10 meses de prisión a un infractor multireincidente por conducir sin carné y bajo los efectos del alcohol

Guardia Civil. Control de alcoholemia.

La Audiencia Provincial de León ha ratificado la condena impuesta a un hombre, con multitud de antecedentes por delitos contra la seguridad vial, por un juzgado leonés por conducir bajo los efectos del alcohol y sin carné, ya que éste le había sido retirado definitivamente por resolución judicial, y también por otro delito de negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia. Por todo ello deberá cumplir una pena de diez meses de prisión.

Según el relato de hechos que figura en la sentencia, el condenado conducía un vehículo a motor de su propiedad el 23 de julio de 2015 por la autovía A-231 a su paso por Sahagún, pese a tener conocimiento de la retirada de su carné. Además, circulaba bajo los efectos del alcohol hasta el punto de que al llegar al kilómetro 53 de la vía chocó contra la barrera de seguridad, cuya reparación ascendió a 2.100 euros.

Los agentes de la Guardia Civil se personaron en el lugar del siniestro y apreciaron en el conductor síntomas de la influencia de bebidas alcohólicas como “ojos brillantes y vidriosos, pupilas dilatadas, comportamiento agresivo, amenazador, locuaz, exaltado, arrogante, no cooperador, desafiante, habla pastosa, halitosis alcohólica notoria a distancia, falta de conexión lógica en sus expresiones o deambulación titubeante”.

El conductor, además, intentó por todos los medios abandonar el lugar del accidente y no se dejó explorar por los sanitarios y se negó a someterse a las pruebas de alcohol y drogas.

Condenado hasta en nueve ocasiones

La sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, considera como agravante la reincidencia ya que el procesado había sido condenado con anterioridad hasta en siete ocasiones por delitos contra la seguridad vial y en otras dos ocasiones por quebrantamiento de condena. Sin embargo, también recoge como eximente incompleta del delito de negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia la embriaguez que en ese momento presentaba el procesado.

Además de la pena de prisión, la sentencia le prohíbe conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo de cuatro años y le impone una multa de 2.100 euros por los daños ocasionados a la valla de la autovía en la que se produjo el accidente.

Etiquetas
stats