León cree que el núcleo duro de Carrasco ha engañado a Orejas con la basura y espera marcha atrás

En la fotografía realizada por la Asamblea Ciudadana de Astorga se pueden observar hasta tres camiones esperando para depositar las balas de basura en el vaso del CTR.

El equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de León, aún no repuesto del asombro y la nocturnidad con el que recibió el varapalo de que sus compañeros de la Diputación le “endosen” a la capital el asumir el consorcio provincial de residuos Gersul, respira al menos un poco más tranquilo. Porque como han asegurado fuentes del PP del Consistorio, el presidente de la Diputación, Emilio Orejas, se considera engañado por sus propios diputados populares y buscará la manera de dar marcha atrás -si puede- a la polémica decisión de que toda la basura de la provincia se adscriba al Ayuntamiento leonés.

El PP capitalino atribuye la sorprendente decisión a “una traición” y “un engaño” del núcleo más duro del carrasquismo en el Palacio de los Guzmanes, traición que sería no sólo al Ayuntamiento leonés sino al propio presidente Orejas y al menos el diputado José Antonio Velasco, presidente de Gersul, que ya ayer se mostraba indignado por la decisión aprobada en el último Pleno de la Diputación del miércoles, al que no acudió por su disconformidad con el giro radical que imponía ese núcleo duro, según reconoció ayer a iLeon.com.

De este modo, por boca del concejal de Medio Ambiente Julio Cayón, el Consistorio leonés da por bueno el compromiso verbal de Orejas al alcalde Emilio Gutiérrez de que la situación “se reconducirá” y “no se castigará a los vecinos de León”, dando la Diputación marcha atrás en la decisión, aunque también advierte que los servicios jurídicos municipales están estudiando la situación “y nos dirán lo que tenemos que hacer” en caso de que la Diputación no recule en un plazo prudencial.

Cayón fue quien supo de primera mano el giro radical del Pleno provincial, que contradecía lo aprobado en octubre en el seno de la asamblea general de Gersul, en el sentido de que seguiría siendo la Diputación la que, como desde su creación, gestionaría a todos los efectos el polémico consorcio provincial de basuras.

Un “grave perjuicio a los leoneses que no vamos a permitir”

Pero la nueva decisión fue “claramente a escondidas” y aunque el concejal defiende que no supondría al Ayuntamiento asumir la gestión de la entidad como tal, sí que les provocaría el grave perjuicio de incluir las cuentas de Gersul en su presupuesto municipal, aprobado esta misma semana. Incluido su elevado endeudamiento. “Es algo que perjudicaría gravemente a los ciudadanos de esta ciudad y eso no lo vamos a permitir”, advirtió, asegurando que ese ha sido el argumento del propio alcalde, Emilio Gutiérrez.

iLeon.com ha intentado sin éxito por segundo día conocer de primera mano la postura y los argumentos del propio presidente de la Diputación, Emilio Orejas, así como tampoco ha podido hablar con el portavoz del PP en la institución provincial, Jaime González, a quien muchas voces atribuyen en gran medida el origen del grave enfrentamiento institucional creado a cuenta de la basura.

Etiquetas
stats