Lanzan un bote de humo a la sede de la Federación de Caza en Valladolid al grito de “asesinos”

Ical

Una persona con la cara cubierta entró este jueves en la sede de la Federación de Caza de Castilla y León y lanzó un bote de humo a la vez que profería gritos de “asesinos” a los que trabajaban en su interior. Posteriormente huyó. El presidente de esta asociación, Santiago Iturmendi, informó en declaraciones a Ical que este acto se desarrolló después de que a lo largo de la noche unos individuos mancharan con pintadas la fachada de la sede, situada en la avenida de Gijón de Valladolid.

“Lo hemos denunciado para que quede constancia de la actuación de estas personas marginales, pero no porque tengamos ninguna pretensión. Si les identifican y les hicieran pagar lo que han manchado sería una buena medida para que se lo piensan para otras veces, pero no deja de ser una mera anécdota de gente que quiera imponer sus criterios”, comentó Iturmendi, quien sí señaló que estaba firmada por un partido animalista.

A su juicio, con estos actos se demuestra que los autores “están bien enmarcados en un partido que lleva por nombre animalista, porque actúan como seres irracionales, con una falta elemental de convivencia ciudadana y expresándose de forma incívica”. “Nosotros respetamos la decisión de todo el mundo y cuando queremos expresar la nuestra utilizamos las que la sociedad pone a nuestra disposición”, explicó.

Iturmendi recordó que hasta ahora nunca se habían producido hechos de este tipo contra el colectivo de cazadores. Lo único, de forma “legal y muy respetuosa”, fue la celebración de una manifestación hace dos años por parte de un grupo de conservacionistas en esta misma sede, en la que “no hubo insultos y solo reivindicaron su oposición a la actividad cinegética”.

Etiquetas
stats