Mariposas estudia un plan de viabilidad para evitar el cierre sus tiendas en León

mariposas, cierre, perfumerias

j manuel lópez

La aparición de carteles en las tiendas de la cadena de perfumería Mariposas, seis centros en la capital leonesa, que anuncian liquidación total de todo el material en estock, ha hecho saltar las alarmas sobre el futuro de la compañía, aunque tal y como ha explicado a iLeon.com Jesús Chamorro, gerente de la firma asturiana Unimos, que adquiridó la compañía leonesa hace dos años, esta campaña pretende dar salida al mercado a mucha mercancía almacenada procedente de las tiendas que la firma que ha cerrado en los ultimos años en León, aunque no esconde que la situación es muy complicada.

En la atualidad siguen abiertas seis tiendas de la cadena en la capital leonesa, justo la mitad de las que existieron hace años cuando Mariposas se encontraba en su mejor momento. La compañía asturiana Unimos compuesta por dos socios, Manuel Orejas y Unión Farmaceútica Gipuzcoana, ambos con una trayectoría de muchos años en el sector a sus espaldas, adquirieron la empresa leonesa hace dos años, “en el peor momento de la crisis”, tal y como ha reconocido Jesús Chamorro.

El cierre programado de varias de las tiendas ha obedecido a un intento de adecuar las viejas estructuras que sustentaban la actividad de la empresa a las nuevas necesidades de los mercados y esta circunstancia es la ha acarreado un alto estocaje de material procedente de las tiendas que han ido echando el cierre. Además han sido dos años muy duros con pérdidas permanentes y de ahí que la dirección haya decidido buscar soluciones.

El primer paso para poder sopesar cuál es la salida más adecuada a la difícil situación que atraviesa la compañía ha sido sacar al mercado y a precios muy competitivos todo ese material que reposaba apilado en una nave. Y de ahí la campaña de liquidación total que busca dar un respiro a las cuentas, a la vez que establece un inventario detallado del material con el que se trabaja.

La dirección de Unimos reconoce que dadas las circunstancias actuales de los mercados y la competencia en este campo, sobre todo en las grandes superficies, y la obsoleta concepción comercial con la que se encontraron al hacerse con el total de la compañía, éstos han sido dos años muy complicados y de pérididas y “debemos tomar medidas”.

La principal preocupación de UNIMA, y en ello ha insistido el gerente de la empresa asturiana en varias ocasiones, no es otro que buscar una salida para las trece personas ligadas a Mariposas “porque siempre en esta situación hay una persona y una familia y queremos buscar la solución más adecuada”.

De hecho la dirección de la empresa asturiana no descarta nada y ha asegurado que estudia un plan de viablidad que permita alumbrar un futuro medianamente positivo para la trece pesonas que trabajan en León. Si UNIMA encuentra un comprador es muy posible que se cerraría la venta de manera sencilla, aunque en ningún momento su gerente, por razones obvias, ha querido adelantar en qué planes están trabajando para solventar la situación y decidir en futuro de las seis tiendas de la capital leonesa y la plantilla que trabaja en ellas.

Además del cierre de varias tiendas, la compañía asturiana ha modernizado buena parte de las instalaciones en las que trabajan como ha sucedido en la tienda de San Mamés y en la de Villa de Benanvente aunque el cambio no ha permitido, hasta la fecha, quebrar la línea descendente de ventas que ha sufrido la compañía de perfumerías en los dós últimos años.

La dirección no ha aclarado hacia dónde encaminará la solución y son varios las posibilidades que se barajan entre las que incluso no se descarta, ha insitido el gerente, una venta si surge un comprador. Tampoco se ha puesto una fecha o un tope para poner sobre la mesa un plan de viabilidad pero siempre, como ha vuelto a insistir el gerente de la firma, “con las miras puestas en las personas, y sus familias, que trabajan en Mariposas en algunos casos desde hace muchos años”.

Etiquetas
stats