La pérdida de olfato anticipa un buen pronóstico en la evolución de la covid-19

La anosmia, como se llama la pérdida de olfato, parece ser síntoma de covid leve.

Agencia Dicyt

Los pacientes que pierden el olfato durante la covid-19 presentan mejor pronóstico de la enfermedad, según una investigación internacional liderada por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) en la que participan dos hospitales de Castilla y León, el Clínico Universitario de Valladolid y el Hospital Universitario de Burgos.

A través de un estudio multricéntrico de la mayor muestra que se ha dispuesto hasta ahora, 5.868 pacientes ingresados, los investigadores han confirmado en un documento publicado en la revista Infection sus sospechas: la anosmia puede actuar como factor de buen pronóstico de covid-19.

“Estos resultados tienen muchas implicaciones, desde la evaluación inicial de los pacientes hasta en la capacidad de entender la fisiopatología. Posiblemente, la invasión del epitelio nasal hace que se active una inmunidad adecuada evitando las tormentas de citoquinas”, explica Jesús Porta Etessam, Jefe de Sección de Neurología del Hospital Clínico San Carlos, profesor de la Facultad de Medicina de la UCM y primer autor del trabajo.

Además de identificar la anosmia como factor de buen pronóstico, los investigadores determinaron también que las disfunciones olfativas y gustativas eran más frecuentes en mujeres (12,41 por ciento frente a un 8,67 por ciento), en menores de 65 años y en pacientes con patologías de riñón, pulmón, corazón, neurológicas u oncológicas.

Los resultados obtenidos sobre uno de los síntomas más tempranos del coronavirus pueden servir de criterio a la hora de clasificar a los pacientes o tomar decisiones terapéuticas.

“Podríamos elaborar índices de riesgo de complicación lo que es interesante a la hora de observar, tratar o valorar el alta de los pacientes”, añade Porta-Etessam.

Un estudio de noviembre decía lo mismo

Un estudio preliminar del Servicio de Neurología de HM Hospitales, que lidera la doctora Marta Ochoa, concluye que un 90% de los pacientes afectados por COVID-19 con anosmia — pérdida total del sentido del olfato — recuperan esa función antes de 60 días, lo que a todas luces es un dato positivo para la recuperación de buena parte de estos pacientes.

Otra de las conclusiones del estudio de HM Hospitales señala que, “un 10% de los pacientes atendidos persisten sin recuperar el sentido del olfato seis meses después de la infección por SARS-CoV-2”, señala la Dra Guijarro. 10% de los pacientes afectados por COVID-19 con anosmia — pérdida total del sentido del olfato — la mantienen más allá de seis meses.

En concreto, estas conclusiones se producen tras el análisis de los tiempos de recuperación de la función olfativa por parte de los pacientes analizados. “El tiempo medio de debut de la anosmia fue de tres días y la duración media fue de 23,25 días, aunque en el 23% de los pacientes la anosmia duró entre 30-60 días y en el 10% esta sintomatología más de 60 días. El problema es que este 10% persisten con hiposmia (reducción parcial de la capacidad de percibir olores) seis meses después”, concluye la doctora Guijarrro.

Este estudio añade por lo tanto nueva información frente a otros estudios que reflejan una recuperación más precoz del sentido del olfato. “Aunque otros registros consideran que la anosmia mejora en menos de 30 días, nuestro registro muestra que, aunque todos mejoran, el 10%, persisten con hiposmia (o disosmia, alteración del olfato) tras 60 días”, puntualiza la Dra Guijarro.

___Referencia: Porta-Etessam, J. et al. 'COVID-19 anosmia and gustatory symptoms as a prognosis factor: a subanalysis of the HOPE COVID-19 (Health Outcome Predictive Evaluation for COVID-19) registry'. Revista 'Infection' 2021 Mar 1;1-8. DOI: 10.1007/s15010-021-01587-9.

DOI: 10.1007/s15010-021-01587-9

Etiquetas
stats