledad A.J., acusada de cuatro delitos de robo con intimidación con instrumento peligroso y otros tres delitos de robo con intimidación con instrumento peligroso en grado de tentativa.

Según las calificaciones provisionales de la Fiscalía, la acusada, que tiene antecedentes por hechos similares, el 31 de enero de enero de 2016 entró un edificio ubicado en Eras de Renueva, en León capital, aprovechando que entraba también María del Alba S.B., acompañada de su madre. La acusada sacó un cuchillo y se lo puso en el costado a su víctima y le exigió que le entregara todo el dinero. Ésta le entregó un billete de 50 euros.

Posteriormente, el 6 de febrero María Soledad entró en un kiosco situado en la calle Padre Isla de León donde pidió a la empleada unas gominolas. Posteriormente, sacó un cuchillo y le dijo “no grites, dame todo el dinero que tengas” y ante su negativa añadió “¿no me vas a dar nada? Pues ahora viene mi marido y ya verás” marchándose sin lograr robar.

El 19 de abril la acusada entró en un portal de Suero de Quiñones detrás de una nueva víctima y se subió con ella en el ascensor. Allí, sacó el cuchillo y le dijo “dame el dinero que tengo varios hijos y quiero darles de comer” consiguiendo en esta ocasión 45 euros.

Posteriormente, el 29 de abril y siguiendo el mismo 'modus operandi' entró en el ascensor con una nueva víctima tras acceder con ella a un portal ubicado en Gran Vía San Marcos y sacó una navaja de 10 centímetros para amenazarla. Se apoderó del bolso y las gafas de la mujer y sustrajo 200 euros y un móvil nokia. Le devolvió las gafas y el bolso.

Una situación similar ocurrió el 1 de mayo, en la calle Vázquez de Mella. En esta ocasión sustrajo 5 euros en efectivo y un anillo de oro y una pulsera que la mujer a la que robó llevaba puestos.

Así, el 6 de mayo volvió a hacer lo mismo, en este caso en un portal del paseo Salamanca, donde en el ascensor amenazó con un cuchillo de sierra a su nueva víctima que se negó a darle nada. La acusada huyó tras decirle “cabrona, hija de puta”, pero sin lograr robarle.

Por último, se le imputa también otro delito que ocurrió en Ordoño II, el 27 de mayo, cuando entró en el ascensor con su víctima y con un cuchillo de 21,1 centímetros de largo y con 11,5 de hoja amenazó a otra mujer que le entregó 150 euros. Minutos después fue detenida por la Policía Nacional que estaba realizando un seguimiento. El dinero fue recuperado.

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de cuatro delitos de robo con intimidación con uso de instrumento peligroso y pide cuatro años y seis meses de cárcel para cada uno de ellos. Además, otros tres delitos de robo con intimidación en grado de tentativa y pide dos años y diez meses para cada uno de ellos. En total, 26 años y medio de cárcel. No obstante, por la aplicación de la regla del art, 76.1 CP el máximo de cumplimiento efectivo será de 12 años y 18 meses.

La defensa niega los hechos y la participación de su patrocinada en ninguno de las actuaciones que se le imputan.

Etiquetas
stats