La ministra de Transportes condena los piquetes violentos alentados por “una parte de la ultraderecha”

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, en Valladolid. // R.Valtero / ICAL.

Agencia ICAL

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, aseguró este viernes en Valladolid que el Gobierno, además de negociar con el Comité Nacional de Transporte por Carretera, que es el órgano que representa al sector en España, está garantizando la seguridad de los transportistas que quiere trabajar.

A su vez, reconoció que gracias al despliegue de más de 23.000 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, la situación ha mejorado, ya que se están reforzando las escoltas de convoyes que lo solicitan. Además, indicó que se está en permanente contacto con las asociaciones de transportistas para identificar los puntos donde pueden producirse incidentes.

La ministra, que este viernes participó en en la colocación de la primera piedra de la futura planta de Switch Mobility, recalcó que el Gobierno es muy consciente de la situación complicada que esta viviendo el transporte, al igual que muchos sectores de la economía nacional, por lo que en estos momentos se está analizando cuál es la mejor respuesta que el Gobierno puede dar para garantizar a los transportistas que puedan seguir ejerciendo su trabajo en unas condiciones complejas por la subida del precio de los carburantes.

Además, Raquel Sánchez agradeció la labor de los transportistas que continúan trabajando, “que son la inmensa mayoría” y que están garantizando el suministro de bienes y servicios, así como la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que están haciendo un trabajo “extraordinario” para garantizar que los productos puedan llegar a los supermercados.

La ministra reconoció que la situación es compleja, pero recalcó que desde el diálogo y con las medidas que adoptará el Gobierno, “todos juntos superaremos esta crisis”, a la vez que rechazó la violencia y las amenazas que se están produciendo estos días.

En este sentido, aseguró que el Ejecutivo entiende las reivindicaciones, pero advirtió de que las personas que ejerzan su derecho a la huelga no pueden “obstaculizar” a los que quieren seguir trabajando. Así, condenó las manifestaciones violentas que se han producido, y advirtió que hay “una parte de la ultraderecha que está alentando estas movilizaciones violentas”. De todas formas, aseguró que el Gobierno será contundente con los actos violentos, a la vez que hizo un llamamiento a la tranquilidad y a la responsabilidad.

Etiquetas
stats