El mítico líder minero que cobró una pensión fraudulenta tras lesionarse con cajas de sidras en Rodiezmo

Fernández Villa, flanqueado por Rodríguez Zapatero y Guerra en una fiesta minera en la localidad leonesa de Rodiezmo. / Peio García /ICAL

ileon.com

Una polémica más atenaza estos días al mítico y otrora todopoderoso líder sindical minero de la SOMA UGT, José Ángel Fernández Villa, tras un reportaje publicado por la revista Interviú en el que se airean documentos en los que parece demostrarse que pudo cobrar durante dos décadas una pensión máxima de invalidez laboral por un supuesto accidente en la mina, cuando en realidad habría sido lesionado tras golpearle una caja de sidras durante la tradicional fiesta minera que se celebraba -hasta antes de su caída- todos los meses de septiembre en la localidad leonesa de Rodiezmo.

Interviú destapa hasta tres partes de accidente diferentes, y contradictorios, en la empresa minera pública Hunosa que, según fuentes de la publicación, eran falsos. Lo único cierto es que Fernández Villa sí percibió la pensión, de unos 2.500 euros mensuales, después de sufrir lo que en su momento se documentó como un accidente en la explotación minera. Los partes de un trabajador de Hunosa explican que siguió órdenes de sus superiores para modificar otros previos, para concluir en el último que su lesión fue porque “resbaló por una escalera y cayó, flexionando y rotando la columna, golpeándose contra la propia escalera” en el pozo minero.

“Me ordenan que invente...”

Sin embargo, en base a partes previos, en realidad sus lesiones ocurrieron tras el desplome de varias cajas de sidra durante la fiesta de Rodiezmo en el año 1993. Y eso se sabe porque, de su puño y letra, el redactor del informe acota: “Me ordenan que invente la descripción [del accidente], cosa que hago”. El texto añade: “Nunca hubo tal accidente, simplemente [Villa] se operó de una hernia discal por un problema que tuvo en la fiesta minera de Rodiezmo del año anterior en el que unas cajas de sidra se desprendieron de un camión y golpearon al líder sindical”.

No es, ni de lejos, la única polémica que persigue al conocido sindicalista, cuya influencia en el sector en Asturias e incluso en León llegó a ser muy elevada. También está siendo investigado en un presunto caso de corrupción después de que se acogiera a la llamada amnistía fiscal del ministro Montoro, que usó para aflorar 1,4 millones de euros. Un dinero que, según apuntan las investigaciones, desvió del sindicato minero y de la empresa Hunosa desde el año 1989.

Etiquetas
stats