La menor declara sexo y grabación no consentidos y los tres jugadores de fútbol de la Arandina lo niegan

Ricardo Ordóñez / Ical. LLegada de los tres detenidos por el caso de abuso sexual en Aranda de Duero para declarar en el juzgado de Aranda de Duero.

ileon.com / ICAL

El auto del Juzgado de Instrucción número 1 de Aranda de Duero (Burgos) recoge versiones absolutamente contradictorias de lo ocurrido entre la menor de edad que denunció a tres jóvenes jugadores del equipo de la Arandina Club de Fútbol por abuso sexual, dos de ellos naturales de la provincia de León, y los hechos que relatan los tres implicados.

Contradicciones que pasan por el hecho de que la joven ante la magistrada ratificó su denuncia de manera coherente y sin caer en contradiciones, asegurando que fue desnudada sin su consentimiento y que fue grabada en vídeo, mientras los exfutbolistas negaron cualquier tipo de abuso, así como el hecho de haber realizado grabación alguna y ni siquiera fotografías, negando la mayor. Fue tras estos testimonios cuando la magistrada tomó la decisión el pasado miércoles de decretar prisión provisional y sin fianza para los tres implicados.

El auto judicial, que entre otros recoge el Diario de Burgos, incluye un relato de los hechos en el que se constata que la familia de la niña interpuso la denuncia pasados 18 días desde que sucediesen los presuntos hechos, que ocurrieron el 24 de noviembre, cuando la menor de 15 años se encontró con uno de los acusados en la terraza del bar colindante a su domicilio en la calle San Francisco de la capital ribereña y le invitó a subir con él al piso. Más tarde llegaron los otros dos exfutbolistas, apagaron las luces y empezaron a suceder los hechos denunciados, según la denuncia de la joven.

Mientras, según la defensa de los deportistas, la denuncia no se formalizó hasta el 11 de diciembre, día en el que la menor se sometió al análisis forense, cuyo informe se adjuntó a la denuncia presentada en las dependencias policiales arandinas. La defensa conjunta que mantienen los acusados prevé presentar un recurso contra la decisión de su ingreso en la cárcel, para lo que tiene un plazo de cinco días desde la emisión del auto que decretaba prisión provisional.

Los exjugadores -fueron expulsados de la disciplina del equipo el propio miércoles- son dos leoneses, el portero berciano Víctor Rodríguez Ramos, de 19 años de edad, y dos delanteros, Carlos Cudrado Santos (de Astorga), de 24 años, y Raúl Calvo Hernández.

Etiquetas
stats